Economía

A medio camino entre lo colombiano y lo turco: la tienda de Juan Valdez que sirve tinto con simit en Estambul

Varios de los clientes de la nueva sede de la marca en Türkiye hablaron con la Agencia Anadolu sobre sus experiencias con esta marca de café colombiano.

Aicha Isabel Sandoval Alaguna   | 21.07.2022
A medio camino entre lo colombiano y lo turco: la tienda de Juan Valdez que sirve tinto con simit en Estambul Imágenes de la atención en la primera tienda en Türkiye de la marca colombiana de café Juan Valdez, cerca de la icónica Avenida Istiklal en Estambul (Agencia Anadolu)

Turquía

A solo 15 minutos caminando desde la icónica Avenida de Istiklal, en Estambul, la primera tienda en Türkiye de la marca colombiana de café Juan Valdez, que abrió en marzo de 2022, se destaca por su estilo acogedor y luminoso, y por su mezcla entre lo turco y lo colombiano.

Entre las 12:00 y las 2:00 p.m., tiempo de almuerzo para muchos de los trabajadores de las oficinas circundantes, es uno de los cafés más concurridos del sector. Decenas de turcos, asiáticos, latinos y europeos coinciden en el lugar por un gusto en común: el café de grano colombiano.

Fatma Diltemiz, estudiante de Gestión Turística de la Universidad de Estambul, es una clienta frecuente de la tienda. Conoció la marca en 2016, cuando viajó a Colombia, donde los residentes la apodaron “Fatmagül” debido a que justo en ese momento estaba de moda la telenovela turca homónima.

Fiel a su idea de que “si cuando no nos gusta algo lo expresamos, cuando nos gusta algo también debemos hacerlo”, ‘Fatmagül’, quien aún utiliza con orgullo su sobrenombre, decide acercarse al mostrador para expresarles a los baristas su satisfacción por el café y el servicio, y para pedirles encarecidamente que abran una sede en el campus de su universidad.

Puede que su petición sea tenida en cuenta, ya que la marca Juan Valdez tiene planeado abrir cinco sedes en el país este año y 55 más a futuro, además de hacer presencia en restaurantes y hoteles, e incursionar en el comercio electrónico local.

Ver también: Juan Valdez, de cerrar varias tiendas durante la pandemia a ofrecer café colombiano en una esquina de Estambul

Así mismo, teniendo en cuenta la capacidad de influencia de Türkiye en Oriente Medio, Europa y Asia, este podría convertirse en el punto de partida para iniciar una expansión por toda la región. 

De acuerdo con los datos de la Asociación de Cultura e Investigación del Café Turco, en Türkiye, que es conocida como una “nación del té”, el consumo promedio anual de café es de 1 kilogramo por persona.

“Juan Valdez es una marca de café cuyo sabor me gusta mucho; su calidad es notoria. Los trabajadores son muy amables, son muy rápidos y el lugar es muy limpio. Además, cuentan con alternativas de leches vegetales”, señala Fatmagül a la Agencia Anadolu, al destacar lo que considera son las principales diferencias de la tienda frente a su principal competidor, el gigante estadounidense de las bebidas calientes Starbucks.

Ella cuenta que durante su viaje de tres semanas por Colombia tuvo la oportunidad de visitar los cultivos del llamado eje cafetero, donde se produce gran parte del café del país, y participar en el proceso de obtención del grano, quizá el producto más importante del país. 

Entre risas narra que cuando escuchó sobre la marca Juan Valdez por primera vez en Colombia ella aún pronunciaba la jota al estilo turco -como una jota francesa-. Luego se acostumbró a su pronunciación correcta y ahora corrige a los otros turcos amigos que también visitan la tienda. 

“Cuando vi que abriría una sede en Türkiye me sorprendí y me alegré mucho”, asegura.


Ver también: Con el café no solo se contribuye al desarrollo de Colombia, también ahora se empodera a la mujer campesina

La aficionada del café destaca que la calidez es común entre colombianos y turcos, por lo que el lugar es un punto de encuentro entre familias y amigos que quieren compartir un rato agradable.

El tinto (o americano), los expresos, los cafés con leche, las bebidas con arequipe y demás productos calientes que se sirven en la tienda se suelen acompañar con preparaciones colombianas, como la arepa con queso, pero también con productos turcos, como el simit -un pan circular recubierto de semillas de sésamo- y la pogaca -una clase de pan blando y generalmente relleno-; o con internacionales, como el croissant y el muffin.

Selbi Kardayva, oriunda de Turkmenistán, y Nergiz Atakisiyeva, de Azerbaiyán, se encuentran en la tienda por primera vez por recomendación de Fatmagül, su amiga de carrera. Aseguran que les sorprende la calidad del café colombiano y la rapidez con que fueron atendidas. 

Al exterior de la tienda y con la canción 'Chica Latina', de Salvatore Giuseppe Sichi, de fondo, un grupo considerablemente grande de latinoamericanas disfruta de un buen café y una amena conversación. 

“Me gusta mucho el lugar, la gente es amable, no vengo solo porque esté cerca, porque en realidad podría ir a los muchos cafés que hay en la zona. Venimos casi cada día porque hay sol y podemos disfrutar del lugar, además de que hay muchas opciones para probar”, afirma Amanda, una brasileña que trabaja en una compañía de turismo cercana y quien prefirió no compartir su apellido.

Montana, su compatriota, indica que usualmente invierten parte de su tiempo de almuerzo en el café porque tiene “un ambiente agradable; te puedes sentar afuera y charlar”.

“Ya nos conocen, así que saben qué pediremos. Generalmente nos atienden en turco y a veces en inglés”, interviene Amanda.

Ambas concuerdan en que el café colombiano es más parecido al de Brasil, ya que el café turco “es muy fuerte” y no sabe bien al paladar.

El interior de la tienda se encuentra dominado por estudiantes y aquellos con trabajos a distancia, quienes hacen uso de la iluminada área de ‘Coffice’.

Ángela, una estudiante de intercambio de España, que vive en la zona y solo se identificó con su nombre, asegura que acude a Juan Valdez cada día para estudiar. 

“Está muy bien, estamos muy a gusto y tiene buenos precios. No soy experta en café pero a mí me gusta mucho”, detalla.

Ángela indica que la tienda la hace sentir en casa porque acuden muchos hispanohablantes. A veces los atienden con algunas palabras en castellano y los cafés son internacionales.

El barista y director de operaciones de la tienda, y de las que se abrirían pronto en Türkiye, Tamer Koceli, asegura que también ha viajado a Colombia, pero por trabajo.

“Visitamos el centro de Juan Valdez en Bogotá y ahora tratamos de transmitir lo que aprendimos allí a nuestros compañeros”, señala.

Koceli afirma que una de las cosas más interesantes que ha visto durante su labor es la llegada a Türkiye de un trabajador del departamento de logística de la marca en Colombia por vacaciones. El hombre y su esposa acudieron a la tienda cuatro de los siete días que permanecieron en el país. 

“Fue muy interesante que hay muchas tiendas de Juan Valdez en Colombia, él mismo trabaja en la marca, pero decidió pasar unas cuantas horas de cuatro días de sus vacaciones en nuestra tienda tomando café con su familia y charlando con nosotros”, narra.

El barista asegura que vienen muchos colombianos y extranjeros residentes en Türkiye, así como turcos que ya han oído hablar de Juan Valdez.

“Lo que hacemos es recomendarle al cliente el producto que se adapte mejor a sus necesidades, o incluso ayudarle a los extranjeros a que conozcan parte de la dieta turca”, asegura Koceli. 

“Además, me sorprende mucho ver que muchos turcos ya han escuchado sobre la marca, algunos han viajado a Sudamérica y otros simplemente la conocen. Normalmente les pedían a sus amigos que van a Colombia que les trajeran café Juan Valdez o trataban de comprarlo de alguna manera por internet”, agrega el barista.

Koceli señala que generalmente atienden a los clientes en inglés o turco, pero pronto llegará una barista colombiana para suplir la necesidad de los latinos y españoles monolingües.

La tienda abre entre las 7:30 y 8:30 a.m y cierra entre las 11:00 y 12:00 a.m., a medianoche, pero según el barista las horas más concurridas son durante el almuerzo y la salida de la jornada laboral, dado que el establecimiento se encuentra en una zona considerada como un centro de negocios.

“Recibimos aproximadamente 400-450 clientes al día, hay personas que vienen todos los días para trabajar o estudiar en su laptop, contamos con conexión a internet gratuita, por supuesto”, dice.

Por su parte, Ferda Kaya, directora de mercadeo de Honest Holding, compañía que ayudó a llevar la marca Juan Valdez a Türkiye, expresa que uno de los comentarios que más reciben de los clientes es que la tienda cuenta con un ambiente acogedor y relajante, lo que ciertamente puede llegar a contrastar con el concepto oscuro y en favor de la anonimidad que deciden adoptar muchos de los cafés en una de las principales ciudades turcas.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.