Turquía, Política

Expresión mal traducida de un líder político de origen turco causa tensión en Bulgaria

El presidente de Bulgaria, Rumen Radev, criticó al presidente del partido Movimiento Turco Búlgaro por los Derechos y las Libertades, Mustafa Karadayi, a raíz de la mala traducción de sus comentarios sobre la patria.

Ihvan Radoykov   | 10.06.2021
Expresión mal traducida de un líder político de origen turco causa tensión en Bulgaria Bandera de Bulgaria. (Dursun Aydemir - Agencia Anadolu)

SOFIA

Una mala traducción de los comentarios del presidente del partido Movimiento Turco Búlgaro por los Derechos y las Libertades (MRF), Mustafa Karadayi, por parte de un medio de comunicación búlgaro provocó tensiones políticas.

La semana pasada, Karadayi dijo que "Turquía es nuestra madre patria" durante su reunión con el presidente del Parlamento turco, Mustafa Sentop. Sin embargo, sus palabras fueron traducidas al búlgaro como "Turquía es nuestra patria".

Como resultado, Karadayi fue criticado por el presidente búlgaro, Rumen Radev, en vísperas de las próximas elecciones parlamentarias.

BTV, uno de los canales de televisión privados más grandes del país, utilizó una traducción incorrecta en sus informativos cuando interpretó que Karadayi se refirió a Turquía como a su patria, lo cual no fue el caso.

Durante su reunión con Sentop, Karadayi dijo: "Esas tierras son nuestras tierras. No somos inmigrantes allí”, en referencia a Bulgaria. “Turquía es nuestra madre patria. Nos quedamos allí (Bulgaria) después de (la caída del) Imperio Otomano. Nuestra lucha es por proteger nuestra identidad turca, el idioma y la religión”, agregó Karadayi.

Radev dijo que "el líder del MRF debería reconsiderar el término 'patria' y el contexto en el que se utiliza”, así como “recordar el juramento que hizo ante la Asamblea Nacional de Bulgaria de acatar la Constitución búlgara”, la cual establece que no se pueden formar partidos étnicos ni religiosos.

El presidente búlgaro también dijo que Turquía es un socio extremadamente importante para Bulgaria. “Turquía es un buen vecino, un socio y aliado importante, y estas relaciones deben desarrollarse sobre la base de la igualdad, el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos”, agregó Radev.

Por su parte, la Organización Interna Revolucionaria de Macedonia (IMRO), un partido político de extrema derecha, también criticó duramente a Karadayi, mientras que algunos de sus miembros realizaron una protesta frente a la sede del MRF en la capital búlgara, Sofía.

Ver también: Responsables de limpieza étnica contra turcos en la Bulgaria comunista siguen sin ser juzgados.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.