Política, Mundo

Normalización diplomática y crisis política, aspectos destacados en Israel durante 2020

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de 70 años, se convirtió en el primer ministro israelí en ser juzgado mientras está en el cargo, aunque niega las acusaciones de soborno, fraude y abuso de confianza que la Fiscalía dirige contra él.

Mustafa Deveci   | 26.12.2020
Normalización diplomática y crisis política, aspectos destacados en Israel durante 2020 JERUSALÉN - SEPTIEMBRE 24: Cientos de ciudadanos realizan un plantón con medidas de distanciamiento social frente a la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Jerusalén occidental, el 24 de septiembre de 2020. Israel impuso una cuarentena de tres semanas en todo el país en un intento por frenar la propagación de la pandemia del coronavirus. (Daniel Bar On - Agencia Anadolu).

JERUSALÉN

La normalización de las relaciones diplomáticas entre Israel y varios países árabes, así como la crisis política del Gobierno de coalición entre el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y su socio de coalición, el ministro de Defensa, Benny Gantz, fueron los asuntos que más destacaron en Israel durante 2020.

Normalización con los árabes

El 28 de enero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su llamado “Acuerdo del Siglo”. En él se refiere a Jerusalén como “la capital indivisa de Israel” y reconoce la soberanía israelí sobre grandes partes de Cisjordania.

El plan incluye el establecimiento de un Estado palestino fuertemente fragmentado, conectado por puentes y túneles. Los funcionarios palestinos dicen que según el plan de Estados Unidos, Israel anexaría el 30-40% de Cisjordania, incluyendo toda Jerusalén Este.

El 17 de mayo, Netanyahu prometió anexar los asentamientos judíos de la Cisjordania ocupada. “Estas áreas del país son lugares de nacimiento de la nación judía. Es hora de aplicar la ley israelí sobre ellos", dijo Netanyahu al Parlamento de Israel (Kneset) al presentar su Gobierno de unidad.

Marruecos se convirtió en la cuarta nación en normalizar sus relaciones con Tel Aviv, luego de que Sudán declarara la normalización oficial de las relaciones con Israel y el cese de cualquier agresión contra el Estado judío en octubre.

Bahréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU) acordaron en septiembre establecer relaciones diplomáticas, culturales y comerciales plenas con Israel después de firmar controvertidos acuerdos en la Casa Blanca.

Los acuerdos han generado una condena generalizada por parte de los palestinos, quienes dicen que los acuerdos ignoran sus derechos y no sirven a la causa palestina.

Crisis política

Israel se enfrenta a una crisis política desde abril de 2019 cuando, después de las elecciones parlamentarias, las partes involucradas no lograron conformar una coalición gobernante.

Después de esto, se convocaron otras dos elecciones parlamentarias, en septiembre del año pasado y luego en marzo de 2020, y aunque sus resultados fueron similares, después de 76 días de negociaciones, se acordó la coalición entre el Likud y el Partido Azul y Blanco, con lo que se suponía se pondría fin al estancamiento político.

Netanyahu y Gantz decidieron formar un Gobierno de coalición en mayo después de tres elecciones inconclusas celebradas desde abril de 2019.

Pero el Gobierno de unidad no estuvo de acuerdo con la adopción del presupuesto anual. Si bien Netanyahu solo quería aprobar el presupuesto de 2020, Gantz quería incluir el presupuesto de 2021 en la votación.

Debido al desacuerdo entre los dos líderes, una sesión realizada en agosto no arrojó resultados y la votación del presupuesto de 2020 se pospuso para diciembre.

No obstante, Netanyahu y Gantz no pudieron ponerse de acuerdo sobre el presupuesto en el marco del período dado.

Como el presupuesto no se pudo someter a votación el pasado martes, el Parlamento se disolvió legalmente y se inició un proceso obligatorio de elecciones anticipadas.

Ahora es seguro que Israel se dirigirá a su cuarta elección parlamentaria en menos de dos años.

Por otro lado, Netanyahu, de 70 años, se convirtió en el primer ministro israelí en ser juzgado mientras está en el cargo, aunque niega las acusaciones de soborno, fraude y abuso de confianza que la Fiscalía dirige contra él.

Netanyahu está en juicio por una serie de casos en su contra por corrupción en los que se le acusa de recibir costosos “regalos” por parte de millonarios y de realizar favores políticos a la prensa a cambio de recibir un mejor cubrimiento en los medios.

Su próximo juicio tendrá lugar en febrero del año que viene.

*Traducido por Daniel Gallego.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.