Mundo

El médico del pueblo: un chileno atiende gratis en tiempos de pandemia

El doctor chileno Luis Astudillo lleva 12 años recorriendo las comunas más vulnerables de Santiago para llevar atención a quienes no tienen cómo pagarla, y asegura que el COVID-19 no lo hará desistir de esta misión.

Andrea Aguilar Córdoba   | 05.05.2020
El médico del pueblo: un chileno atiende gratis en tiempos de pandemia Desde el 2019 el doctor chileno Luis Astudillo atiende en un bus, que compró junto con su familia, y que le servía como clínica móvil. Durante la pandemia del COVID-19 ha seguido atendiendo de manera gratuita, pero ahora a través de internet. (Redes sociales de Luis Astudillo)

SANTIAGO, Chile

Por: Andrea Aguilar Córdoba

“En Navidad quién te va a ir a ver un enfermo; ahí estuvo él. Lo llamé a las 11 de la noche del domingo y ahí llegó, a una población problemática”, cuenta Patricia Barrera desde su casa en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, ubicada al sur de Santiago.

Como en esa ocasión, ocurrida el 24 de diciembre del año pasado, Barrera recuerda muchas más en las que el doctor Luis Astudillo ha demostrado que su vocación de servicio no entiende de horas ni de peligros.

Astudillo lleva 12 años repartiendo su tiempo entre su consulta particular y los barrios más pobres de la capital chilena, a donde va para llevarles salud a quienes no tienen cómo acceder a uno de los sistemas sanitarios más costosos de América Latina.

“Sin pandemia ya era un sistema insuficiente en donde falta mucha infraestructura, profesionales, tecnología, equipos médicos, insumos y medicamentos. Faltan muchas cosas. No puedo renunciar a mi labor en estos tiempos en donde estas carencias se hacen más evidentes”, relata Luis Astudillo, más conocido como “el médico del pueblo”.

Su apodo empezó a hacerse conocido en las barriadas populares de Santiago, a las que llegó en el 2008, cuando pudo empezar a ejercer la medicina que había estudiado en la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, a la que accedió gratis gracias a una beca. “Gran parte de mi forma de ser se lo debo a ese país, a la solidaridad y el respeto que se tiene por los derechos esenciales de las personas, como la educación, la salud, la vivienda”.

Sin embargo, desde que el coronavirus llegó a Chile las desigualdades que ya existían en el acceso a los servicios básicos se han agudizado, por lo que Astudillo asegura que en las zonas más vulnerables del país la pandemia sanitaria se ha convertido en una socioeconómica.

“Al tener restringido el libre desplazamiento no pueden acudir a sus trabajos y quedan totalmente en el desamparo y sin recursos ni para poder alimentarse”, le relata Astudillo a la Agencia Anadolu.

El COVID-19, que inicialmente golpeó a las comunas más acomodadas de la Santiago, que fueron las primeras en entrar en cuarentena el pasado 25 de marzo, actualmente afecta a los barrios más vulnerables, en donde el confinamiento ha marginado a pacientes contagiados y ha significado un duro golpe para la economía informal, que es la única forma que tienen miles de personas para llevar comida a sus casas.

Ver también: Chile anuncia millonario plan económico para hacer frente al COVID-19

“Somos una comuna pobre, ahora es peor con la pandemia. Vivimos en casas pequeñas en donde no tienes ni un jardín, y vas del dormitorio al living y de la cocina al baño, es muy estresante”, asegura Patricia.

Barrera afirma que a pesar de estar en cuarentena la gente sigue saliendo a la calle sin máscara médica y asegura que no hay suficiente presencia militar ni policial para hacer que se cumplan las restricciones sanitarias en estas zonas. “Nos ven así como los de la periferia, y piensan: si se enferman, se enferman”.

Pero para el “médico del pueblo” esa lógica de que solo los que pueden pagar pueden acceder a la salud es inconcebible. “Hay muchas personas que no están asistiendo a los controles porque temen contagiarse y otros porque no tienen a quién recurrir. Estamos supliendo la demanda que no asume el sistema primario de salud”, señala.

Ver también: Cuarentenas parciales y alto testeo, por ahora, un exitoso modelo chileno para combatir el COVID 19

Sin embargo, las consultas a las que acudían decenas de personas a diario han tenido que ser suspendidas ante el riesgo de contagio de coronavirus, que ya deja más de 22.000 infectados y 275 muertos en Chile. “El temor no puede ser una barrera para la labor, hay que tomar precauciones, pero desde que estudié medicina sabía en lo que me estaba metiendo”, señala Astudillo.

La pandemia ha hecho que cambie el bus que había comprado junto a su familia y que servía como clínica móvil desde el 2019 por la telemedicina, en la que canaliza la demanda de pacientes a través de redes sociales.

A través de internet atiende consultas por enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y enfermedades respiratorias. A estos padecimientos se suman los de salud mental, que ha visto que se han acrecentado por el coronavirus.

“Hemos visto aumento de trastornos ansiosos, crisis de pánico, depresiones que están apareciendo producto de esto, y muchas personas que padecen de dolores crónicos con tratamiento muy costosos”, señala el médico.

Astudillo ofreció su clínica móvil a las autoridades locales para que pueda ser usada en el combate contra el coronavirus. “Se pueden hacer mucho mejor las cosas. Aunque en Chile el sistema de salud no ha colapsado, las cifras tampoco son alentadoras, y ha habido poca claridad sobre disponibilidad de ventiladores y camas para pacientes críticos. Además, aplicar test rápidos ayudaría a tener una radiografía más precisa de lo que está sucediendo en el país”.

Para sus pacientes, la claridad, la cercanía y la vocación del llamado “médico del pueblo” son aspectos que le faltan al sistema de salud público chileno, en el que la constante son las largas filas y la espera eterna por especialistas, carencias que se acentuaron con la llegada de la pandemia. “Él podría ser el ministro de Salud”, dice Patricia entre risas. “De la nada, hace maravillas”.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.