Política, Mundo

En Perú 487 personas se vacunaron contra la COVID-19 de manera irregular

Las personas, en el marco del escándalo conocido como ‘Vacunagate’, se vacunaron con el biológico de Sinopharm destinado a los ensayos clínicos que la farmacéutica china estaba haciendo en el país durante 2020.

Camila Fernanda Moreno Camargo   | 16.02.2021
En Perú 487 personas se vacunaron contra la COVID-19 de manera irregular CALLAO, PERÚ - 7 DE FEBRERO DE 2021: El presidente de Perú, Francisco Sagasti, recibe las primeras 300.000 dosis de vacunas de Sinopharm en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, el 7 de febrero de 2021. (SOLO USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO: Presidencia de la República de Perú - HANDOUT AGENCIA ANADOLU)

BOGOTÁ, Colombia

En la tarde del lunes, el presidente de Perú, Francisco Sagasti, recibió una lista con los nombres de 487 personas que se vacunaron contra el coronavirus de manera irregular y “secreta” con dosis del biológico de Sinopharm autorizado únicamente para fines investigativos de los ensayos clínicos.

La información se la envió la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), encargada de supervisar y llevar a cabo la fase III del ensayo clínico de las vacunas de Sinopharm. El Gobierno de inmediato envió copias de la lista al Congreso, la Contraloría, la Comisión investigadora del Ministerio de Salud y la Procuraduría.

Entre los nombres de los vacunados se encuentran los del expresidente (jefe de Estado al momento de recibir la vacuna) Martín Vizcarra; su esposa, Maribel Díaz, y su hermano, César Vizcarra Cornejo.

También están el actual candidato al Congreso Alejandro Aguinaga y su esposa, Fabienne Weber de Aguinaga. De igual manera, figuran en la lista Luis Suárez-Ognio, quien hasta el domingo fue viceministro de Salud, y Víctor Bocangel Puclla, actual viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud.

Según un análisis del diario El Comercio de Perú, el 7% de las personas presentes en la lista figuran como “entorno cercano”, es decir, fueron familiares o conocidos de los funcionarios que se beneficiaron de estas “vacunas de cortesía”.

Otro de los vacunados fue Antonio Jarama, director de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Relaciones Exteriores, y una de las personas que negoció la adquisición de las dosis con la farmacéutica Sinopharm, la misma que produjo las vacunas del escándalo ahora conocido como ‘Vacunagate’.

Ver también: Renuncia de las ministras de Salud y de Relaciones Exteriores de Perú crea una nueva crisis política

En entrevista con El Comercio, Jarama aseguró que no existió un conflicto de intereses porque “nadie toma una decisión individual” frente a las negociaciones con las empresas.

La primera en renunciar a su cargo por el escándalo fue la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, debido a su falta de transparencia en la vacunación del expresidente Vizcarra. Sin embargo, la lista revelada por la UPCH demostró que Mazzetti también recibió las dos dosis de Sinopharm aunque a comienzos de febrero ella asegurara a los medios de comunicación: “El capitán es el último que abandona el barco. Una vez que todas las personas que trabajan en el sistema (de salud) estén vacunadas, recién será nuestro momento, como debe ser”.

En un discurso a la nación, el presidente Francisco Sagasti mostró su indignación sobre el tema: “Lamento profundamente que en la lista que ha proporcionado la Universidad Cayetano se encuentren personas que han formado parte de nuestro Gobierno, entre ellas las exministras Elizabeth Astete (de Relaciones Exteriores) y Pilar Mazzetti. Estamos indignados y con un sentimiento profundo de dolor, faltaron a su deber de servidoras públicas y a su lealtad como parte del Consejo de Ministros”.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.