Mundo

Tapabocas para barbudos, una iniciativa que es furor en Brasil

La microempresa SoulNord confecciona tapabocas que cubren todo el cuello y tienen tres capas de tejido, con lo cual esta pieza ofrece protección contra el coronavirus pero también se ajusta a las necesidades de quienes se niegan a rasurarse.

Federico Cornali   | 24.08.2020
Tapabocas para barbudos, una iniciativa que es furor en Brasil Lara Luiza Oliveira (centro), Alessandro Delarissa (derecha) y Leandro Oliveira (izquierda) se asociaron para crear la microempresa SoulNord, que confecciona máscaras médicas diseñadas especialmente para proteger a los barbudos en medio de la pandemia de COVID-19. (Crédito obligatorio: Difusión SoulNord)

SAO PAULO, Brasil

Por: Federico Cornali

Con la pandemia de COVID-19, las máscaras médicas se convirtieron en un accesorio imprescindible y obligatorio para salir a la calle en casi todo el mundo. Hay quienes las usan de forma incorrecta, colgando de la barbilla o con la nariz por fuera, bien sea por falta de pericia o por desdén. Sin embargo, también hay personas que no consiguen en el mercado el tapabocas perfecto por ciertos detalles en su rostro como, por ejemplo, los que tienen mucha barba y por nada en el mundo se la recortarían y, menos aún, se la quitarían.

A ese nicho llegó, como nadie lo había hecho hasta ahora, la diseñadora de modas y dueña de una marca plus size (talles grandes) Lara Luiza Oliveira, paulista, de 32 años, quien debió repensar su modelo de negocios cuando, por la pandemia, sufrió la paralización del mercado.

Debido a su formación y a los años de trabajo en una boutique en la cual tuvo contacto directo con personas que requerían de tallas mayores para vestirse, Lara entendió que las necesidades van mucho más allá de lo que el mundo de la moda suele ofrecer. “Esa empresa cerró, pero yo me llevé esa enorme experiencia y los clientes que atendía se vinieron conmigo a mi nuevo emprendimiento, porque tenían otras necesidades”, explica Lara.

En medio de la pandemia, una necesidad compartida entre su novio, Alessandro Delarissa -uno de los barbudos más conocidos del país debido a su canal de YouTube, Canal do Barba Ruiva (Canal del Barba Colorada, en español), donde comparte contenido estricto para barbudos-, y su hermano, Leandro Oliveira, también del equipo de los “barbados”, le demostró a Lara la importancia de confeccionar tapabocas para esta “comunidad” tan fiel a su estilo.

“Cuando salió el decreto que obligaba al uso de máscaras hice algunas para mí, luego mandé otras para amigas que me pidieron y, al ver la necesidad de mi novio, que andaba con una máscara demasiado pequeña para toda la barba que tiene, pensé en hacer algo especial para ese tipo de personas”, explica la diseñadora.

“No fue un desafío porque me sentía dentro de mi hábitat natural, confeccionando piezas para quienes tienen otro tipo de necesidades”, dice Lara, quien se asoció a su novio, Alessandro, de 35 años, y a su hermano, Leandro, diseñador gráfico de 38 años, para crear SoulNord, una microempresa que confecciona tapabocas que cubren todo el cuello y tienen tres capas de tejido, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo dos de ellas compuestas de viscosa y una de Tejido no Tejido, más conocido como TNT.

Ver también: En Brasil dos habitantes de calle terminaron casados y con techo gracias a la pandemia

“Tras varias pruebas y errores llegamos a un modelo seguro, bonito y confortable, que es el que tenemos en venta ahora, creado en base a mi intuición y experiencia, las recomendaciones de la OMS y a la aprobación de los barbudos cercanos”, cuenta la creadora de la marca que vendió su primer tapabocas el 13 de abril y hoy lleva más de 2.000 prendas vendidas (según los números actualizados hasta julio), con una base de 1.000 clientes registrados en su página web. El precio de las máscaras protectoras varía entre los cinco y seis dólares, según los estampados.

“No pensábamos que las ventas podrían explotar de esa forma ni que eso durara tanto. Sinceramente, empezamos todo como si fuera un juego, casi para divertirnos. No lo pensábamos como un negocio. Realmente nos sorprendimos -y hasta nos asustamos- con la repercusión y los pedidos que nos llegaron desde todo el país. No solo compran hombres, sino también muchas mujeres que buscaban productos para sus parejas o parientes. Por eso, decidimos también agregar algunos tapabocas femeninos, para que esas mujeres puedan aprovechar y comprar en nuestro site”, cuenta Lara Oliveira.

Las redes sociales, el canal de Youtube de Alessandro (que también cuenta con un perfil en Instagram que tiene casi 50 mil seguidores) y un artículo en uno de las principales revistas brasileñas de emprendimientos (PEGN) le dieron un impulso mayor al negocio, que ya comenzó los planes de expansión para la poscuarentena.

“Debido a la demanda de muchos moteros barbudos, estamos creando prototipos que sirvan para pilotar motos, que sean cómodos y funcionales para viajar en ese tipo de vehículos. Sería una especie de línea premium, pensando en que la prenda también deberá adaptarse al casco. Además, en los próximos días pondremos a la venta nuestras gorras de SoulNord y ya estamos en la producción de camisetas de algodón”, adelanta la diseñadora.

Ver también: El invicto boxeador brasileño que se convirtió en repartidor de pizzas por cuenta de la pandemia

Actualmente, SoulNord trabaja asociado a seis talleres de confección y los envíos siempre llevan el sello “Especial para Barbudos”, que se convirtió en una marca registrada de la “comunidad” en las redes sociales. “Esa caja, con ese logo, se convirtió en una experiencia para los clientes, además de los stickers del canal de mi novio y de nuestra marca, y un perfume especial que le ponemos. Más allá de un producto, queríamos enviarle una especie de abrazo a quienes confiaron en nosotros. Eso nos permitió una penetración aún mayor, con los comentarios de boca en boca entre quienes compran nuestros productos y los recomiendan después”, explica Lara.

“Además del increíble empaque en el que llega el producto, los tapabocas de SoulNord están hechos con materiales muy bien pensados, que protegen mucho, adaptándose perfectamente al rostro de quienes somos barbudos. Inclusive, se puede hablar con normalidad y el tapabocas no se desprende ni molesta”, cuenta Fernando Gomes sobre su experiencia con la prenda.

“La máscara protege mucho y si bien no es la única en el mercado es, sin duda, la más efectiva y, algo no menor, bonita”, coincidió Paulo Gonçalves, otro de los que adhirió al sello “Especial para Barbudos” y parece estar más que satisfecho con el innovador producto.

Fuera de Brasil, SoulNord también recibió pedidos desde Portugal, pero los excesivos costos del flete no hicieron viable el envío hacia ese mercado europeo, aunque los socios no descartan explorar nuevos mercados en el futuro. “Sabemos que la pandemia se llevó muchas vidas y fue trágica para muchas familias, pero desde nuestro rincón queremos hacer un aporte y, si es posible, mostrarle el camino a otros emprendedores que pueden estar perdidos en este momento tan particular”, sintetiza Lara.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.