Política

Amnistía Internacional: en 2019 fueron ejecutadas 657 personas por la pena de muerte en el mundo

Por undécimo año consecutivo, Estados Unidos volvió a ser el único país de la región que llevó a cabo ejecuciones judiciales.

Santiago Serna Doque   | 21.04.2020
Amnistía Internacional: en 2019 fueron ejecutadas 657 personas por la pena de muerte en el mundo Activistas indonesios protestan frente a la embajada de Arabia Saudita en Yakarta, luego de que la trabajadora doméstica indonesia, Tuti Tursilawati, fuera ejecutada por Riad sin dar ninguna notificación consular, el 2 de noviembre de 2018. Archivo (Mahmut Atanur - Agencia Anadolu)

Colombia

Según un nuevo informe de Amnistía Internacional (AI), en 2019 se registraron 657 ejecuciones por pena de muerte en 20 países, lo que supuso un descenso del 5% con respecto al 2018.

AI destacó que se trata del número más bajo de ejecuciones en al menos una década.

Por undécimo año consecutivo, Estados Unidos volvió a ser el único país de la región que llevó a cabo ejecuciones judiciales. Más del 40% de todas las muertes ocurrieron en Texas.

Por su parte, el estado de Missouri efectuó una ejecución en 2019, tras no haber practicado ninguna en el 2018. Por el contrario, Nebraska y Ohio no realizaron ninguna ejecución el año pasado, después de haberlo hecho en 2018 (una cada estado).

Entre tanto, el gobernador de California, Gavin Christopher Newsom, estableció una moratoria de las ejecuciones en el estado. Mientras que Nuevo Hampshire se convirtió en el vigésimo primer estado de Estados Unidos en abolir la pena capital para todos los delitos.

Lea también: Amnistía Internacional: ante la pandemia EEUU debe poner en libertad a los migrantes detenidos

En la región, Barbados eliminó de su Constitución la pena de muerte preceptiva, mientras que en Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Guatemala, Jamaica, San Cristóbal y Nieves y Santa Lucía no había personas condenadas a muerte y AI no tuvo constancia de nuevas condenas.

La mayoría de las ejecuciones en el mundo ocurrieron en China.

“China siguió siendo el mayor ejecutor mundial, aunque se desconoce la verdadera magnitud del empleo de la pena de muerte en ese país, al estar clasificados los datos relacionados con ella como secreto de Estado; la cifra oficial de, al menos, 657 ejecuciones no incluyen las miles de ejecuciones que, presumiblemente, tuvieron lugar en China”, resaltó Amnistía Internacional.

Excluyendo a China, el 86% de las ejecuciones conocidas tuvieron lugar en tan sólo cuatro países: Arabia Saudita, Egipto, Irak e Irán.

Además, destacó el documento, Bahréin y Bangladés reanudaron las ejecuciones el año pasado, tras una interrupción en 2018.

Lea también: Amnistía Internacional pide a los líderes del G20 una respuesta conjunta ante el COVID-19

Al concluir el 2019, 106 países habían abolido la pena de muerte para todos los delitos y 142 naciones la prohibieron en la ley o en la práctica.

A nivel global se registró la conmutación o indulto de la pena de muerte en 24 países: Bangladesh, China, Emiratos Árabes Unidos, EEUU, Egipto, Gambia, Ghana, Guyana, India, Indonesia, Irak, Kuwait, Malasia, Marruecos, Mauritania, Níger, Nigeria, Omán, Pakistán, Singapur, Sudán, Tailandia, Zambia y Zimbabue.

Amnistía Internacional indicó que el año pasado hubo 2.307 condenas a muerte en 56 países. Los métodos de ejecución utilizados fueron los siguientes: decapitación, electrocución, ahorcamiento, inyección letal y fusilamiento.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.