Política, Mundo

Putin y Erdogan hablaron nuevamente sobre situación en Idlib

El presidente turco dice que la resolución de la crisis al noroeste de Siria está en línea con la implementación del acuerdo de Sochi 2018.

Elena Teslova   | 22.02.2020
Putin y Erdogan hablaron nuevamente sobre situación en Idlib Los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin, "acordaron intensificar las consultas bilaterales sobre Idlib, destinadas a reducir las tensiones, garantizar un alto al fuego y neutralizar la amenaza terrorista", según un comunicado del Kremlin. (Berk Özkan - Agencia Anadolu)

MOSCÚ

En una conversación telefónica, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, hablaron este viernes sobre los últimos acontecimientos en Idlib, al noroeste de Siria.

Erdogan le dijo a Putin que el régimen de Al-Assad "debe ser controlado y la crisis humanitaria debe terminar en Idlib", donde alrededor de un millón de civiles han huido de los ataques del régimen y sus aliados para refugiarse cerca de la frontera turca.

Erdogan recalcó que resolver la crisis que se desarrolla en esta zona depende de la "implementación completa" del acuerdo de Sochi de 2018.

Ambos líderes reiteraron su compromiso con todos los acuerdos alcanzados con respecto a Siria.

En una declaración separada, el Kremlin dijo que Putin había expresado serias preocupaciones sobre "las actividades agresivas de los grupos extremistas" en Idlib.

También instó a respetar la soberanía e integridad territorial de Siria, según el comunicado.

Erdogan y Putin "acordaron intensificar las consultas bilaterales sobre Idlib, destinadas a reducir las tensiones, garantizar un alto al fuego y neutralizar la amenaza terrorista". En el comunicado agregaron que los contactos entre representantes militares turcos y rusos "continuarán de manera intensiva".

Los ataques impulsan una ola de refugiados

Idlib, cerca de la frontera sur de Turquía, se encuentra dentro de una zona de desescalada establecida en un acuerdo entre Turquía y Rusia a fines de 2018.

Sin embargo, el régimen sirio y sus aliados han incumplido constantemente los términos del alto al fuego, lanzando frecuentes ataques dentro del territorio donde los actos de agresión están expresamente prohibidos.

La zona de desescalada alberga actualmente a unos 4 millones de civiles, incluidos cientos de miles desplazados en los últimos años por las fuerzas del régimen sirio, en ese país devastado por la guerra.

Alrededor de 1 millón de refugiados de Idlib se han trasladado hacia la frontera turca en los últimos meses, huyendo de los ataques del régimen de Assad y sus aliados, y causando una situación humanitaria desesperada.

Turquía ha pedido un cese inmediato de los ataques contra Idlib, y que se siga el alto al fuego, advirtiendo que si los ataques no se detienen, Turquía tomará medidas.

En la llamada, los dos líderes también discutieron los acontecimientos en Libia, donde las fuerzas del comandante Jalifa Haftar continúan atacando al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) reconocido por la ONU.

Desde la destitución del difunto gobernante Muammar Gaddafi en 2011, han surgido dos escaños de poder en Libia: Haftar en el este de Libia, apoyado principalmente por Egipto y Emiratos Árabes Unidos, y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) en Trípoli, que goza del reconocimiento de ONU y la comunidad internacional.

El gobierno legítimo de Libia ha sido atacado por las fuerzas de Haftar desde abril pasado, y más de 1.000 personas han muerto en la violencia.

*Maria Paula Triviño contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.