Política

¿Qué dicen los archivos desclasificados de Estados Unidos 50 años después del triunfo de Allende en Chile?

Los documentos muestran una faceta más emotiva de cómo, en plena Guerra Fría, Estados Unidos vivió como una auténtica derrota la victoria de Salvador Allende, el primer socialista electo democráticamente como presidente en Chile.

Andrea Aguilar Córdoba   | 08.09.2020
¿Qué dicen los archivos desclasificados de Estados Unidos 50 años después del triunfo de Allende en Chile? Homenaje a Salvador Allende por parte del Partido Comunista de Chile, el 4 de septiembre de 2020, con motivo de los 50 años de su triunfo electoral, en 1970, como el primer socialista elegido democráticamente como presidente del país. (Crédito obligatorio: Twitter Partido Comunista Chile)

SANTIAGO, Chile

Por: Andrea Aguilar Córdoba

“Chile votó con calma para tener un estado marxista-leninista, la primera nación del mundo en tomar esta decisión libre y conscientemente”, señala un apartado de los documentos diplomáticos desclasificados por el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos a 50 años del 4 de septiembre del 1970, el día en el que Salvador Allende se convirtió en presidente de Chile.

Estos documentos ya habían sido desclasificados hace más de 25 años. Sin embargo, la nueva versión incluye fragmentos que habían sido censurados y que muestran la desazón y la molestia del gobierno de Richard Nixon con la elección del líder socialista en Chile.

“Hemos sufrido una grave derrota. Las consecuencias serán nacionales e internacionales, las repercusiones tendrán un impacto inmediato en algunas tierras y un efecto retardado en otras”, señala un cable del entonces embajador de Estados Unidos en Chile, Edward Korry.

Cinco décadas después de este triunfo, estos documentos no sorprenden a la familia de Salvador Allende, aunque sí confirman lo que ha pasado a la historia como la injerencia de Estados Unidos en América Latina para evitar que se siguiera propagando la ideología socialista.

“En parte sí y en parte no me sorprendieron, porque todos teníamos conciencia de la intervención de Estados Unidos que intentó bloquear, desde un inicio, la elección de Salvador Allende y luego el gobierno de la Unidad Popular. Eso se ha sabido a lo largo de la historia”, señala a la Agencia Anadolu Maya Fernández, nieta de Salvador Allende y diputada del Partido Socialista de Chile.

Para Fernández, lo nuevo que hay en estos documentos son los pormenores de lo que buscaba hacer la administración de Nixon para evitar que su abuelo llegara al poder. “Quizás ahora lo que vemos es el detalle. El cómo boicotearon la elección de Salvador Allende; se habla de soborno incluso a parlamentarios para que Allende no pudiese asumir la presidencia de la República”.

Y es que uno de los documentos desclasificado por el Archivo de Seguridad Nacional corresponde a una llamada del 12 de septiembre de 1970 entre el entonces consejero de Seguridad de Estados Unidos, Henry Kissinger, y el secretario de Estado de Estados Unidos, William Rogers, quien plantea su preocupación porque su país sea descubierto interviniendo en las elecciones chilenas de manera encubierta. “La opinión del presidente (Nixon) es hacer lo máximo posible para evitar una toma de poder de Allende, pero a través de fuentes chilenas y con una postura baja”, asegura Kissinger en el documento revelado.

Ver también: Chile recuerda los 45 años del golpe de Estado a Salvador Allende

Los historiadores chilenos coinciden en que los documentos revelados en los últimos días desde Washington, más que nueva información muestran una faceta más emotiva de cómo vivió Estados Unidos, en plena Guerra Fría, la elección de Allende como una auténtica derrota.

“Lo que sí aparece es un mayor enojo del embajador porque no le hacen caso en Estados Unidos. Esto es bien importante porque en la elección de 1964, Estados Unidos estuvo muy involucrado, pero en la de 1970 la miraron con un poco más de distancia”, señala a la Agencia Anadolu, Alejandro San Francisco, académico de la Universidad Católica.

En uno de los cables redactados por el embajador Korry, el 4 de septiembre de 1970, y enviado a Washington la madrugada del día siguiente, se ofrece una extensa denuncia de las facciones políticas de Chile que le permitieron a Allende ganar las elecciones por un estrecho margen. “He confesado, repetidamente, en estas comunicaciones mi desconfianza hacia una derecha que, ciega y codiciosamente, persigue sus intereses vagando en una miopía de estupidez arrogante”, señala el diplomático norteamericano en Chile.

Por su parte, San Francisco destaca que los documentos revelados muestran que Estados Unidos estaba preocupado por que, tras el triunfo de Allende, se pudiera armar una especie de “sándwich rojo”, que significa que se iba a hacer un sistema Comunista con Chile por el sur y Cuba por el norte. “Eso iba a significar una ebullición revolucionaria en todo el continente, y se le sumaba que se generaba un mecanismo distinto al de la guerrilla de Fidel Castro para provocar procesos revolucionarios y por la vía electoral, la vía democrática que destacó Allende en su primer discurso ante el Congreso el 21 de mayo de 1971”.

El legado de Allende

La izquierda chilena conmemoró este mes los 50 años del triunfo de Salvador Allende y de un legado que ha trascendido generaciones, a pesar de que, según los documentos revelados, se gestó un plan ordenado por Nixon, supervisado por su asesor de seguridad nacional, Henry Kissinger, e implementado por la CIA, con el que se trató de socavar la capacidad de gobernar del líder socialista para allanar el terreno que terminó con el golpe militar y la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“La vigencia de Salvador Allende y de la Unidad Popular está en su programa de gobierno. Hay muchas demandas que están vigentes. Se habla allí del derecho a la pensión digna, que es una de las demandas más grandes del movimiento social de octubre pasado. El tema del derecho a la educación, a la salud o a la vivienda. Esos temas todavía son de importancia en Chile. Todavía existe mucha desigualdad y eso quedó en evidencia con las protestas sociales”, señala la diputada socialista Maya Fernández.

Ver también: Piñera cumple dos años de Gobierno en un Chile convulsionado por las protestas

Fernández destaca que las preocupaciones sociales de Allende siguen vigentes de cara al referendo en el que el próximo 25 de octubre se definirá si se modifica la Constitución legada de la dictadura.

“Mi madre falleció cuando yo era muy niña, pero a mis tías les gusta mucho recordar más que al líder político, al padre, humano. Mi abuelo, además, tenía un gran sentido del humor. Y eso era una característica de él”, destaca la nieta de Allende, quien reconoce que reconstruye al abuelo que perdió a través de los recuerdos de sus familiares.

Para los chilenos el recuerdo del primer presidente socialista electo democráticamente ha logrado sortear la censura de 17 años de la dictadura, durante la cual Salvador Allende fue un tema prácticamente vetado. “A partir del 90 se produce el funeral público de Allende para recuperar su imagen y memoria histórica, teniendo incluso una estatua frente al Palacio de La Moneda hasta el día de hoy”, destaca el historiador Alejandro San Francisco.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.