Mundo

Paro nacional en Colombia deja al menos cinco muertos, más de 300 heridos y una denuncia de abuso sexual

La Campaña Defender la Libertad investiga otros posibles siete homicidios que habrían sucedido en la ciudad de Cali, mientras Colombia vive su cuarto día consecutivo de protestas contra una reforma tributaria presentada por el Gobierno de Iván Duque.

Diego Camilo Carranza Jimenez   | 01.05.2021
Paro nacional en Colombia deja al menos cinco muertos, más de 300 heridos y una denuncia de abuso sexual Desde el 28 de abril de 2021 los colombianos protestan contra una reforma tributaria propuesta por el Gobierno. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

Colombia

Las manifestaciones en Colombia dejan un trágico saldo de cinco personas muertas (cuatro civiles y un policía), 314 heridos (105 civiles y 209 policías), 286 detenidos y una denuncia de abuso sexual, según informaciones oficiales y de organizaciones. 

Colombia vive su cuarto día consecutivo de paro nacional (que coincide este sábado con las movilizaciones por el Día Internacional de los Trabajadores) en contra de una nueva reforma tributaria presentada por el Gobierno de Iván Duque, proyecto que ha recibido fuertes críticas desde diferentes sectores políticos y de la sociedad civil.

La Campaña Defender la Libertad (una red de organizaciones que denuncia detenciones arbitrarias, persecución judicial y criminalización de la protesta social en el país) reportó, con datos a las 10:00 de la noche del viernes, 105 personas heridas “por el accionar de la Policía Nacional, en particular” el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

“De estas, seis han sufrido lesiones oculares y cuatro fueron impactadas por armas de fuego. Además, al menos 26 personas defensoras de derechos humanos han sido agredidas físicamente por la Policía”, dijo la Campaña en un boletín informativo.

Además de los cuatro civiles muertos reportados, las organizaciones y autoridades están por establecer la relación con las manifestaciones de siete homicidios más registrados en la ciudad de Cali, occidente de Colombia.

Pero la información no es clara. De acuerdo con la Fiscalía General, la Seccional Cali ha conocido de nueve homicidios, pero “se está investigando si seis de ellos tienen que ver o no con la conflictividad social que se está presentando en la región”.

Cali es una de las ciudades donde las protestas y disturbios han sido más intensas. Tal es la situación que la aerolínea Avianca suspendió los vuelos desde y hacia esta zona del país. Bogotá, Medellín, Neiva y Popayán también han vivido, entre tanto, días de tensión.

La Campaña señala que de las casi 300 detenciones, la mayoría han sido bajo “procedimientos arbitrarios y sometidas a torturas y otros tratos crueles”.

Incluso, se conoció una denuncia de una joven identificada como Diana Fernanda Díaz Rosales sobre un supuesto abuso sexual en su contra por parte de miembros de la Policía.

La joven relató en sus redes sociales que el hecho habría sucedido “en presencia de sus compañeros, incluida una mujer”: “Hoy fui víctima de un hecho que hizo merecedor de perder el respeto por el Esmad: hoy fui víctima de un acto carnal violentamente por policías del Esmad”, dijo.

La Policía colombiana, por su parte, notificó la muerte del capitán Jesús Alberto Solano Beltrán, director de la Sijín del municipio de Soacha, que fue apuñalado durante las jornadas de protesta.

Además, la Institución confirmó que la cifra de agentes heridos asciende a 209 (la mayoría en Bogotá y 68 en Cali). Según la información oficial, hay policías con múltiples heridas con armas blanca en el tórax, traumas craneoencefálicos, quemaduras de segundo grado, entre otras.

Los tres anteriores días dejan disturbios, enfrentamientos y afectaciones en varias partes del país. Por ello, las autoridades policiales tienen 54 investigaciones en curso por delitos como hurto, daño en bien ajeno, lesiones personales, terrorismo, obstrucción en vía pública y violencia contra servidor público, conductas que dan de tres a 22 años de prisión.

Los colombianos salieron a las calles desde el pasado miércoles 28 de abril en rechazo a la reforma tributaria del Ejecutivo. Y aunque la administración de Duque Márquez ha dicho que respeta y garantiza la protesta en el país, su discurso se ha enfocado en calificar las manifestaciones como “vandalismo criminal”.

“Entendemos el derecho constitucional para la expresión pacífica de los ciudadanos, y vemos que la sociedad ha entendido los riesgos, pero también lo que hemos visto en muchos lugares es vandalismo criminal”, dijo el mandatario en su balance del miércoles.

Las protestas ya han tenido sus efectos, pues el Gobierno confirmó a la víspera que se redactará un nuevo texto de la reforma tributaria en el que se eliminará la propuesta de aumentar el impuesto de valor agregado (IVA) a algunos productos y servicios.

“No va a haber aumentos en el IVA, en bienes o servicios, y tampoco cambiar las reglas de juego actuales relacionadas con ese impuesto, no se tocará la canasta básica familiar de los colombianos. [...] Además, las personas que hoy no pagan el impuesto de renta no van a pagarlo. Es decir, no se va ampliar la base del impuesto de renta”, afirmó Duque durante su programa diario Prevención y Acción.

Ver también: Colombia: nuevo texto de la reforma tributaria no incluirá aumentos del IVA a bienes y servicios

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivando, se pronunció sobre lo sucedido en Colombia y dijo que la “Policía debe garantizar el respeto a los DDHH”.

“Colombia: hemos recibido graves denuncias de abusos policiales por parte de agentes de @PoliciaColombia contra manifestantes en Cali. La ciudadanía tiene todo el derecho a manifestarse y debe hacerlo de forma pacífica”, dijo Vivanco en Twitter.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.