Política

Canciller de Venezuela: “Sí, hay que reconocer que hemos sufrido” por las sanciones internacionales

El canciller venezolano, Félix Plasencia, habló en exclusiva con la Agencia Anadolu durante su viaje a Turquía, el primer país que visita tras ser nombrado recientemente en el cargo.

Aicha Sandoval Alaguna y Behlul Cetinkaya   | 11.10.2021
Canciller de Venezuela: “Sí, hay que reconocer que hemos sufrido” por las sanciones internacionales El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Félix Plasencia, durante una entrevista con la Agencia Anadolu, en Ankara, Turquía, el 9 de octubre de 2021. (Mustafa Murat Kaynak - Agencia Anadolu)

ANKARA
El recientemente asignado ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Félix Plasencia, completó su primera visita oficial en el extranjero. Su destino fue Turquía. 

El diplomático de carrera, conocido por su perfil discreto y libre de polémicas, llegó al país euroasiático tras recibir una invitación oficial de su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, en la 76 sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York unas semanas atrás. 
 
Plasencia, quien fue nombrado canciller de Venezuela el 19 de agosto, ocupó previamente los cargos de embajador en China, viceministro para Temas Multilaterales, viceministerio para Asia, Medio Oriente y Oceanía del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores y ministro de Turismo y Comercio Exterior.
 
En entrevista exclusiva con la Agencia Anadolu, la primera de Plasencia con los medios nacionales e internacionales, el canciller venezolano habló sobre las cercanas relaciones entre Venezuela y su aliada Turquía, la difícil situación que atraviesa el país latinoamericano debido a las sanciones impuestas principalmente por Estados Unidos, las elecciones locales y las conversaciones entre el Gobierno y la oposición que se llevan a cabo en México.
 
¿Cuál es la situación de la economía venezolana? ¿Qué medidas está tomando su Gobierno para resolver los problemas que atraviesa la economía?
 
El pueblo venezolano está ciertamente afectado por las medidas coercitivas unilaterales impuestas en violación del derecho internacional por algunas agencias del
Gobierno de los Estados Unidos. Esa es una realidad. La intención de esa dinámica era, con toda seguridad, extirpar la Revolución Bolivariana y el empeño bolivariano, que no es otro que la solidaridad, la cooperación y la integración, no solamente en el contexto caribeño centroamericano, sudamericano, sino en el contexto internacional. 
 
Un ejemplo palpable de hoy ha sido la dificultad para acceder a medicamentos e inclusive a las vacunas contra el coronavirus. En su empeño por garantizar la salud del pueblo, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha conseguido una ruta que permitió garantizar acceso a la vacuna, pero saltando los obstáculos impuestos por ese imperio injerencista que de alguna manera intenta desestabilizar al país y que ha causado dolor a la población. 
 
Hemos construido una ruta de seguridad en salud a través de alianzas con países amigos, la Federación Rusa, Turquía, otros países de Asia y África, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Argentina, las islas Estados del Caribe, con los cuales tenemos una alianza a través de Petrocaribe, y México, cuyo presidente, (Andrés Manuel) López Obrador, es un actor responsable en la región que ha podido convocar nuevamente al CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). Sí, hay que reconocer que hemos sufrido. Le he dado un ejemplo contundente y serio que es la dificultad para acceder a las vacunas, pero que hoy hemos resuelto, hemos recibido la Soberana, la Sputnik y las vacunas chinas.
 
También somos afectados por las medidas coercitivas en otros asuntos como el comercio exterior. Tenemos una dificultad para exportar nuestros productos a mercados exteriores, porque el empeño, la cacería, desde EEUU a nuestras exportaciones son ciertos y hacen un gran daño. El presidente Nicolás Maduro ha repetido una y otra vez que tiene sus brazos y manos abiertas para un entendimiento, para solucionar las dificultades, para desmontar el empeño equivocado de algunas instancias del Gobierno de EEUU y el discurso y la retórica de algunos actores políticos (venezolanos) que tienen intereses locales que afectan el deseo de tener buenas relaciones entre Caracas y Washington. Nuestro Gobierno no persigue o juzga a ningún otro gobierno por la decisión soberana de su pueblo de votarlo y ser elegido. 
 
El próximo mes se llevarán a cabo elecciones locales en Venezuela. ¿Cuál es el mensaje que quisiera dar con respecto a estas elecciones?
 
Son lo que llaman de manera popular unas “megaelecciones”. Se elegirán todas las gobernaciones, las alcaldías y los concejos municipales de Venezuela. Más de 70 mil candidatos se han inscrito para ese proceso electoral del 21 de noviembre, donde todos los partidos del Gobierno y de la oposición participan. La participación electoral en Venezuela es amplia y destacada. Los venezolanos creemos en la fiesta electoral. Tenemos un sistema electoral moderno y con la mejor tecnología. Fue reconocido hace muchos años por los especialistas del Centro Carter como el más moderno del mundo y sigue siendo hoy de los más modernos del mundo. Esperamos de ese proceso electoral la paz, la tranquilidad, el sosiego, la estabilidad, la elección de los mejores candidatos por los votantes venezolanos, la expresión contundente de soberanía y de democracia a través del ejercicio del voto.
 
Esperamos además que la comunidad internacional responsablemente entienda el derecho de los venezolanos a tomar sus decisiones políticas a través de los procesos que constitucionalmente están establecidos en la Constitución Bolivariana, votada en un referéndum masivo ya hace más de 20 años. Es un momento especial al cual han sido invitados acompañantes de todas partes del mundo. Hemos invitado inclusive a la ONU a mandar su equipo técnico de acompañamiento electoral. Además, como ya se sabe, hemos firmado un acuerdo con la Unión Europea para su acompañamiento electoral. 
 
¿Cuáles son los avances que se han dado en las conversaciones entre el Gobierno y la oposición en México?
 
Es un proceso muy importante que ha sido facilitado por los noruegos y que ha contado con el respaldo y el apoyo del Gobierno del presidente López Obrador. Lo importante a destacar aquí es que los grupos de oposición, esos que podemos calificar de radicales extremistas, se han sentado en la mesa con el Gobierno legítimo, y se han reconocido a sí mismos como oposición que dialoga con el único Gobierno de Venezuela, el del presidente Nicolás Maduro. Eso ha sido consagrado en un memorando de entendimiento entre las partes y es un logro muy importante de esa mesa. Ya se han llevado a cabo tres reuniones y la próxima reunión se realizará en los próximos días.
 
En el marco de las conversaciones se han firmado dos documentos importantísimos: uno que reconoce los derechos legítimos de Venezuela y su reclamación histórica del territorio del Esequibo, tras el abuso histórico del imperio inglés y nuestro derecho sobre ese territorio; y un segundo documento que destaca los asuntos sociales para garantizar la dignificación de la vida de los venezolanos. 
 
En ese marco se está moviendo ese diálogo que lidera el presidente de la Asamblea Nacional, el doctor Jorge Rodríguez, luego de que esa entidad saliera de su desacato. 
Nosotros aspiramos a que la oposición participe de manera coherente y permita construir una ruta cierta que nos haga llegar a un momento mejor, a un momento ideal. Esa es la agenda, no es una imposición en una agenda cerrada, es una dinámica natural que debe ir y debe apuntar hacia la meta, que es la que los venezolanos queremos: la paz, la dignificación de la vida, la coherencia y la sumatoria de los actores políticos hacia una ruta de felicidad y armonía en contra de aquella en la que se han empeñado en el pasado, de apoyar o de solicitar el injerencismo extranjero, que implicaría solamente dolor, tristeza, destrucción, muerte y sangre.
 
¿Cuál es la magnitud del daño de las sanciones impuestas a su país por varias instancias, principalmente EEUU? 
 
La magnitud del daño es inmensa, se puede magnificar en cifras: más de USD 35.000 millones del pueblo venezolano están congelados en distintos espacios bancarios o financieros. El oro de Venezuela está de alguna manera usurpado, hurtado, en el Banco de Inglaterra. Una compañía petrolera propiedad de los venezolanos que vale miles de millones de dólares y que está en los Estados Unidos, CITGO, ha sido hurtada, robada y ya no es más de los venezolanos gracias a la facilitación que dieron esos irresponsables pseudolíderes de la oposición que han participado en eventos tristemente recordados como aquel desde Cúcuta y que invaden, por ejemplo, las sedes representativas y diplomáticas de Venezuela en EEUU, incluidas las de Washington y Nueva York.
 
Nosotros creemos que esas sedes deben ser devueltas al pueblo de Venezuela y ser reconocidas como las sedes del único gobierno legítimo, el que se sienta en todos los espacios del sistema de las Naciones Unidas porque es el único que la comunidad internacional reconoce como legítimo. El presidente Nicolás Maduro fue reelecto por una inmensa mayoría con más de 8 millones de votos. Ese diputado que tristemente se empeñó en presentarse como una autoridad en una pequeña plaza en un pequeño municipio de Caracas, no fue votado por más de 80 mil venezolanos en una entidad política administrativa menor, donde creo que el número de votantes es de 300 mil o 400 mil ciudadanos. El resultado es el que todos preveíamos: la nada, la nulidad, el fracaso.
 
¿Qué pasos se están dando para que se levanten estas sanciones?
 
Nosotros siempre estamos hablando de la necesidad de la finalización de la imposición ilegal de medidas coercitivas unilaterales. La comunidad internacional ha creado una ruta para sancionar a un país, lo cual viola los principios de la comunidad internacional. Nosotros estamos afianzados en el derecho internacional y en los principios de la comunidad internacional y en el sistema de la ONU para denunciar permanentemente la aplicación ilegal de medidas coercitivas de manera unilateral a un Gobierno soberano. 
 
En algún momento, el Gobierno (estadounidense) pasado construyó una ruta (contra nuestro Gobierno) que no consiguió más que un grupito menor de adeptos a través del abuso de poder, la presión y la violación. El presidente Nicolás Maduro y el Gobierno de Venezuela ha demostrado de manera contundente que hemos vencido, que hemos ganado esta batalla ilegal, abusadora, irresponsable. Hoy estamos, como siempre lo dice el Presidente de la República, con los brazos abiertos para sentarnos y acercarnos inclusive al Gobierno que de manera más agresiva se oponga o critique a Venezuela. Lo acaba de decir el presidente Nicolás Maduro en la última reunión de los jefes de Estado de Gobierno de la CELAC, en Ciudad de México. Ofreció a todos sus colegas presentes allí que nos sentáramos a debatir abiertamente la democracia en nuestros países con la seguridad de que en ese debate va a resultar claro que la democracia venezolana es la más viva, la más activa, la más amplia, la más tolerante, la más inclusiva.
 
¿Podría hablarnos sobre la cooperación actual entre Turquía y Venezuela en la política, la economía y otros campos?
 
Nosotros tenemos una relación política basada en nuestro empeño en la defensa del derecho internacional, en el compromiso con los principios de la comunidad internacional y en defensa también del sistema creado después de la Segunda Guerra Mundial, el sistema de las Naciones Unidas, en donde participamos los Estados soberanos de la comunidad internacional. Allí nos encontramos porque trabajamos en esa misma ruta, que es la del multilateralismo, en contra del injerencismo y el unilateralismo que tanto daño ha hecho a la comunidad de las naciones en el proceso histórico de las civilizaciones.
 
Además de eso, existe el empeño de una ruta de construcción de una cercanía bilateral que ya avanza, que tiene aspectos en los cuales hemos profundizado la relación y que tiene un origen en un empeño de reconocimiento entre nuestro presidente, Nicolás Maduro, y el presidente (de Turquía, Recep Tayyip Erdogan), pero que viene ya de un proceso histórico. 

Venezuela y Turquía tienen una relación de más de 70 años y en el pasado ya hemos sido muy cercanos. Pero es ahora con la Revolución Bolivariana, con el gobierno bolivariano que inicia con Hugo Chávez Frías y ahora con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que se profundizan los encuentros para asuntos de cooperación, de integración, de inversión, de comercio y que se suman a la voz en defensa de lo que son las bases que permiten que vivamos en el mundo en paz, en sintonía y en respeto a la soberanía de las demás naciones, de los demás pueblos. 
 
Hay un empeño en construir y profundizar la relación de cooperación, de solidaridad entre nuestros países, porque el Gobierno del presidente Erdogan y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro son muy responsables y ponen al ciudadano primero. Esa es la razón por la que esta es nuestra primera visita al exterior y esa es la razón por la cual estamos hoy aquí y hemos celebrado una agenda vigorosa, profunda, contundente.  
 
Empezamos con una reunión muy productiva e interesante con el ministro de Agricultura y Bosques de Turquía. Luego tuvimos una muy interesante, buena y productiva reunión con el ministro de Comercio, a quien había conocido también en Nueva York, y luego una reunión de trabajo más larga junto con la firma de un memorando de entendimiento con el canciller turco.
 
Luego lo acompañé a una rueda de prensa que dimos en la sede de la Cancillería turca. Y ahora acabamos de terminar una charla interesante sobre la realidad política de Venezuela y las medidas coercitivas unilaterales. La audiencia tuvo la oportunidad de tener una perspectiva más completa y actualizada sobre la situación, y contextualizar un hecho histórico y contemporáneo.
 
El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.