Mundo, Análisis

Francia en medio de la histeria: de la islamofobia a la hostilidad social

El periodista de la Agencia Anadolu, Orkun Elmacıgil, reflexionó acerca de los últimos sucesos en Francia y la creciente ola de islamofobia en ese país.

Orkun Elmacıgil   | 27.10.2020
Francia en medio de la histeria: de la islamofobia a la hostilidad social ESTAMBUL, TURQUÍA - OCTUBRE 25, 2020: El domingo se llevó a cabo una manifestación en la plaza Bayazit de Estambul, denunciando la publicación en Francia de caricaturas que ofenden al profeta Mahoma. En esta manifestación participaron asociaciones y organizaciones de la sociedad civil, coreando consignas que condenaban la publicación de las caricaturas. (Emrah Gökmen - Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

La reciente proyección de caricaturas insultantes de Charlie Hebdo contra el profeta Mahoma en los edificios oficiales de las ciudades francesas de Montpellier y Toulouse es un nuevo gesto de que Francia ha vuelto a declarar simbólicamente que no se comprometerá con los musulmanes del país, y que solo los tratará como ciudadanos si niegan su propia identidad.

En Francia, los conceptos como el Estado de Derecho, las libertades fundamentales y la presunción de inocencia son irrespetados constantemente cuando se trata de musulmanes.

Encontrar el origen de la islamofobia en Francia, mientras se intenta proteger los derechos y libertades fundamentales de los musulmanes en el país galo parece ser cada vez más imposible.

El asesinato del profesor Samuel Paty, tras mostrar en su clase las caricaturas insultantes de Charlie Hebdo a sus estudiantes, le dio a la política francesa de derecha la oportunidad que buscaba, en un momento en el que quería exacerbar cada crisis y conflicto que se producía relacionado con la comunidad musulmana.

Debido a la forma en la que se cometió el asesinato del profesor Paty, y el mensaje compartido por el asesino tras el suceso, el Estado francés ha encontrado un fundamento legítimo para todas sus decisiones en el campo de la lucha contra el denominado "separatismo islamista".

La declaración del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y otros altos funcionarios franceses de que hay regiones dentro de Francia que van en contra de la estructura social francesa y que el comunitarismo divide a la república, han abierto el camino a nuevas medidas que atacan los derechos de los musulmanes.

El ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, afirmó recientemente que las autoridades del país estaban llevando a cabo un operativo masivo para juzgar a personas por discursos de odio en las redes sociales.

Esta nueva guerra contra un enemigo invisible, representa esencialmente un estado de histeria visible en el que todos los musulmanes en la esfera pública en Francia son el objetivo y los enemigos del Estado.

El concepto de islamofobia, definido desde hace años y cuyo marco legal se ha intentado trazar, no es suficiente para explicar esta nueva situación de crisis en la que el Estado francés apunta, de manera colectiva, contra los practicantes del islam.

Los musulmanes ya no son sujetos de políticas sociales, servicios de ciudadanía, libertad de creencias, sino que ahora son objeto de las políticas paranoicas y de seguridad del estado francés contra el Islam.

La primera víctima de esta nueva actitud política hostil fue el Colectivo Francés Antiislamofobia (CCIF), que publica cada año un informe sobre islamofobia en Francia y establece una red de solidaridad y asesoramiento jurídico con personas que son víctimas de discriminación y violencia islamofóbica.

Esta organización, fue catalogada como un movimiento separatista en los informes elaborados anteriormente por el Estado francés.

El cierre de este colectivo, que ni siquiera tiene una posición política, muestra realmente hacia dónde pueden ir los planes del Estado francés. En el ámbito social se rebaja el valor intelectual de la palabra islamofobia y quienes utilizan este término son puestos en la lista negra bajo acusaciones de separatismo.

Este discurso ha llevado a que los musulmanes en Francia sean estigmatizados solo por llevar el velo, la barba, sus nombres o la etnia a la que pertenezcan; incluso hablar de libertad de credo se ha convertido en una utopía últimamente en el país galo. 

Ver también: Crecen las críticas de países árabes contra Macron por su postura anti-islam

En esta atmósfera de odio, el 18 de octubre, dos mujeres con velo fueron atacadas cerca de la torre Eiffel a cuchillo por un atacante que gritó "¡sucios árabes!", dos mujeres turcas fueron agredidas por policías durante un control de tráfico un día antes del ataque mencionado y los ataques a mezquitas en Burdeos y Béziers apenas tienen cobertura mediática.

Lejos de poder escuchar una voz libertaria en el público francés que prioriza la defensa de los derechos y libertades fundamentales de los musulmanes, cualquiera que critique la política de odio extremista del Gobierno actual, queda marginado de cierta manera.

Nicolas Cadene, presidente del Observatoire de Laicite (Observatorio para el Secularismo), un comité oficial que defiende el principio del laicismo en Francia, criticó las políticas del Gobierno francés al indicar que se está estigmatizando a musulmanes para defender el laicismo en el país.

Después de estas declaraciones, las redes sociales estallaron con peticiones para que Cadene fuera despedido.

En un país en donde la islamofobia se disfraza de “libertad de opinión y expresión”, los musulmanes pierden su subjetividad y se convierten en criminales solamente por el hecho de existir.

Tristemente, mientras se oculta la discusión sobre los problemas socioeconómicos de la política de inmigración del estado francés, los musulmanes se convierten en los "otros" que constantemente deben demostrar su valía ante la sociedad y el Estado.

*Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

**Camilo Hernández contribuyó a la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.