Política, Mundo, Análisis

La crisis de veto para definir el presupuesto de la Unión Europea

Hungría y Polonia vetaron recientemente el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2021-2027 y el programa de rescate poscoronavirus.

Mehmet Yılmaz   | 19.11.2020
La crisis de veto para definir el presupuesto de la Unión Europea BRUSELAS, BÉLGICA, JULIO 17: Vista general de la cumbre extraordinaria de líderes de la Unión Europea, donde se discuten las medidas para recuperar la economía y mitigar los efectos producidos por la pandemia del coronavirus (COVID-19), en Bruselas, Bélgica, el 17 de julio de 2020. (Consejo Europeo/ Agencia Anadolu- Pool)

BUDAPEST

Hungría y Polonia vetaron recientemente el presupuesto de la Unión Europea (UE) de EUR 1,8 billones para el periodo 2021-2027, así como el programa de rescate por las consecuencias económicas del coronavirus, lo que plantea la posibilidad de una nueva crisis.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, declaró que es inaceptable vincular el presupuesto de la UE y el paquete de rescate a una cláusula que permitiría a Bruselas cortar los fondos a los Estados miembros considerados una amenaza para el Estado de derecho en su país.

Orban agregó que eso socava los intereses de Hungría y la confianza entre los Estados miembros.

Por su parte, el Gobierno polaco afirmó que "vincular los fondos de la UE al Estado de derecho sería un mecanismo basado en criterios políticos y arbitrarios de los funcionarios de la UE" y esto pondría a algunos países en ventaja y a otros en desventaja.

Muchos funcionarios de los Estados miembros de la UE describieron la postura de Hungría y Polonia como inaceptable.

Manfred Weber, líder del Partido Popular Europeo (PPE) del Parlamento Europeo (PE), dijo al referirse a Hungría y a Polonia que "los países que respetan el Estado de derecho en la UE no tienen nada que temer. Si Viktor Orban y (el presidente del partido Ley y Justicia de Polonia) Jaroslaw Kaczynski quieren detener el uso de estos fondos para todos, entonces tendrán que explicárselo a los millones de trabajadores y dueños de negocios, alcaldes, estudiantes, investigadores y agricultores que cuentan con el apoyo de estos fondos”.

Ver también: Al menos tres países violaron la legislación de la UE sobre los solicitantes de asilo

En entrevista con la Agencia Anadolu, Botond Feledy, experto del Centro para la Integración y la Democracia Euroatlánticas (CEID), un centro de pensamiento con sede en Budapest, señaló que el Estado de derecho es un principio importante para la UE y que todos los Estados miembros lo aceptan, pero existen diferentes enfoques entre los mismos con respecto a su definición.

Al destacar que los países de Europa Central otorgan gran importancia a la soberanía nacional y temen que el Estado de derecho pueda ser usado en su contra, Feledy afirmó que cree que los Gobiernos de los países de Europa Occidental consideran que Hungría y Polonia se oponen al artículo en cuestión debido a que mantienen políticas que violan las leyes de la UE.

El experto aseguró que los líderes de la UE se reunirán virtualmente el 19 de noviembre, día en el que podrán lograr avances parciales en este tema.

"Ambas partes están firmemente arraigadas a su propia postura. Es realmente difícil cambiar el presupuesto, en el que se ha trabajado durante dos años. La decisión sobre el Estado de derecho es también muy difícil de cambiar en el PE", agregó.

Al señalar que la insistencia de ambas partes en su propia postura podría causar una grave crisis política en la UE, Feledy dijo que es posible que el PE implemente contra Hungría y Polonia el artículo 7 del Tratado de Lisboa, que establece la pérdida del derecho al voto de un país miembro en el Consejo de la UE.

Y agregó que la membresía del partido de gobierno húngaro, Fidesz-Unión Cívica Húngara, en el EPP también puede estar en riesgo.

Ver también: Hungría no quiere ser parte de unos “Estados Unidos de Europa”

El experto enfatizó que la postura divergente de Hungría y Polonia en muchos temas le ha causado serias dificultades a la UE.

"La división Oriente-Occidente es peligrosa para la UE porque tanto Rusia como China han intentado utilizarla. Los Estados miembros de la eurozona quieren reforzar su integración aún más. En esta situación, los países que no están en la eurozona serán excluidos y tendrán menos influencia en el proceso de toma de decisiones. Budapest y Varsovia ponen en riesgo su propia situación con sus movimientos. Ambos países se verán seriamente privados de fondos debido al aplazamiento de la aprobación del presupuesto de la UE”, añadió.

El proceso de la crisis de veto UE - Hungría y Polonia

En julio, los líderes de los 27 Estados miembros de la UE llegaron a un acuerdo sobre un paquete de aproximadamente EUR 1,8 billones, que incluye el programa de recuperación poscoronavirus y el presupuesto de la unión para 2021-2027.

El presupuesto tenía que ser aprobado por el PE para que entrara en vigor, por lo que se llevaron a cabo negociaciones presupuestarias entre ese órgano y el Consejo de la UE.

El PE exigió específicamente que se asignaran más fondos del presupuesto a las áreas de protección climática, digitalización, salud, juventud, educación, investigación y migración, y que los fondos de la UE sean vinculados al Estado de derecho.

Recientemente, el PE y el presidente del Consejo de la UE, Alemania, alcanzaron un consenso político sobre la vinculación de los fondos al Estado de derecho y la entrega de fondos adicionales para algunos programas.

Según el consenso, se podrían recortar los fondos de un Estado miembro de la UE que carece del Estado de derecho. Este recorte requeriría la aprobación en el Consejo de la UE por mayoría calificada, es decir, por el 55% de los Estados miembros y el 65% de la población total de la Unión.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.