Mundo, Análisis

Hong Kong: ¿Quiénes están detrás de los ataques a los manifestantes pro democracia?

En presuntos intentos por mantener el orden social, organizaciones criminales en alianza con la Policía local han creado un ambiente de temor y violencia.

María Paula Triviño Salazar   | 02.08.2019
Hong Kong: ¿Quiénes están detrás de los ataques a los manifestantes pro democracia? Los manifestantes en Hong Kong entran en su novena semana de protestas. (Emel Öz Gözellik - Agencia Anadolu)

BOGOTÁ, Colombia

Por: María Paula Triviño

El pasado 21 de julio, mientras miles de manifestantes volvían a casa después de una jornada de protestas en Hong Kong, decenas de hombres vestidos con camisetas blancas y armados con palos los esperaron en la estación de trenes del distrito de Yuen Long.

Ante la arremetida, los manifestantes regresaron a los vagones del tren sin imaginar que allí también había miembros de las tríadas dispuestos a golpear a cualquiera. La golpiza dejó 45 heridos.

Ciudadanos de Hong Kong vuelven a salir a las calles para protestar contra la ley de extradición a China

En la Región Administrativa Especial de Hong Kong de China, manifestantes a favor de la democracia marcharon para protestar contra el proyecto de extradición a China y la actitud de la Policía hacia los manifestantes, en Hong Kong, China, el 21 de abril de 2019.

¿Qué son las tríadas?

Con una reputación amplia en Asia, las tríadas son organizaciones criminales que tienen su base en Hong Kong, Taiwán y China continental. Entre las actividades ilícitas que realizan están el tráfico de personas, la falsificación de tarjetas de crédito e incluso las muertes por encargo.

Uno de sus modus operandi es organizarse en pequeños grupos que las hace casi invisibles para los organismos de inteligencia.

Las más conocidas en Hong Kong son la Sun Yee On, 14K y Wo Shing Wo. Fuentes policiales aseguraron al South China Morning Post que justamente miembros de las dos últimas hicieron parte del ataque de la estación de trenes el 21 de julio.

Yuen Long es uno de los 18 distritos de la ciudad y está habitado por la clase obrera, donde hay viviendas mucho más económicas que en el centro y donde se están construyendo enormes proyectos inmobiliarios bajo acuerdos muchas veces turbulentos, debido a la especulación de la tierra.

Según las declaraciones que entregó Federico Varese, profesor en criminología de la Universidad de Oxford a Vice News, “si el gobierno bajo influencia china se ve amenazado, estos acuerdos corruptos también estarán amenazados”.

La mayoría de los miembros de las tríadas no ha recibido educación superior y son de cualquier edad, a diferencia de las pandillas juveniles.

Un artículo del South China Morning Post de 2017 estimó que podría haber hasta 100.000 miembros pertenecientes a esas organizaciones en Hong Kong, una ciudad con una población de 7.3 millones de personas.

En 2018, se registraron 1.715 delitos relacionados con las tríadas, según la policía local.

Que estas pandillas ataquen a los manifestantes no es algo nuevo. En 2014, durante la Revolución de los Paraguas que exigía una reforma electoral, varios exmiembros de las mafias aseguraron que fueron pagados por quienes quieren preservar la soberanía del gobierno chino.

Pie de fuerza involucrado

La policía de la ciudad también sería cómplice de los ataques a manifestantes ya que mientras sucedía el ataque a la estación de trenes, cerraron las puertas de las estaciones policiales por ‘razones de seguridad’, mientras que en la madrugada de ese mismo día, varios agentes de policía fueron grabados mientras conversaban con los miembros de las tríadas que provocaron la asonada.

A esto se sumó el hecho de que la policía retiró los números de identificación de su uniforme, en un intento por evitar que los actos violentos sean reportados a los líderes de la ciudad. De igual forma sucede en China, donde los oficiales de policía no tienen responsabilidad pública y no deben identificarse.

Ahora los hongkoneses no confían en ese cuerpo de seguridad que también ha arreciado la violencia en contra de los manifestantes.

Pocos días después del ataque en Yuen Long, Pekín anunció que posiblemente enviaría tropas a la región para controlar la situación, lo que para muchos es un triste recordatorio de la forma como el Partido Comunista manejó las protestas de la plaza de Tiananmen hace 30 años.

Lea también: China podría desplegar tropas para contener protestas de Hong Kong

Desde principios de junio, millones de personas han salido a las calles de Hong Kong para protestar en contra de una ley de extradición propuesta por la líder del país, Carrie Lam, que facilitaría la extradición a China continental y que se cree, puede ser el camino para extraditar a disidentes políticos y periodistas.

Aunque la ley de extradición fue el detonante, hoy los manifestantes exigen la renuncia de Lam, mayores libertades de expresión y la autodeterminación de la región.

Hong Kong y Macao están bajo el control administrativo especial de China desde el primero de julio de 1997, luego de que Gran Bretaña se lo entregará a Pekín. Técnicamente, China controla las políticas exteriores y de defensa de la región.

Mientras tanto, Taiwán es lo que China llama una ‘provincia disidente’ y por eso la propia presidente de esa región, Tsai Ing-wen, aseguró que los manifestantes que busquen refugio en Taiwán serán tratados de “manera adecuada y por razones humanitarias”.

Este jueves el ejército lanzó un video en redes sociales mostrando su capacidad de respuesta en situaciones de protesta, en un último intento del gobierno chino por disuadir las marchas, mientras que la actuación del Partido Comunista es vigilada por la comunidad internacional. Hasta el momento, los ataques de las tríadas son la mano invisible que empezó a exacerbar los ánimos de los manifestantes, en la novena semana de revueltas.

Lea también: Persisten los enfrentamientos entre Policía y manifestantes en Hong Kong

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.