Mundo

¿Quién es alias Otoniel, otro de los capos del narcotráfico capturados en Colombia?

El presidente colombiano, Iván Duque, confirmó este sábado la detención de Dairo Antonio Úsuga, líder de la organización criminal 'Clan del Golfo', a quien llegó a comparar con Pablo Escobar, el narcotraficante abatido por las autoridades en 1993.

Gustavo A. Delvasto D.   | 24.10.2021
¿Quién es alias Otoniel, otro de los capos del narcotráfico capturados en Colombia? Fotografía de la reseña judicial de Dairo Antonio Usuga, alias Otoniel, en las instalaciones Antinarcóticos y de la DIJIN en Bogotá, Colombia, el 23 de octubre de 2021. Otoniel, líder del grupo del narcotráfico Clan del Golfo, capturado luego de un Operación conjunta del Ejército, la Armada, la fuerza aérea y la policía en un sector rural en Antioquia, noroeste de Colombia. (SOLO PARA USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO - Policía de Colombia- HANDOUT - AGENCIA ANADOLU)

Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, confirmó el sábado 23 de octubre la captura del narcotraficante y cabecilla del grupo ilegal 'Clan del Golfo', Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, en una de las operaciones contra bandas criminales más importantes de este 2021.

"Esta operación de nuestras fuerzas militares y la policía con apoyo de la Fiscalía de Colombia, es el golpe más contundente que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo. Solo es comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90", afirmó Duque en una declaración oficial horas después de la captura de Otoniel.

El líder de las también conocidas Autodefensas Gaitanistas de Colombia fue detenido "en una zona apartada del Nudo de Paramillo, entre el cerro Yoki y el Cerro Azul", en el departamento de Antioquia, noroeste del país.

El comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, Luis Fernando Navarro, confirmó que tras siete años de persecución y más de 500 de sus uniformados involucrados, se logró llegar al principal anillo de seguridad de Otoniel', uno de los narcotraficantes más buscados internacionalmente.

En la denominada operación Osiris, que dio con Otoniel, se desplegaron a hombres de las fuerzas especiales del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada colombiana, con 22 helicópteros y apoyo de agencias de inteligencia de Estados Unidos y el Reino Unido, según las autoridades.

Ver también: ONG registra 58 asesinatos de defensores de derechos humanos en el primer semestre de 2021 en Colombia

Desde su juventud Dairo Antonio Úsuga transitó por diferentes organizaciones criminales. Primero militó en las guerrillas de izquierda del Ejército de Liberación Popular, hoy movimiento desmovilizado después de un acuerdo con el Gobierno en los años 90. Sin embargo Úsuga permaneció en la ilegalidad e ingresó a grupos paramilitares de extrema derecha, donde se vislumbró como líder por su experiencia en movimientos insurgentes.

Ya en el 2005, cuando las bandas criminales de derecha agrupadas en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se sometieron al Gobierno de Álvaro Uribe y la ley de Justicia y Paz, Úsuga fue conformando una organización criminal propia, con dominio principal en la región del Urabá antioqueño y Córdoba, noreste y norte de Colombia, respectivamente. Adueñado de la región con las principales rutas de salida de droga y  Con sus recursos ilegales consolidó el Clan del Golfo, que en la actualidad cuenta con presencia en más de 10 departamentos del país.

Su prontuario tuvo un ascenso desde 2010, cuando se convirtió en el hombre más buscado, a tal punto que era comparado con el otrora capo del narcotráfico Pablo Escobar. Según la Policía colombiana a Otoniel tiene  128 órdenes de captura, siete sentencias condenatorias y ocho medidas de aseguramiento.

También tiene dos circulares rojas y una azul de Interpol y solicitud de extradición de los Estados Unidos. Las autoridades ofrecían COP 3.000.000 de pesos por su captura. EEUU incrementó el monto a USD 5 millones.

Se le busca por tráfico de armas, conformación de grupos armados, concierto para delinquir y crímenes de lesa humanidad, como homicidio múltiple agravado, entre otros.

En de las últimas apariciones públicas Dairo Antonio Úsuga, hace tres años, a través de un video anunció su sometimiento a la justicia pero luego desistió de su intención.  

Si bien el presidente Iván Duque llegó a afirmar que este sería el final para el Clan del Golfo, desde ya extraoficialmente las autoridades y expertos mencionan quiénes podrían ser el reemplazo del cabecilla. Incluso sectores de la oposición en el país hablan de un posible escenario de exacerbación de la violencia en las región de dominio del Clan por disputas ocupar el puesto de Otoniel, contrario a terminar con la estructura ilegal.

Mencionan dos posibles reemplazos, que estarían definiendo el poder y los rangos en la agrupación criminal. Uno sería Jobanis de Jesús Ávila, alias ‘Chiquito Malo’, segundo al mando que está ubicado en el Urabá antioqueño y quien reemplazó a alias ‘Gavilán’, muerto durante una operación en 2017.  

Las autoridades fijan sus ojos también en Wilmer Giraldo, alias 'Siopa', tercer cabecilla y líder del Clan del Golfo en el suroeste de Antioquia en límites con el departamento de Chocó. 

Ahora ambos son los principales objetivos de la operación Agamenón Dos y de igual forma EEUU ofrece recompensas que de hasta COP 500 millones por sus capturas.

La ONG Indepaz calcula que a través del narcotráfico y la minería ilegal, el Clan del Golfo llega a sostener a 1.770 hombres armados en 237 municipios.

Con información de Prensa Latina.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.