Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

Frontera colombo-venezolana en el departamento de La Guajira, Colombia Fotoğraf: Juancho Torres - Agencia Anadolu

Miles de venezolanos cruzan la frontera colombo-venezolana a través de "trochas" -senderos ilegales- hacia Colombia, o a través del puesto de control fronterizo en Paraguachón, departamento de La Guajira, Colombia, noviembre 30, 2019. Maicao es uno de los municipios más grandes y golpeados por la crisis migratoria venezolana. Sus habitantes dicen que están desesperados por el aumento de la inseguridad, la invasión, el contrabando y la prostitución. Paraguachón, que es el puesto de control migratorio, está a solo 12 kilómetros de Maicao y a dos horas de Maracaibo, la segunda ciudad más grande de Venezuela. Todos los días ingresan 25.000 personas, pero solo 1.400 pasan por el puesto fronterizo de Paraguachón. Los otros ingresan irregularmente por varios senderos. A través de las trochas, los venezolanos pasan de contrabando alimentos, electrodomésticos de segunda mano, ropa usada, herramientas, cristalería, materiales de construcción y por supuesto, gasolina. ( Juancho Torres - AA )

instagram_banner

Síganos en Instagram para ver las imágenes más impactantes en Turquia y el mundo

Últimas Noticias