Mundo

Rusia estaría ralentizando sus ataques en Ucrania para permitir la evacuación de civiles

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, dijo que Ucrania se convirtió en un Estado hostil utilizado por Occidente como un instrumento de presión sobre Rusia.

Elena Teslova   | 25.05.2022
Rusia estaría ralentizando sus ataques en Ucrania para permitir la evacuación de civiles El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoygu, en Moscú, Rusia, el 16 de febrero de 2022. (Crédito obligatorio: Servicio de prensa del Ministerio de Exteriores de Rusia)

MOSCÚ
El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, dijo este martes que su Ejército está ralentizando deliberadamente sus movimientos en Ucrania para permitir que los civiles abandonen las zonas en guerra.

Durante su intervención por videoconferencia en la reunión del Consejo de Ministros de Defensa de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), Shoigu informó que el Ejército ruso utiliza armas de alta precisión para evitar daños colaterales innecesarios en sus ataques contra objetivos militares en Ucrania.

“Se están creando corredores humanitarios para que los residentes abandonen los asentamientos cercados”, explicó Shoigu, quien señaló que esto “ralentiza el ritmo de la ofensiva, pero se hace deliberadamente para evitar bajas civiles”.

Shoigu advirtió que la OTAN “se acercó mucho” a sus fronteras y que “aumentó significativamente su potencial de combate”, y dijo que también “se intensificaron los esfuerzos para la adhesión de Ucrania a la OTAN y el despliegue de la infraestructura militar de la coalición en su territorio”.

En este sentido, Shoigu dijo que Ucrania “se convirtió en un Estado hostil utilizado como un instrumento de presión sobre Rusia” y acusó a Occidente de “patrocinar una política de división entre rusos y ucranianos” y de “perseguir todo lo ruso”.

Shoigu dijo que “aquellos que no estaban de acuerdo con esto simplemente fueron destruidos” y puso como ejemplo el “bombardeo metódico de las ciudades y pueblos” de la región de Donbás, en el este de Ucrania, por parte de las fuerzas ucranianas en los últimos ocho años.

El ministro dijo que “durante este tiempo más de 14.000 personas murieron y unas 33.000 resultaron heridas”, y señaló que todos sus intentos de “obligar a Kiev a cumplir con los acuerdos de Minsk fueron en vano”.

Shoigu acusó a Kiev de “simplemente ignorar” sus intentos y dijo que Occidente envió asesores militares y mercenarios a Ucrania para luchar contra Rusia.

El ministro dijo que las autoridades ucranianas dejaron en libertad a convictos y que entregaron armas a la población con la esperanza de que maten a los soldados rusos. Sin embargo, estas medidas provocaron un aumento en los casos de violencia y saqueo, según el ministro.

Shoigu aseguró que Rusia continuará con su “operación militar” hasta lograr sus objetivos a pesar de la ayuda occidental.

El ministro recordó que Ucrania tiene fronteras con algunos de los miembros de la CSTO y pidió fortalecer y desarrollar la coordinación en todas las direcciones.

“Esto es especialmente importante también porque los países occidentales están trabajando a propósito para socavar las relaciones aliadas entre los Estados de la OTSC”, avisó Shoigu.

En este sentido, Shoigu dijo saber qué tipo de “presión se está ejerciendo sobre nuestros aliados” e indicó que se están utilizando “amenazas, chantajes e intrigas sin disimular”.

“Todo esto nos exige estar aún más unidos, ser más activos y precisos en la coordinación de acciones”, agregó Shoigu.

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva es una alianza militar intergubernamental en Eurasia, formada por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

*Traducido por Daniel Gallego.
El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın