Política, Mundo

Crecen las críticas de países árabes contra Macron por su postura anti-islam

Durante las últimas semanas el presidente francés, Emmanuel Macron, ha atacado al islam y ha acusando a los musulmanes de "separatismo". Macron también describió al islam como una “religión en crisis en todo el mundo”.

Hamdi Yıldız,Laith Al-jnaidi   | 26.10.2020
Crecen las críticas de países árabes contra Macron por su postura anti-islam Emmanuel Macron, presidente de Francia. (Archivo - Agencia Anadolu).

Estambul

Varios países árabes han criticado este domingo las recientes declaraciones insultantes del presidente francés, Emmanuel Macron, sobre el islam y los musulmanes. Algunos países árabes han incluso realizado llamados para boicotear los productos de origen francés.

El rechazo del mundo musulmán contra Macron se debe a las declaraciones del miércoles del mandatario francés en las que afirmó que no evitaría la publicación de caricaturas insultantes del profeta Mahoma bajo el pretexto de la libertad de expresión.

En Egipto, el gran imán de Al-Azhar, Ahmad el-Tayeb, calificó los comentarios de Macron contra el Islam como una "campaña sistemática para arrastrar al islam a las batallas políticas".

"No aceptamos que nuestros símbolos y lugares sagrados sean víctimas de la negociación barata en batallas electorales", afirmó el-Tayeb en un comunicado.

En Libia, Mohammad Zayed, miembro del Consejo Presidencial, también condenó los insultos de Macron contra el islam: "El estatus del profeta Mahoma no se verá afectado por declaraciones maliciosas o dibujos triviales", afirmó Zayed.

Por otra parte, el ministro yemení de Asuntos Religiosos, Ahmad Attiya, compartió a través de Twitter llamados para boicotear los productos de origen francés en respuesta a las campañas contra el islam de parte del Gobierno francés.

En Jordania, la Hermandad Musulmana describió las declaraciones de Macron como "una agresión a la nación islámica por su malicia y racismo odioso".

En el norte de Siria, decenas de civiles manifestaron contra las declaraciones de Macron y la nueva publicación de las caricaturas contra el profeta del islam.

Los manifestantes, que salieron en las ciudades sirias de Yarabulus y Tal Abiad, quemaron fotos de Macron y sostuvieron pancartas con mensajes defendiendo al profeta.

"El Islam es una religión de paz y no da espacio para el terrorismo, Francia es la fuente del terrorismo", afirmó Wael Hamdu, jefe del consejo local de Tal Abiad durante la protesta. "No nos olvidamos del asesinato de 1,5 millones de personas en Argelia a mano de las fuerzas francesas”, agregó Hamdu.

A pesar de que la mayoría de naciones musulmanas del mundo criticaron la postura de Macron, la Unión Islámica Mundial, con sede en Arabia Saudita, evitó condenar las declaraciones del mandatario francés y en cambio, hizo un “llamado para que los musulmanes acataran las leyes en los países en los que sean considerados minorías”.

Durante las últimas semanas, Macron ha atacado al islam y ha acusando a los musulmanes de "separatismo". El mandatario francés también describió al islam como una “religión en crisis en todo el mundo”.

Las declaraciones de Macron coincidieron con nuevas publicaciones provocadoras por parte de Charlie Hebdo, una revista francesa de izquierda famosa por publicar caricaturas anti-islámicas, que han provocado la ira y la indignación generalizadas en todo el mundo musulmán por sus caricaturas irrespetuosas contra Mahoma.

A principios de este año, la revista Charlie Hebdo volvió a publicar caricaturas que insultaban al islam y al profeta Mahoma.

*Camilo Hernández contribuyó a la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın