Política, Economía, Análisis

¿Cuáles son las nuevas políticas agrícolas en India y por qué causan polémica?

Desde hace varias semanas, cientos de miles de agricultores y campesinos indios han protestado contra tres leyes agrícolas en el país asiático, pues aseguran que estas permitirán que las grandes corporaciones los exploten indiscriminadamente.

Sanjay Panda   | 19.02.2021
¿Cuáles son las nuevas políticas agrícolas en India y por qué causan polémica? NUEVA DELHI, INDIA - ENERO 15, 2021: Un grupo de activistas y agricultores durante una protesta contra el nuevo proyecto de ley agrícola que fue aprobado, con motivo de la celebración, este viernes, del Día del agricultor, en Nueva Delhi, India, el 15 de enero de 2021. Miles de agricultores de varios estados indios han acampado en las afueras de Nueva Delhi durante semanas y han bloqueado carreteras para exigir que el Gobierno de Modi que derogue las leyes agrícolas aprobadas en septiembre, las cuales consideran que amenazan sus medios de vida. (Pankaj Nangia - Agencia Anadolu).

Ankara

Por: Sanjay Panda

La reciente protesta internacional sobre tres proyectos de ley agrícolas en India se basa en verdades a medias y una falta de comprensión sobre las urgencias del sector agrícola indio, que enfrenta una plétora de problemas debido a la falta de reformas.

Muchas celebridades extranjeras también se han apresurado a comentar sobre las protestas que tienen lugar en India sin tener una comprensión adecuada de los problemas en cuestión. La economista indio americano y economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, por otro lado, ha enfatizado que la agricultura es una de las áreas donde India necesita reformas holísticas.

En el proceso de reformas económicas que comenzó en 1991, el sector agrícola indio se quedó atrás y, por primera vez, Nueva Delhi anunció su nueva política agrícola en el año 2000. La nueva política agrícola hablaba de otorgar estatus de industria a la agricultura y tomar iniciativas para que la agricultura empresarial lograra una tasa de crecimiento del 4% anual de manera sostenida mediante el aumento de la producción y la productividad.

De esta forma, los nuevos proyectos de ley aprobados por el Gobierno están en línea con la nueva política agrícola.

Nuevos proyectos de ley de reforma agraria

El 27 de septiembre de 2020, el presidente de la India, Ram Nath Kovind, anunció tres proyectos de ley agrícolas, a saber, el Proyecto de Ley de Comercio de Productos Agrícolas y Comercio (Promoción y Facilitación); el Acuerdo de Garantía de Precios y Servicios Agrícolas (Empoderamiento y Protección) de los Agricultores, 2020 (FAPAFS), y el Proyecto de Ley de Productos Esenciales (Enmienda) de 2020.

Los proyectos de ley agrícolas tienen como objetivo eliminar las limitaciones y barreras del mercado y los intermediarios; además de promover la participación del sector empresarial en la adquisición y el almacenamiento de productos agrícolas para garantizar una mejor recuperación de precios y así hacer que la ocupación agrícola sea más remunerativa.

Esto está en consonancia con el compromiso del Gobierno indio de duplicar los ingresos de los agricultores para el 2022. Las ventajas de los tres proyectos de ley aprobados por Nueva Delhi se pueden resumir brevemente a continuación:

A: El proyecto de ley sobre Comercio de Productos Agrícolas e Industria (Promoción y Facilitación) de 2020:

La antigua ley de los Comités del Mercado de Productos Agrícolas (APMC) había llevado a la centralización de los mercados, obstaculizando la competencia y la participación de intermediarios en una escala mayor con comisiones arbitrarias, tarifas de mercado y monopolio de asociaciones a costa del bienestar de los agricultores y el desarrollo del sector agricultor.

Bajo la Ley APMC, los estados pueden establecer mercados agrícolas, conocidos popularmente como Sistema Mandis. El comercio de productos agrícolas solo puede ocurrir en los Mandis mediante subasta. El proceso de venta en este mercado se regula a través de comisionistas (CA) que median entre los agricultores y los comerciantes.

El proyecto de ley sobre Comercio de Productos Agrícolas e Industria (Promoción y Facilitación) de 2020 ayudaría a lograr el objetivo de "un país, un mercado" que tiene la intención de brindar oportunidades a los agricultores para vender sus productos en cualquier mercado y en cualquier parte del país, incluso sin la participación de Mandi y los mercados regulados por el Estado bajo la APMC.

Gita Gopinath, economista en jefe del Fondo Monetario Internacional, dijo que estas leyes ayudarían a ampliar el mercado para los agricultores y les permitirían vender a múltiples puntos de venta además de Mandis sin tener que pagar impuestos. "Esto tiene el potencial de aumentar los ingresos de los agricultores", destacó la experta.

Otros economistas eminentes también han apoyado esta idea. Los beneficios acumulados para los agricultores surgirían debido a las siguientes ventajas que se derivan del proyecto de ley.:

  • El proyecto de ley prevé "Una India, un mercado agrícola" que promueve el comercio interestatal e intraestatal, sin barreras, con disposiciones de comercio electrónico. Continúa abordando los problemas de las disparidades regionales y la estabilidad de precios en el mercado agrícola a largo plazo.
  • Según el proyecto de ley, los agricultores pueden vender sus productos en cualquier mercado que les ofrezca un mejor precio.
  • Los agricultores no tendrían que pagar impuestos adicionales a los mercados regulados (APMC) ni comisiones a los intermediarios. Los agricultores ya no estarán sujetos a tarifas de mercado o impuestos por parte de los comerciantes estatales y las plataformas de comercio electrónico por la venta de sus productos, realizada en una "zona de comercio exterior".
  • Garantizará que el agricultor obtenga una parte mayor del precio pagado por el consumidor y, por lo tanto, mejorará sus ingresos agrícolas.
  • Su objetivo es crear vínculos con el mercado, servicios poscosecha o plataformas digitales para agricultores, lo que permitiría la interacción directa con los agricultores para reducir los intermediarios para obtener mejores precios de los cultivos

B: El Acuerdo de Garantía de Precios y Servicios Agrícolas para Agricultores (Empoderamiento y Protección) de 2020 (FALAFS):

  • Este proyecto de ley tiene como objetivo realizar vínculos hacia adelante con el sector agrícola al permitir la participación del sector empresarial en una especie de agricultura empresarial.
  • Formula un marco legal sobre los acuerdos que permiten que incluso los agricultores pequeños y marginales se relacionen con empresas agroindustriales, minoristas y exportadores para el servicio y la venta de productos a un precio previamente acordado, al tiempo que les da acceso a tecnología moderna y mejores insumos agrícolas.
  • El acuerdo entre los agricultores y los participantes corporativos se limitaría solo a contratos sobre cultivos y estos últimos no tendrían derechos sobre la tierra, ya que permanecerían conferidos únicamente a los agricultores.
  • En caso de que cualquiera de las partes no ejecute el acuerdo, si surge una disputa, la ley también prevé un mecanismo de resolución de disputas de tres niveles para garantizar la transparencia y la equidad en los negocios. La disposición favorece a los agricultores, ya que el riesgo de imprevisibilidad del mercado se transfiere principalmente a los patrocinadores.
  • Los proyectos de ley también traen una gran cantidad de beneficios para las nuevas empresas de tecnología agrícola y los actores organizados que conectan a los agricultores con las empresas agrícolas, los procesadores de alimentos y los exportadores; empresas de almacenamiento agrícola y proveedores de almacenamiento en frío; operadores logísticos y de cadena de suministro que garanticen la transparencia y la puntualidad; mercados de comercio agrícola en línea, y prácticamente cualquier persona en la cadena de valor agrícola que trabaje para eliminar las ineficiencias en 'de la granja a la mesa'.

C: Proyecto de ley de Productos Básicos Esenciales (enmienda) de 2020:

Este proyecto era necesario cuando la India no era autosuficiente en la producción de alimentos para garantizar un suministro ininterrumpido a los consumidores. Ahora hay muchos cultivos en los que India se ha vuelto autosuficiente.

El proyecto de ley ahora está demostrando ser un obstáculo para permitir que prospere el negocio agrícola porque restringió los artículos que podrían adquirirse en el mercado abierto y almacenarse para diversos usos, incluidas las ventas escalonadas para mantener los precios de los productos rentables; también para utilizar productos agrícolas en industrias de base agrícola, incluido el procesamiento de alimentos. El nuevo proyecto de ley tiene las siguientes ventajas:

  • El proyecto de ley elimina artículos como cereales y legumbres de la lista de productos básicos esenciales y atrae IED (inversión extranjera directa) en la producción de tales cultivos, ya que los inversores ahora no tendrían que preocuparse por una interferencia regulatoria excesiva en las operaciones comerciales.
  • También eliminará la imposición de límites de almacenamiento de existencias en dichos artículos, excepto en 'circunstancias extraordinarias' como guerras o hambrunas o escasez por cualquier motivo.
  • Los proyectos de ley traerán la inversión privada requerida en mercadeo agrícola, procesamiento e infraestructura. A largo plazo, se espera que este proyecto de ley impulse la infraestructura de almacenamiento agrícola incluso en ubicaciones más pequeñas.

Urgencia de reformas en el sector agrícola

El papel cada vez mayor de los intermediarios en el actual sistema de comercialización no beneficia a los agricultores ni a los consumidores. Los comisionistas pagan un precio muy bajo a los agricultores y cobran una tarifa más alta por el producto mientras lo venden a los mercados mayoristas.

Por lo tanto, los intermediarios obtienen una parte significativa de los beneficios al comercializar productos agrícolas. La existencia de intermediarios, así como diversas cargas impuestas a los agricultores por los mercados regulados, conduce a precios más altos de los productos agrícolas, que los consumidores deben pagar eventualmente en el mercado.

Las reformas agrícolas en la India también son necesarias porque la ocupación agrícola se ha vuelto cada vez más poco remunerativa a medida que el costo del cultivo ha aumentado mientras que los precios de los productos agrícolas en la granja siguen siendo muy bajos.

En algunas regiones de la India, los agricultores se vieron obligados a tomar medidas extremas, como el suicidio, debido al creciente endeudamiento, ya que sus ingresos no cubrían el costo de cultivo, especialmente cuando las cosechas fracasaron debido a los caprichos de la naturaleza. Dada la oportunidad, más del 40% de los agricultores indios mostraron voluntad de cambiar su ocupación (NSSO). Todo esto se suma a la urgencia de las reformas en el sector agrícola, que el Gobierno está llevando a cabo con la debida seriedad.

La urgencia de las reformas en el sector agrícola también se siente porque la Revolución Verde, que condujo a la comercialización de la agricultura en la India y un aumento en los ingresos de los agricultores y los salarios de los trabajadores, además de hacer que la India sea autosuficiente en la producción de granos alimenticios, ha llegado a un estancamiento.

En primera instancia, la Revolución Verde permaneció limitada a ciertas áreas y cultivos, limitando sus beneficios a unas pocas regiones y agricultores. En segundo lugar, la contribución de la revolución verde al crecimiento de la productividad agrícola ha disminuido y se ha mantenido más o menos estática, lo que se traduce en bajos ingresos para los agricultores y un menor excedente comercial debido a la falta de capital e incentivos de mercado.

Los nuevos proyectos de ley tienen como objetivo llevar la agricultura india a la siguiente ronda y al siguiente nivel de comercialización a través de reformas para garantizar la ampliación del mercado, la participación del sector empresarial y la eliminación de las restricciones en la adquisición y almacenamiento de productos agrícolas.

La participación del sector empresarial y los proveedores de servicios no solo abordará el problema de la caída de la formación de capital en la agricultura india, sino que también facilitará una mejor comercialización de los productos agrícolas para aumentar los ingresos de los agricultores y crear más empleo, especialmente en vista de la existencia de un enorme desempleo disfrazado en la agricultura.

La participación del sector empresarial también garantizaría el establecimiento de industrias agroalimentarias, que en India están muy poco explotadas en comparación con el potencial. Solo el 10% del producto alimenticio se procesa en la India debido a la ausencia de un vínculo hacia atrás y hacia adelante, adecuado entre las tierras agrícolas, las agroindustrias y los mercados. Estas leyes garantizarán que estos vínculos hacia atrás y hacia adelante funcionen en interés de todos los interesados.

No hay duda de que cuando se lleve a cabo cualquier reforma de un sistema antiguo, habrá dislocaciones temporales que pueden dañar a los interesados que son vulnerables; en el caso de la India, el 86% de los agricultores indios poseen menos de una hectárea de tierra.

Gita Gopinath, como muchos otros economistas, advirtió que "cada vez que se implementa una reforma, hay costos de transición que uno tiene que asegurarse y prestar mucha atención, es decir, no dañar a los agricultores vulnerables.

El Gobierno de la India cuenta con muchos sistemas para salvar a los agricultores vulnerables del efecto adverso de un desastre natural (Fasal Beema Yojna) o fluctuaciones de precios (MSP y mantenimiento de existencias reguladoras mediante una política de adquisición de productos agrícolas).

Ver también: Twitter restaura decenas de cuentas suspendidas de agricultores de la India.

Esfuerzos del Gobierno para aliviar las preocupaciones

El Primer Ministro de la India, Narendra Modi, en su discurso parlamentario del 8 de febrero, aseguró enfáticamente a los agricultores que "la provisión del Precio Mínimo de Sustento (MSP) existía, existe y seguirá existiendo" para salvar a los pequeños agricultores de cualquier exceso. (caída drástica de los precios) en el mercado de productos agrícolas.

Ya existe un sistema para proporcionar MSP a 23 cultivos cada año, que actúa como el precio mínimo para estos productos más allá del cual no se permitirá que disminuyan sus costos. De hecho, MSP se convierte en realidad en el precio base incluso para los precios del mercado abierto. El Gobierno ha realizado algunas reformas en la determinación de la PEM y está abierto a cualquier tipo de sugerencia de mejora dentro de sus limitaciones presupuestarias.

El tema de los subsidios agrícolas tiene una dimensión de ayudar a los agricultores pequeños y marginales, pero la segunda dimensión también es igualmente importante, ya que solo el 6% de los agricultores prominentes del total de la población agrícola del país pueden beneficiarse de los subsidios agrícolas, lo que no solo conduce a la desigualdad, sino que también representa una enorme carga para el sector público sin crear ningún activo ni conducir a la formación de capital.

El Gobierno no es reacio a otorgar subsidios al sector agrícola, pero quiere reorientarlo hacia la creación de infraestructura y activos duraderos en las áreas rurales con el fin de mejorar la productividad agrícola y crear más oportunidades de empleo no agrícola en las áreas rurales. áreas.

No es necesario que el tema de las reformas de los subsidios se conecte con la agitación de los agricultores. Los subsidios no solo distorsionan los precios, sino que también conducen al despilfarro y la falta de conservación de los recursos naturales. Los subsidios incentivan a los agricultores a utilizar un exceso de insumos subsidiados y producir no solo cultivos que consumen mucha agua como el trigo, el arroz y la caña de azúcar, lo que distorsiona el patrón de cultivo, sino también fertilizantes químicos subsidiados, que afectan la fertilidad del suelo y contaminan los cuerpos de agua.

En última instancia, la racionalización de las subvenciones tendrá un impacto positivo en el medio ambiente y la seguridad de los ingresos de los agricultores. El Gobierno indio ha perseguido el objetivo de la racionalización de los subsidios durante los últimos años y no es nuevo.

El proyecto de ley mencionado anteriormente no tiene relación con la política y el proceso de adquisiciones de la MSP, que sigue siendo la prioridad del Gobierno. Además, la compra MSP de productos agrícolas se realiza a través de agencias estatales y no hay cambios en esta política.

Este proyecto de ley no reemplaza la Ley Estatal de APMC y no afecta el funcionamiento de los APMC. Las APMC continuarán regulando la comercialización de productos agrícolas dentro de los límites físicos de los patios de mercado bajo la Entrada 28 de la lista estatal. Pueden imponer tarifas de mercado dentro de la Mandi según sus regulaciones.

El proyecto de ley brindará a los agricultores oportunidades de comercialización adicionales en "el área comercial" además de las APMC existentes. En general, el proyecto de ley garantizará la creación de un mercado competitivo, un mejor acceso al mercado y el bienestar de los agricultores.

Ver también: ONU insta a la ‘máxima moderación’ en las protestas de agricultores en la India.

Conclusión

Los tres proyectos de ley agrarios han generado aprensiones indebidas por la politización del tema. Una pequeña parte de los agricultores de algunas partes de la India tiene algunas reservas sobre estas reformas. Respetando los sentimientos de los manifestantes, el Gobierno de la India ha iniciado una serie de conversaciones con sus representantes. Los ministros de la Unión han formado parte de las negociaciones y ya se han realizado once rondas de conversaciones.

El Gobierno incluso se ha ofrecido a mantener las leyes en suspenso, una oferta reiterada por nada menos que el primer ministro de la India. Como destacó Modi en su discurso en el Parlamento, cualquier discrepancia y aprensión relacionada con estos tres proyectos de ley podría muy bien abordarse mediante el debate entre varias partes interesadas con la intención de encontrar una solución y el Gobierno está abierto a ello.

Cabe señalar también que todas las personas con mentalidad reformista apoyan los proyectos de ley. La administración del presidente estadounidense, Joe Biden, también ha dicho (4 de febrero) que apoya cualquier reforma que mejore la eficiencia del mercado y atraiga inversiones en beneficio del país. El Fondo Monetario Internacional también ha apoyado los tres proyectos de ley agrícolas al señalar que representan un importante paso adelante para las reformas agrícolas en el país.

No hay duda de que, en la era digital, es posible hacer una montaña de un grano de arena como hemos visto en las reacciones internacionales a la agitación de los agricultores en India, que no solo está mal informada sino también mal motivada para mancillar la democracia india, lo cual es contrario a los hechos.

India es una democracia próspera en la que ha habido una interacción muy viva entre los ciudadanos y el Gobierno en todos los temas. Las opiniones bien consideradas y las perspectivas de perfeccionar el proyecto de ley se ven empañadas por la politización del tema.

Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de la Agencia Anadolu.

*El autor es el embajador de la India en Turquía.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.