Política, Mundo

Proyecto de ley de Macron dificultará la vida cotidiana y religiosa de los musulmanes en Francia

El proyecto de ley contra el "separatismo islamista" no solo interfiere con los lugares de culto de los musulmanes y sus ONG, sino que también restringe sus opciones educativas.

Alaattin Doğru   | 19.01.2021
Proyecto de ley de Macron dificultará la vida cotidiana y religiosa de los musulmanes en Francia FRANCIA - ENERO 5, 2019: Los Chalecos Amarillos salieron a las calles de París y de otras ciudades de Francia este sábado, por octava semana consecutiva de manifestaciones contra los altos costos de vida y contra el presidente Emmanuel Macron. La Policía usó gas lacrimógeno para evitar que los manifestantes llegaran a la Asamblea Nacional. Una barca, así como vehículos y barricadas en el Boulevard Saint-Germain, fueron incendiados. (Mustafa Yalçın - Agencia Anadolu)

FRANCIA

El proyecto de ley presentado el 2 de octubre por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, primero con el nombre "ley contra el separatismo islamista" y luego como "ley para reafirmar el respeto de los principios de la República" discrimina a los musulmanes en el país con restricciones en todos los ámbitos de la vida, incluidos el culto, la educación y el matrimonio.

El proyecto de ley de 51 artículos fue presentado al Consejo de Ministros el 9 de enero y enviado a la Asamblea Nacional este lunes para su examinación por la comisión especial.

Son notables los esfuerzos puestos en el documento para intervenir principalmente en las mezquitas, los lugares de culto de los musulmanes, y las asociaciones responsables de su administración.

El artículo 35 del proyecto de ley hace obligatoria la divulgación de la fuente de las donaciones a mezquitas, asociaciones y ONG islámicas mayores a EUR 10.000 e impone una multa de EUR 3.750 euros para el que infrinja esta norma.

El texto introductorio del documento afirma que este artículo tiene como objetivo reducir la influencia extranjera en las mezquitas y asociaciones islámicas.

El artículo 42 establece que quienes sean declarados culpables de “incitación al crimen” podrían recibir una multa de EUR 75.000, ser condenados a prisión y a ser vetados de los lugares de culto. Además, las restricciones en las mezquitas donde se presenten hechos de “incitación al crimen” aumentarían.

El proyecto de ley no solo interfiere con los lugares de culto de los musulmanes y sus ONG, sino que también restringe sus opciones educativas.

El país ya prohíbe llevar hiyab o velo en la cabeza en las instituciones de educación primaria y secundaria, y ahora busca impedir a las familias educar a sus hijos en casa.

El artículo 21 del proyecto de ley hace que la educación formal sea obligatoria para los niños de entre 3 y 16 años, pero permite la educación en casa con el permiso del Estado, si el estudiante tiene una condición que le impide ir a la escuela.

Los artículos 15, 16 y 17 tratan sobre el matrimonio y las cuestiones relacionadas con este.

El proyecto de ley le otorga al registrador u oficiante el derecho a reunirse con cada novio por separado antes del matrimonio y extendió las prohibiciones a la poligamia aplicadas a los ciudadanos franceses para incluir a los extranjeros.

Además, prohíbe a los médicos dar reporte de virginidad, una práctica raramente vista en el país, al establecer multas de EUR 15.000 y hasta un año de prisión.

Llama la atención que una situación que casi nunca se presenta en Francia ni en muchos países islámicos, sea tratada entre los primeros artículos del documento.

Interferencia en el uso de Internet

El artículo 18 del proyecto de ley prohíbe la divulgación de la identidad o la ubicación de una persona a través de Internet o mensajes con el fin de exponerla, y el artículo 20 modifica el código penal para garantizar que quienes comparten publicaciones que incitan el odio en Internet sean procesados ​de inmediato ​y prevé el establecimiento de una unidad especial para ocuparse de esos delitos en la Fiscalía de París.

El artículo 4 contempla una sanción de cinco años de prisión y una multa de EUR 75.000 para quienes amenacen, violenten o insulten a funcionarios públicos por motivos religiosos, y la deportación para extranjeros que incurran en este crimen.

Este artículo tiene como objetivo evitar que los pacientes puedan elegir el género de sus médicos.

Anexos al proyecto de ley en la Asamblea

Por otro lado, algunos legisladores franceses intentan que el proyecto de ley intervenga también con la vestimenta de los musulmanes, a través de cambios que proponen durante los debates en la Asamblea Nacional.

Los diputados del partido gobernante La República en Marcha (LREM), Aurore Berge y Jean-Baptiste Moreau, solicitaron agregar al proyecto de ley la prohibición de usar el velo en la cabeza en lugares públicos a las menores de 18 años. Sin embargo, la solicitud fue rechazada.

La ministra de Ciudadanía, Marlene Schiappa, y la ministra de Servicio Civil, Amelie de Montchalin, propusieron hacer obligatorio recibir educación sobre el laicismo para todos los funcionarios públicos y designar "árbitros de laicidad" en todas las instituciones públicas. Este cambio fue aceptado.

El "Consejo de Imanes" de Macron

El presidente Macron inició una campaña para crear el "islam de Francia" bajo la fachada de "reorganizar las organizaciones musulmanas y luchar contra el islam separatista".

En este contexto, el Consejo Francés de la Fe Islámica (CFCM) firmó recientemente en el Palacio del Elíseo un controvertido documento titulado “Carta de los principios del islam de Francia”, lo que suscitó polémica entre los mismos musulmanes.

Macron, por su parte, acogió con beneplácito la firma y dijo que considera la carta un “compromiso neto y claro”.

Tres federaciones islámicas, incluidas dos turco-francesas afiliadas al CFCM, se negaron a firmar la carta, al rechazar el uso de la expresión "islam de Francia" en el título y la definición de islam político presentada en ella.

En el marco del documento, Francia planea capacitar al personal que trabajará en las mezquitas del país a través del "Consejo Nacional de Imanes".

París afirma que los imanes extranjeros han aumentado la influencia de otros países en las mezquitas.

Discriminación de Francia contra los musulmanes

Debido a la creciente presión contra los musulmanes en el país, una alianza internacional de 36 ONG en representación de 13 países denunció las sistemáticas acciones islamofóbicas de Francia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Según el comunicado de prensa de la alianza, las ONG han identificado y documentado minuciosamente pruebas de islamofobia estructural y discriminación contra los musulmanes en Francia.

Ver también: Grupo de 36 ONG presenta una petición a la ONU para ponerle fin a la islamofobia en Francia.

La declaración aseguró que el Gobierno francés ha convertido en un arma la 'Laicité' (versión francesa del secularismo) para justificar la intrusión del Estado en la práctica religiosa y política de los musulmanes, y pide a la ONU que garantice que Francia defienda y aplique la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y todas las directivas sobre la prohibición de la discriminación y el racismo.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.