Política, Análisis

Las promesas de Netanyahu para ganar elecciones violan los derechos de los palestinos

Más de seis millones de votantes acudirán a las urnas por segunda vez este año en Israel para elegir a un nuevo primer ministro.

Mustafa Deveci   | 06.09.2019
Las promesas de Netanyahu para ganar elecciones violan los derechos de los palestinos El primer ministro israelí, Benjamí Netanyahu. (Mustafa Deveci - Agencia Anadolu)

JERUSALÉN

Por: Mustafa Deveci

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha hecho numerosas promesas que desconocen los derechos de los palestinos con el fin de ganar las elecciones del 17 de septiembre, las cuales son cruciales para su carrera política.

Israel tiene planeado celebrar elecciones anticipadas el 17 de septiembre. Las nuevas elecciones fueron necesarias después de que Netanyahu no pudiera lograr una alianza para formar un gobierno, ya que no logró convencer al exministro de Defensa, Avigdor Lieberman, quien encabeza el partido nacionalista de derecha Yisrael Beiteinu, de unirse a su coalición.

Más de 6 millones de votantes acudirán a las urnas por segunda vez este año en Israel para elegir a un nuevo primer ministro.

Inmediatamente después de las elecciones, a principios de octubre, Netanyahu será citado a indagatoria por los cargos de corrupción, soborno y abuso de poder en tres expedientes diferentes dirigidos por el fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit.

En ese sentido, para Netanyahu, cuyo mandato ha sido el de más larga duración en Israel, es clave obtener un fuerte apoyo en las urnas, y está decidido a ganar de cualquier manera los votos de derecha.

Este sector del electorado determinará el destino de las elecciones del país, por lo que Netanyahu ignora los derechos palestinos y viola las reglas electorales de Israel.

Una de las promesas en la campaña electoral de Netanyahu que más llama la atención es la "anexión" a Israel de los asentamientos judíos ilegales que se encuentran en la Cisjordania ocupada.

Netanyahu asistió este domingo a una ceremonia de apertura del año escolar celebrada en una escuela en el asentamiento judío ilegal de Elkana, en el noroeste de Cisjordania, donde reiteró su promesa de "anexar" unos 250 asentamientos judíos ilegales en la región.

El primer ministro israelí visitó este miércoles la ciudad cisjordana de Al Khalil para conmemorar el 90 aniversario de los acontecimientos de 1929, durante los cuales unos 60 judíos fueron asesinados.

Los eventos tuvieron lugar durante lo que luego se conoció como la revolución 'Buraq', que estalló como una protesta de Palestina contra la judaización, por parte de Gran Bretaña, y contra el movimiento sionista, que promovió la inmigración judía a Palestina con el objetivo de establecer un Estado judío allí.

Llamó la atención que en su discurso para la ocasión, Netanyahu envió el mensaje de que Al Khalil nunca estará sin judíos y que se quedarán allí para siempre.

Según analistas, las visitas de Netanyahu a Al-Khalil y al asentamiento judío ilegal Elkana, así como los mensajes que dio durante estas, tienen como objetivo ganar los votos del electorado de derecha.

Antes de las elecciones anticipadas de abril, Netanyahu prometió "anexar a Israel" los asentamientos ilegales donde viven más de 400.000 colonos judíos.

El embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, apoyó al primer ministro israelí al decir: "En las circunstancias actuales, creo que Israel tiene el derecho acaparar parte, si no toda Cisjordania".

Vale la pena señalar que desde hace mucho tiempo los políticos israelíes, incluido Netanyahu, no han querido trabajar por una solución de dos Estados al problema palestino-israelí.

Las promesas de las campañas electorales de de Netanyahu y su rival más cercano, el líder de la alianza centrista Azul y Blanca, Benny Gantz, revelan que los políticos israelíes han dejado de lado la posibilidad de una solución de dos Estados.

Tanto Netanyahu como Gantz dicen que "toda Jerusalén es la capital de Israel" y que será así "para siempre", al tiempo que prometen no evacuar los asentamientos judíos ilegales en Cisjordania.

La Autoridad Palestina sostiene que la solución de dos Estados es solo posible a través de un Estado palestino independiente con las fronteras de 1967, cuya capital es Jerusalén Este.

De acuerdo con un informe publicado en marzo por la Oficina Central de Estadística de Israel, en 2018 las actividades de construcción de asentamientos y la expansión de los mismos en Cisjordania por parte de Israel aumentó un 21%, en comparación con el año 2017.

Según otro informe publicado a principios de enero, la población de colonos judíos en Cisjordania superó los 448.000, ya que aumentó un 3% en 2018, en comparación con el año anterior.

La administración de Netanyahu está acelerando la expansión de los asentamientos judíos ilegales en Cisjordania y continúa demoliendo los hogares palestinos utilizando diversas excusas.

Según fuentes palestinas, solo el año pasado las autoridades israelíes destruyeron más de 500 hogares y negocios palestinos en las ocupadas Jerusalén Este y Cisjordania.

Por otro lado, se han vuelto comunes las incursiones de fanáticos judíos acompañados por la Policía israelí a la Mezquita Al Aqsa, a la cual se refirió el mes pasado el ministro de Seguridad Pública israelí, Gilad Erdan, luego del ataque a los palestinos por parte de la Policía Israelí en el patio de la mezquita: "Necesitamos trabajar para cambiar (el status quo) para que en el futuro los judíos, con la ayuda de Dios, puedan rezar en el Monte del Templo"

La Autoridad Palestina condenó las declaraciones de Erdan y advirtió a Israel sobre las consecuencias de cambiar la condición histórica de Al Aqsa: "Condenamos estas declaraciones destinadas a aumentar la tensión y suscitar la indignación del pueblo palestino, las naciones árabes e islámicas".

El statu quo de Harem-i Sharif permite que solo los musulmanes rindan culto en la Mezquita Al Aqsa administrada por la Fundación Islámica de Jerusalén.

Tensión en la región aumenta en cada periodo antes de las elecciones en Israel

Los ataques masivos israelíes de 2008, 2012 y 2014 a la bloqueada Franja de Gaza se vivieron meses, incluso semanas antes, de las elecciones generales del país.

A medida que se acercan las elecciones de septiembre, el aumento de los ataques de Israel contra Irán y sus grupos cercanos no pasan desapercibidos.

El Ejército israelí, que durante mucho tiempo ha atacado objetivos iraníes en Siria, ha dado un paso más allá al atacar Irak, lo que ha aumentado gradualmente la tensión en la región.

En el suburbio sur de Beirut, conocido como el bastión de Hezbolá, la tensión alcanzó su punto culminante con la caída de dos aeronaves no tripuladas israelíes en la noche del 25 de agosto.

Después de este hecho, Hezbolá lanzó disparos antitanque desde el Líbano a Israel el 1 de septiembre, mientras que el Ejército israelí a su vez atacó algunos objetivos en la frontera libanesa por tierra y aire.

La ausencia de bajas en ambos lados evitó que la tensión se convirtiera en un gran conflicto.

Netanyahu, quien ocupa el cargo de primer ministro y de ministerio de Defensa, es acusado por la oposición de utilizar la "política de incertidumbre" de Israel para las elecciones.

Aunque se ha dicho que Israel ha estado detrás de muchos ataques contra objetivos iraníes en Siria por largo tiempo, la administración de Tel Aviv prefirió guardar silencio ante estas acusaciones.

Recientemente, sin embargo, la administración israelí ha comenzado a emprender ataques contra objetivos iraníes en Siria.

Además, se ha dicho que Israel ha estado detrás de los recientes ataques a las bases de Hashdi Shabi en Irak, conocido por su proximidad a Irán.

"Irán no es intocable en ninguna parte", dijo Netanyahu en respuesta a las acusaciones de que Israel había atacado la base de Hashdi Shabi en Irak en julio, y agregó que el Ejército israelí estaba detrás del ataque.

El diputado Yair Lapid, una figura destacada del principal partido de oposición, la alianza Azul y Blanca, acusó a Netanyahu de las tensiones entre Hezbolá e Israel, al argumentar que los acontecimientos en la frontera libanesa fueron causados por la interrupción de la tradición del primer ministro de la "política de la incertidumbre" de Israel.

Lapid, en un mensaje en su cuenta de Twitter, dijo: "Solo hay una razón por la que los niños están en los refugios del norte de Israel: porque Netanyahu violó la política de la incertidumbre debido a las elecciones. Cada vez que el primer ministro hace juegos políticos a expensas de la seguridad, este es el resultado".

*Traducido por Aicha S. Alaguna

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.