Turquía, Economía

Banco Mundial: éxito de Turquía en atención médica podría remodelar su futuro

Auguste Tano Kouame, representante del BM en el país, elogió los esfuerzos del país para impulsar la salud pública en medio de la pandemia de COVID-19 y que a través de financiación de vía rápida recibirá un préstamo de USD 100 millones.

Aysu Biçer   | 24.05.2020
Banco Mundial: éxito de Turquía en atención médica podría remodelar su futuro El director del Banco Mundial para Turquía, Auguste Tano Kouamé, habla en Turquía. Archivo (Serhat Cagdas - Agencia Anadolu)

Turquía

El director regional del Banco Mundial para Turquía, Auguste Tano Kouame, afirmó este domingo que durante la crisis de coronavirus (COVID-19), el país ha manejado sus instituciones de forma positiva en comparación con países desarrollados,

El funcionario agregó que “el éxito de Turquía en atención médica podría remodelar el futuro del país”.

En una entrevista exclusiva para la Agencia Anadolu, Kouame afirmó que el país parecía tener un excelente sistema de salud, casi sin problemas de capacidad relacionados con sus hospitales, trabajadores de la salud o equipos médicos.

Sin embargo Kouame señaló que el país debe prepararse para enfrentar otra posible crisis, encontrando nuevas formas de consolidar su sector de atención médica, determinando sus deficiencias a través de un proyecto respaldado por el Banco Mundial.

Ver también: Turquía: número de recuperados por COVID-19 se acerca a los 120.000

"El éxito de Turquía en el ámbito de salud se ha celebrado en todo el mundo", indicó Kouame.

A partir de 2003, Turquía ha implementado un programa de transformación de su sistema de salud con gran éxito, agregó el director regional.

Según Kouame, el país ha aumentado significativamente su capacidad hospitalaria a través de ese programa, haciéndolo aún mejor que los sistemas de salud de los países más avanzados.


Kouame señaló que la transformación de los sistemas hospitalarios turcos contribuyó a una caída drástica en la mortalidad infantil y materna, junto con los esfuerzos de apoyo para expandir la atención terciaria y los esfuerzos de investigación y desarrollo en el país.


Todo lo anterior habría ayudado a Turquía a responder mejor a la pandemia de COVID-19, afirmó Kouame.


Las instalaciones médicas de Turquía se han fortalecido


El funcionario hizo hincapié en que la razón por la cual el número de muertos por coronavirus en Asia es menor que en muchas partes del mundo es porque la región invirtió en instalaciones médicas durante muchos años antes de la crisis actual.

Ver también: Turquía inaugura el Hospital Urbano de Basaksehir Cam y Sakura en Estambul

"Creo que podríamos decir lo mismo sobre Turquía, que equipó a cada hospital de una manera apropiada", afirmó Kouame. El funcionario resaltó que proyectos previos respaldados por el Banco Mundial, especialmente después del devastador terremoto de Mármara en Turquía en 1999 que acabó con la vida de unas 17.000 personas, fue de los motivos para que el país modernizara sus instalaciones de salud.


Turquía sabe que queda mucho por hacer

Refiriéndose al actual proyecto de atención médica realizado con el Banco Mundial, el funcionario afirmó que el Gobierno turco actuó rápidamente para aumentar la capacidad de su sector de atención médica.


"El Ministerio de Salud de Turquía, en particular, reconoció que se necesita hacer más para garantizar la seguridad de los ciudadanos", agregó Kouame.


“Se sostuvieron numerosas reuniones virtuales con el gobierno turco para discutir cómo Turquía podría beneficiarse de la financiación de vía rápida global de USD 14 mil millones del Banco” indicó el funcionario. A través de esta iniciativa, el BM tiene como objetivo ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su respuesta ante la pandemia.


Turquía es uno de estos países que utiliza la financiación de vía rápida, a través de la cual recibirá un préstamo de USD 100 millones del Banco.


La ventaja demográfica de Turquía

Kouame también resaltó que Turquía logró reducir la tasa de mortalidad del virus por factores que no tienen nada que ver con la calidad sus instalaciones médicas.

Uno de esos factores es su demografía, afirmó el funcionario. "Con su población joven, Turquía puede tener más control sobre la tasa de mortalidad, incluso si tiene una alta tasa de infección, puede esperar tener una tasa de mortalidad más baja", enfatizó Kouame.


El futuro de Turquía tras la pandemia

En cuanto a los escenarios pospandemia, Kouame señaló que Turquía podría beneficiarse de ciertos aspectos tras la crisis.


"La economía global y las cadenas de valor se reestructurarán", señaló el funcionario, citando el ejemplo de China y su posición después de la crisis financiera mundial.

Ver también: Turquía: la 'nueva normalidad' implica vivir con máscaras médicas

“Cuando el mundo salió de la crisis económica del 2008, el motor del crecimiento global fue China, y ese país contribuyó mucho a la recuperación de la economía mundial a través de su propio crecimiento”, indicó Kouame.

"Creo que lo mismo no será posible para China en la era posterior al coronavirus, lo que significa que otros países deberán intervenir" agregó el funcionario.

"Quizás Turquía tendría la oportunidad de contribuir un poco más al crecimiento global después de la pandemia", sugirió el director.

Kouame concluyó indicando que Turquía podría posicionarse como un proveedor de bienes y servicios para Europa o incluso para los Estados Unidos y los países asiáticos que están más cerca de su territorio después de la pandemia.

Hasta el momento se han reportado más de 156 mil casos de COVID-19 en Turquía, mientras que 4.340 personas han muerto en el país debido al virus. Más de 118 mil se han recuperado del coronavirus hasta la fecha.



*Camilo Hernández contribuyó a la redacción de esta nota.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.