Política

Países que integran el G7 se comprometen a 'defender la democracia' de las amenazas externas

El grupo de las naciones más poderosas y ricas del mundo, en su declaración conjunta, identificó un aumento de los ataques contra las libertades y los derechos humanos, con Estados autoritarios incrementando su influencia en algunas regiones.

Muhammad Mussa   | 06.05.2021
Países que integran el G7 se comprometen a 'defender la democracia' de las amenazas externas La reunión del G7 a nivel de cancilleres, que reúne a los 7 países industrializados del mundo y la Unión Europea (UE), arrancó en la capital Londres, acogida por el presidente de mandato Inglaterra. (Andrew Parsons N°10 Downing St. - Handout - Agencia Anadolu).

LONDRES

El G7 se comprometió a defender la democracia de las amenazas extranjeras y a defender valores compartidos entre los Estados amigos y democráticos, indicó el grupo en una declaración conjunta este miércoles 5 de mayo.

La alianza internacional, que se reunión en Londres, Reino Unido, pidió a los Estados con valores y principios compartidos, a unirse contra aquellas entidades que representan un riesgo para la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos fundamentales.

“El G7 comparte valores democráticos comunes y el respeto por las libertades fundamentales, los derechos humanos y el estado de derecho. Estamos comprometidos con la protección, promoción y estímulo de sociedades abiertas y los sistemas democráticos que las sustentan”, destacó el grupo en el comunicado.

El G7 está formado por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

“Los actores extranjeros malignos persisten en sus intentos de socavar las democracias, y algunos Estados buscan promover sus propios sistemas autoritarios de gobernanza y objetivos geopolíticos. El G7 está comprometido a trabajar en unión para mostrar liderazgo global, y tomar medidas para exponer y disuadir a estos actores y defender la democracia”, agregó el comunicado.

La organización intergubernamental también reconoció que se estaban realizando ciertos intentos contra los Estados del G7 y sus aliados para interferir e interrumpir los procesos democráticos con la intención de difundir desinformación. Indicaron que los 'Estados malignos' habían desplegado una amplia variedad de herramientas para lograr sus objetivos.

Tales intentos, destacó el G7, incluyen la distribución de información engañosa y falsa, la intención de aumentar la división y el odio entre los grupos minoritarios, abrir una brecha entre varias comunidades, y la manipulación y distorsión del discurso político que amenaza los intereses nacionales.

Según el grupo, también incluyen "intentos de socavar la confianza en las instituciones y procesos democráticos, influir en los medios independientes, manipular el discurso cívico, cerrar el espacio cívico, dañar la cohesión social y amenazar la salud pública".

El comunicado del grupo aseguró que el uso de plataformas de redes sociales para difundir información errónea se ha intensificado en los últimos años y ha sido muy eficaz para dirigirse a audiencias vulnerables.

Así mismo, destacó que el ciber-terrorismo patrocinado por el Estado y el uso de los medios de comunicación para entregar información errónea también se amplificó, lo que ha llevado a que las naciones soliciten la introducción de medidas efectivas para atacar nuevas formas de ataques digitales.

La alianza occidental también identificó un aumento de los ataques contra las libertades fundamentales y los derechos humanos, con Estados autoritarios aumentando su influencia e impidiendo que ciertos sectores de la sociedad y las personas ejerzan sus derechos humanos y libertades legítimos.

"Al mirar a la sociedad en su conjunto, ha habido intentos de silenciar a los defensores de los derechos humanos, los activistas de la sociedad civil y los periodistas que han sido críticos con los actores estatales. Además, algunas personas consideradas una amenaza para el Estado han sido silenciadas, maltratadas y se les ha negado el acceso a la atención médica y la representación legal", destacó el G7.

“Ha habido intentos de influir, presionar o amenazar a las personas con la intención de evitar que ejerzan sus derechos humanos legítimos y libertades fundamentales, incluida la libertad de expresión”, agregó el grupo.

El G7 se comprometió a unirse frente a las amenazas globales contra la democracia y el estado de derecho internacional.

"Nos mantendremos unidos contra la amenaza de la interferencia extranjera, guiados por nuestros valores compartidos de democracia, transparencia y apertura", agregó el comunicado.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.



El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.