Política

Siria: ya son más de 285 mil los civiles que logran regresar a sus casas en Idlib tras el alto al fuego

El director de la Agencia de Coordinación de Respuesta Siria, Muhammad Hallaj, dijo que los que regresan también necesitan la ayuda de organizaciones no gubernamentales y corren el riesgo de entrar en contacto con bombas sin explotar.

Eşref Musa,Mehmet Burak Karacaoğlu,Ahmad Wais,Adham Kako   | 01.06.2020
Siria: ya son más de 285 mil los civiles que logran regresar a sus casas en Idlib tras el alto al fuego Varias personas regresan a sus hogares después del acuerdo de cese el fuego para Idlib, Siria, el 17 de abril de 2020. ( Muhammed Abdullah - Agencia Anadolu )

İdlib, Siria

Desde la entrada en vigor el 6 de marzo del acuerdo de alto al fuego en Idlib, al noroeste de Siria, más de 285.400 civiles que habían sido desplazados de la zona por los intensos ataques del régimen de Bashar al Assad han regresado a sus hogares, informó este lunes el director de la Agencia de Coordinación de Respuesta Siria, Muhammad Hallaj.

Hallaj, quien trabaja con los datos de migración de la región, dijo que después del alto al fuego y el cese de las operaciones ofensivas por parte de las fuerzas y los partidarios del régimen sirio, la población de desplazados forzados continúa regresando a sus hogares.

El activista señaló que desde marzo, aproximadamente 57.100 familias compuestas por 285.403 civiles regresaron a sus asentamientos en las áreas rurales de la provincia de Alepo y las zonas rurales y urbanas de la provincia de Idlib.

Hallaj señaló que aquellos que regresan a sus hogares aún necesitan la ayuda de organizaciones no gubernamentales y corren el riesgo de entrar en contacto con residuos de bombas sin explotar.

Ver también: La UE extiende sanciones contra el régimen sirio

A pesar de estos riesgos, el tener que refugiarse en campamentos llenos de gente, tiendas de campaña improvisadas o terrenos vacios motiva a los civiles a regresar a sus hogares aprovechando el entorno relativamente seguro que brinda el alto al fuego.

Por otra parte, miles de desplazados no quieren regresar a las regiones controladas ahora por Al Assad y sus aliados y por tal motivo han decidido continuar viviendo en los campamentos de refugiados cerca de la frontera con Turquía, a pesar de las difíciles condiciones.

Se espera que, de continuar el alto al fuego, más civiles regresen a sus hogares.

La perdida de vidas civiles continúa en el país

Por otro lado, este lunes la Red de Derechos Humanos de Siria publicó un informe que revela que un total de 125 civiles, incluidos 26 niños y seis mujeres, murieron en el país el mes pasado, mayoritariamente como resultado de explosiones.

Mientras que las fuerzas del régimen sirio mataron a 10 civiles, entre ellos dos mujeres, Rusia mató a un civil.

En las zonas bajo la invasión de la organización terrorista YPG/PKK, siete civiles, entre ellos dos niños, fueron asesinados.

Los grupos armados contra el régimen provocaron la muerte de tres civiles y los grupos militares de oposición la de siete civiles.

Un total de 97 civiles, incluidos 22 niños y tres mujeres, murieron en explosiones de partes no identificadas.

Además, según el informe, siete civiles murieron torturados por el régimen y un civil por YPG/PKK.

En su campaña terrorista de más de 30 años contra Turquía, el PKK, catalogado como organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, ha sido responsable de la muerte de 40.000 personas, incluidas mujeres, niños y bebés. YPG es su rama en Siria.

La situación en Idlib

Siria ha estado bajo una sangrienta guerra civil desde principios de 2011, cuando el régimen Bashar al Assad tomó fuertes medidas contra las protestas en favor de la democracia con una ferocidad inesperada.

Cientos de miles de personas han sido asesinadas y más de 10 millones más desplazadas, según funcionarios de la ONU.

Turquía, Rusia e Irán participaron en la reunión de Astana en 2017, en la que se designaron cuatro zonas de desescalamiento: la provincia de Idlib y algunas regiones de sus provincias vecinas (Latakia, Hama y Alepo), el norte de la provincia de Homs, Guta Oriental y las regiones del sur del país, como Daraa y Quneitra. Sin embargo, el régimen y los terroristas respaldados por Irán capturaron tres de las cuatro regiones donde se decidió mantener el alto al fuego con el apoyo aéreo de Rusia y luego se concentraron en Idlib.

Debido a la aceleración en la concentración de elementos militares del régimen, en septiembre de 2018 Turquía y Rusia firmaron un acuerdo adicional en Sochi para fortalecer el alto al fuego. Las fuerzas del régimen tomaron un breve descanso y luego organizaron una operación terrestre en mayo de 2019 para apoderarse por completo de la región.

Ver también: China y Rusia muestran recelo ante la propuesta de abrir paso fronterizo entre Turquía y Siria

En este contexto, el régimen y sus partidarios capturaron muchos distritos importantes y el sur y sureste de Idlib, así como en la zona rural del norte y oriente de Hama y muchos asentamientos en la zona rural del sur y occidente de Alepo. Desde el acuerdo de Sochi, más de 1.800 civiles han muerto en los ataques del régimen y sus partidarios a Idlib. Desde enero de 2019, aproximadamente 2 millones de civiles han sido desplazados.

Turquía y Rusia acordaron un alto el fuego el 12 de enero de 2020, pero régimen de Assad y sus aliados violaron el alto al fuego y continuaron sus ataques hacia Idlib.

El 5 de marzo, Turquía y Rusia acordaron un alto al fuego que entró en vigor el 6 de marzo para detener la lucha en la zona.

A pesar de los continuos esfuerzos diplomáticos, el régimen sirio, respaldado por Rusia, continúa las operaciones militares contra la oposición en el área.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.



El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.