Política, Mundo

Primeras reacciones en Colombia por detención domiciliaria contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia ordenó la decisión en contra del actual senador colombiano por una investigación por soborno y fraude procesal.

Diego Carranza Jiménez   | 04.08.2020
Primeras reacciones en Colombia por detención domiciliaria contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez BOGOTA - COLOMBIA - OCTUBRE 08, 2019: El expresidente colombiano Álvaro Uribe llega a la Corte Suprema de Justicia para testificar en el marco de una investigación judicial sobre la presunta manipulación de testigos en Bogotá, Colombia, el 8 de octubre de 2019. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

BOGOTÁ, Colombia

El expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe Vélez confirmó este martes que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia le dictó detención domiciliaria por la investigación por soborno y fraude procesal que cursa en su contra.

En un mensaje en Twitter el líder del partido de gobierno (Centro Democrático), dijo: “la privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”.

Inmediatamente empezaron a reaccionar sus principales opositores, partidarios, ciudadanos y miembros del Gobierno.

Ver también: Expresidente de Colombia anunció que será puesto en detención domiciliaria por la Corte Suprema de Justicia

Una de las primeras reacciones fue la del partido político Farc, que respondió a través de la misma red social: “Profunda tristeza la que sintieron las madres de los casi 10 mil jóvenes víctimas de ‘falsos positivos’. Aunque esta decisión es por manipulación de testigos, demuestra que nadie es intocable y la justicia tarde o temprano llega”.

Y más adelante, en otro mensaje, señaló: “Los tiranos quieren convencernos que son intocables, que pueden hacer lo que quieran contra la gente y que nada les pasará nunca. Pero la verdad es que por más intocables que se crean al final los pueblos triunfan sobre ellos”.

El senador Iván Cepeda, contraparte de este proceso que inició el mismo Uribe el 23 de febrero de 2012, hace ocho años atrás, afirmó durante una rueda de prensa que esta decisión “ayuda a consolidar la democracia en Colombia”.

“La lección que hoy nos da esta decisión (…) es que no hay individuos que en Colombia estén por encima de la justicia y la ley por muy poderosos e influyentes que sean”, precisó.

El legislador opositor hizo un llamado a “mantener un estricto respeto” a la justicia colombiana y a los jueces que conforman el aparato judicial.

“Es el comienzo de un proceso ante la eventualidad de un proceso de llamamiento a juicio (…). No se puede decir que la Corte haya tomado una decisión superficial sin realizar un largo proceso de escucha de testigos, verificación de toda clase de pruebas, y nosotros estamos listos a la nueva etapa que se inicia hoy, repito, con toda la serenidad, sin ninguna clase de actitudes arrogantes, vengativas o de animadversión”, agregó.

Finalmente, invitó tanto a la ciudadanía como a la opinión pública a asumir esta determinación “con total serenidad” y a “entender” que hoy “ha cambiado algo en Colombia y es que la Corte Suprema ha recordado que existe una Constitución y un ordenamiento legal”.

Ver: Piden investigar a expresidente colombiano por manipulación de testigos 

Reinaldo Villalba, abogado de Cepeda, resaltó que es una "trascendental noticia para la justicia" y subrayó la "transparencia" de la Corte, "pese a la enorme presión que fue objeto durante los últimos días, incluso desde el Gobierno".

Los senadores izquierdistas Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo, dos de los principales contendores políticos del exmandatario, también se manifestaron.

“Cualquiera que sea el desarrollo de ese proceso, antes que nada, Colombia debe respetar la justicia”, dijo Petro Urrego durante una sesión de la Comisión Primera del Senado.

Robledo, por su parte, precisó que la medida de la Corte “debe acatarse y respetarse (…) porque es de la potestad de la Corte valorar la pruebas y decidir según su leal saber y entender, de acuerdo con la Constitución y las leyes de la República”.

Desde la otra orilla se manifestó la senadora oficialista Paloma Valencia, una de las más fervientes defensoras del senador y líder del partido Centro Democrático (CD).

“Detener a @AlvaroUribeVel es el símbolo de la degradación moral en la que vivimos en Colombia. Narcoterroristas en el congreso y el Presidente Uribe en la cárcel; es el epilogo de #LaPazDeSantos acuerdo de criminales”, dijo Valencia en su Twitter.

Asimismo lo hizo la también senadora del CD, María Fernanda Cabal: “Los guerrilleros impunes en el Congreso y Uribe preso. Ésta es Colombia, en la que no hay misericordia para quienes defienden la patria y en cambio sí hay clemencia para quienes la destrozan”.

Y desde el exterior, lo hizo el director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

En su Twitter, Vivanco escribió: “Colombia: Felicito a Corte Suprema por actuar con responsabilidad al ordenar la detención domiciliaria de Uribe. La Corte demuestra que todos —hasta los más poderosos— son iguales ante la ley. Hay que respetar independencia judicial”.

El director de la ONG internacional finalizó su trino diciendo que la comunidad internacional respaldará a la Corte Suprema colombiana.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.