Mundo

Trabajadores de salud de EEUU fueron despedidos por criticar medidas de preparación ante el COVID-19

Ruth Schubert, portavoz de la Asociación de Enfermeras del estado de Washington, indicó que "los hospitales están silenciando a las enfermeras y otros trabajadores de la salud en un intento por preservar su imagen".

Michael Gabriel Hernandez   | 01.04.2020
Trabajadores de salud de EEUU fueron despedidos por criticar medidas de preparación ante el COVID-19 Un nuevo centro de pruebas de detección de coronavirus en Bear Mountain, Nueva York, Estados Unidos. (Tayfun Coskun - Agencia Anadolu) ( Tayfun Coşkun - AA )

Washington DC

Según un informe publicado este martes por la cadena de noticias Bloomberg, algunos hospitales amenazaron con despedir a médicos y enfermeras por hablar sobre las condiciones de trabajo en medio de la pandemia del COVID-19.

El Dr. Ming Lin fue despedido el viernes después de dar una entrevista al periódico Seattle Times en la que habló de una publicación en Facebook donde pidió mejoras en las medidas de preparación para enfrentar el coronavirus en el Centro Médico St. Joseph de PeaceHealth, informó Bloomberg News.

Lin, que trabaja en la sala de emergencias, aseguró que las medidas establecidas para enfrentar el COVID-19 en el St. Joseph no son suficientes y citó como ejemplo la falta de segregación adecuada para los pacientes con COVID-19 y la falta de pruebas para detectar el virus, incluyendo controles regulares de temperatura.

Bloomberg dijo que una enfermera en Chicago fue despedida después de que enviara un correo electrónico a sus colegas en el que indicó que quería usar una máscara "más protectora" en su trabajo. Y en Nueva York, el sistema Langone Health de la NYU emitió una advertencia que dice que si los empleados hablan con los medios sin aprobación previa, podrían ser despedidos.

"Los hospitales están silenciando a las enfermeras y otros trabajadores de la salud en un intento por preservar su imagen", indicó a Bloomberg Ruth Schubert, portavoz de la Asociación de Enfermeras del estado de Washington. "Es indignante", resaltó.

Por su parte, el NYU Langone Health defendió su política y argumentó que está diseñada para proteger la privacidad del paciente y del personal.

"Debido a que la información está en constante evolución, es por el mejor interés de nuestro personal y la institución que solo aquellos con la información más actualizada puedan abordar estos problemas con los medios", dijo a Bloomberg el portavoz de la institución, Jim Mandler.

Si bien los hospitales han impuesto previamente pautas estrictas para exigir que los trabajadores de la salud hablen con los periodistas solo a través de sus oficinas de relaciones públicas, para proteger la confidencialidad del paciente, Schubert aseguró que las restricciones que se imponen ahora son diferentes.

El médico y las enfermeras "deben tener la capacidad de decirle al público lo que realmente está sucediendo dentro de las instalaciones donde atienden a pacientes con COVID-19", le dijo Schubert a Bloomberg.

La represión se produce cuando los profesionales de la salud hacen publicaciones en las redes sociales, las cuales se han vuelto virales en repetidas ocasiones, para hacer sonar la alarma en diversos temas relacionados con la pandemia del coronavirus, incluida la falta de equipo de protección personal o EPP y las súplicas púbicas, en las que instan a las personas a quedarse en casa porque los hospitales están inundados de pacientes con coronavirus.

"Es bueno y apropiado que los trabajadores de la salud puedan expresar sus propios temores y preocupaciones, especialmente cuando expresan que podrían obtener una mejor protección", dijo Glenn Cohen, director de la facultad del centro de bioética de la Facultad de Derecho de Harvard.

La enfermera de Chicago que fue despedida por enviar correos electrónicos a sus colegas le indicó a Bloomberg que presentó una demanda por despido injustificado contra su antiguo empleador, Northwestern Memorial Hospital.

"Muchos hospitales están mintiendo a sus trabajadores y diciendo que las máscaras simples son suficiente", señaló Lauri Mazurkiewicz.

Estados Unidos tiene 181.099 casos confirmados de coronavirus, incluidas 3.606 muertes, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

En total,6.038 personas se han recuperado del virus, según el recuento de la misma universidad.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın