Mundo

Organización Mundial de la Salud: las mujeres son clave en la primera línea de la lucha contra la COVID-19

El jefe regional de la OMS en Europa, Hans Kluge, destacó que siete de cada 10 trabajadoras en centros de salud del mundo son del género femenino.

Peter Kenny   | 04.03.2021
Organización Mundial de la Salud: las mujeres son clave en la primera línea de la lucha contra la COVID-19 Retrato de una trabajadora de la salud de la sala de emergencias del Hospital el Tunal en Bogotá, Colombia, el 4 de febrero, 2021. Archivo ( Juancho Torres - Agencia Anadolu )

Suiza

El rostro de ese trabajador de salud de primera línea del que se habla tan a menudo es principalmente el de una mujer, dijo este jueves el jefe regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge.

El experto señaló que más de 7 de cada 10 trabajadores de servicios de salud y centros de salud mundiales son mujeres. “En esta región (Europa), el 84% de las enfermeras y el 53% de los médicos son mujeres”, destacó Kluge en una rueda de prensa virtual.

"El lunes (8 de marzo) es el Día Internacional de la Mujer y quiero aprovechar esta oportunidad para destacar los problemas que afectan a las mujeres y uno de los sectores laborales más importantes de las mujeres, a nivel mundial y regional: la fuerza laboral de la salud y la asistencia social", destacó Kluge.

Ningún país de la región europea había logrado la igualdad de género antes de la pandemia. Desde entonces, la COVID-19 ha agravado y arrojado luz sobre las desigualdades estructurales de género subyacentes, señaló el funcionario de la OMS.

Ver también:La Organización Mundial de la Salud afirma que las máscaras médicas de tela sencilla no protegen de la COVID-19

“Sabemos desde hace mucho tiempo que las emergencias tienen un efecto desproporcionado en la salud de las mujeres, y la COVID-19 no es una excepción, donde los casos confirmados son más comunes en mujeres y adultos jóvenes", agregó.

Kluge señaló que los trabajadores de la salud representan el 8% de los casos mundiales de COVID-19, y el riesgo que corren de infectarse es más del triple del riesgo de la mayoría de la humanidad, aquellos a quienes están tratando de proteger.

“Hace cinco semanas, de los 1,3 millones de trabajadores de la salud que habían sido infectados con COVID-19, el 68% eran mujeres", enfatizó el jefe de la OMS en Europa.

“Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger nuestro frente. Es fundamental, una obligación de todo Gobierno, garantizar la vacunación del personal sanitario y social”, agregó Kluge.

La semana pasada, el funcionario indicó que los nuevos casos de COVID-19 en Europa aumentaron un 9%, a poco más de 1 millón.

El creciente número puso fin a una prometedora disminución de seis semanas en nuevos casos, con más de la mitad de la región experimentando un número creciente de nuevas infecciones.

“Estamos viendo un resurgimiento de casos en Europa central y oriental. Los casos nuevos también están aumentando en varios países de Europa occidental, donde las tasas ya eran altas", señaló Kluge.

El experto reconoció que, a más de un año e la pandemia, "nuestros sistemas de salud no deberían estar en esta situación".

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.