Política, Mundo

Trump nombra a Amy Coney Barrett para ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema de Justicia

Ahora el Senado tendrá que aprobar la elección del presidente de Estados Unidos para ocupar el lugar de la difunta juez Ruth Bader Ginsburg.

Servet Günerigök   | 27.09.2020
Trump nombra a Amy Coney Barrett para ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema de Justicia Corte Suprema de Estados Unidos. (Samuel Corum - Agencia Anadolu)

WASHINGTON

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nominó este sábado a Amy Coney Barrett como su elección para ocupar la vacante en la Corte Suprema de Justicia, para reemplazar de esta forma a la recientemente fallecida juez Ruth Bader Ginsburg.

Barrett es “una de las mentes legales más brillantes y talentosas de nuestra nación”, dijo Trump desde la Casa Blanca. “Es una mujer de logros incomparables, intelecto imponente, credenciales excelentes y lealtad inquebrantable a la Constitución”.

“Esta debería ser una confirmación rápida y sencilla. Debería ser muy fácil. Buena suerte. Va a ser muy rápido. Estoy seguro de que no será muy controvertido”, aseveró el mandatario.

Barrett también habló en la ceremonia en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca y manifestó que entiende que es una decisión trascendental para el presidente.

“Si el Senado me hace el honor de confirmarme, me comprometo a cumplir con las responsabilidades de este trabajo lo mejor que pueda”, agregó.

El debate por la aprobación de Barrett podría comenzar el 12 de octubre en un Senado de mayoría republicana.

La batalla por el cupo en la Corte Suprema es una disputa que el presidente quiere terminar antes de las elecciones de este 3 de noviembre.

Barrett, de 48 años, es miembro de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de EEUU y, si es nominada, sería la tercera persona designada por Trump en la Corte Suprema, después de Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

Ginsburg murió el pasado viernes 18 de septiembre por complicaciones de cáncer de páncreas metastásico.

Ver también: Muere la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg a los 87 años

Su muerte desató una lucha entre los demócratas, que han presionado para garantizar que la exlíder del ala liberal de la Corte Suprema no sea reemplazada por otro candidato conservador de Trump.

Tras la muerte de la jueza Ginsburg, Trump ha prometido ocupar el escaño rápidamente, incluso cuando las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski rompieron filas y acordaron con los demócratas que ningún candidato a la Corte debería ser elegido antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Los demócratas necesitarán que tres senadores republicanos más anuncien su oposición si quieren frustrar con éxito al potencial candidato de Trump.

El Congreso tiene el poder de establecer el número de jueces en la Corte, que ha sido de nueve desde mediados del siglo XIX. Cada partido se ha abstenido de cambiar esta cuota mientras han tenido la mayoría, por temor a represalias.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.