Mundo

Ocho naciones africanas retirarán sus reservas de efectivo de Francia

La decisión de las naciones de África occidental de retirar las reservas de divisas de Francia está cargada de implicaciones políticas, advierten los expertos.

Felix Nkambeh Tih   | 16.11.2019
Ocho naciones africanas retirarán sus reservas de efectivo de Francia Los líderes de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental posan para una foto durante la 55ª Sesión Ordinaria de la Autoridad de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) en Abuya, Nigeria, el 29 de junio de 2019. (Adam Abu Bashal - Agencia Anadolu)

África

La propuesta de ocho naciones de África Occidental de retirar sus reservas de divisas del banco central francés ha provocado varias reacciones.

Si bien ha sido aclamada en gran parte del continente africano, los expertos temen que la medida, que tiene implicaciones en la economía francesa, esté cargada de ramificaciones políticas.

La medida también viene con la decisión de reemplazar el franco CFA, la moneda vinculada con el euro utilizada en 14 países de África occidental y central, con una nueva moneda común de África occidental, llamada 'eco'.

A pesar de que estos ocho países de África occidental, que incluyen Benín, Togo, Burkina Faso, Malí, Senegal, Costa de Marfil, Níger y Guinea-Bisáu, se habían independizado años atrás, continuaron otorgando sus reservas de divisas al banco central francés, y ahora han decidido trasladar sus reservas a Senegal.

"Todos estamos de acuerdo en esto, por unanimidad, para poner fin a este modelo", dijo este jueves el presidente de Benín, Patrice Talon, a los medios franceses.

Talon afirmó que París también acordó liberar sus reservas, que ahora se otorgarán al Banco Central de Estados de África Occidental, con sede en Senegal.

El CFA, creado especialmente en 1945 para las colonias francesas de África, está vinculado al euro y su convertibilidad está garantizada por Francia.

Según el acuerdo, descrito por los analistas como una reliquia colonial, estos países africanos tuvieron que depositar la mitad de sus reservas de divisas en el banco central francés.

El analista, radicado en Uganda, Fred Muhumuza dijo que el acuerdo estaba vinculado a los lazos coloniales con Francia.

Muhumuza, que enseña economía en la Universidad de Makerere, una de las instituciones de educación superior más grandes y antiguas, dijo que el depósito de divisas en los países desarrollados tenía como objetivo aislarlo de las inestabilidades políticas en el país.

"Ellos (los países en desarrollo) también mantienen sus reservas en los bancos centrales de los países desarrollados, para obtener buenos rendimientos", dijo. Muchos países prefieren mantener sus reservas con el Sistema de Reserva Federal o el sistema de banca central de Estados Unidos debido a que el comercio utiliza principalmente el dólar estadounidense como moneda de intercambio.

"También es cierto que estas reservas actúan como un buen recurso para los países desarrollados y no para sus verdaderos propietarios", le dijo Muhumuza a la Agencia Anadolu.

Medida para golpear la economía francesa

Para Muhumuza, esta medida está cargada de implicaciones políticas, ya que afectará a la economía francesa. “La pérdida de un grupo de recursos y el control de las economías de estos países tendrán efectos en cascada en Francia, que puede que no tome la medida a la ligera. Será difícil transferir reservas. Hubo propuestas similares antes. Nunca se materializaron”, dijeron los expertos.

El presidente Talon acordó que la decisión puede llevar tiempo, pero se adoptó en la reunión de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

En julio, los líderes de la región también adoptaron una propuesta para introducir una moneda única, el 'eco', para toda la región en 2020.

En la primera fase, los países con sus propias monedas (Gambia, Ghana, Guinea, Nigeria y Sierra Leona) lanzarán el eco.

En una segunda fase, los ocho países miembros de la UEMOA (Unión Económica y Monetaria de África Occidental) que tienen en común el franco CFA (Costa de Marfil, Senegal, Burkina Faso, Malí, Togo, Níger, Benín y Guinea-Bissau) estarán cubiertos por dicha divisa.

La introducción del eco se planeó inicialmente en 2003, pero se retrasó repetidamente debido a varios factores.

El presidente de Chad, Idris Debby, dijo que la medida eliminará la injusticia acumulada en los países africanos. "La injusticia se ha prolongado demasiado. Es hora de discutir asuntos con Francia para aclarar muchas cosas, para permitirnos tener nuestra soberanía monetaria. No la tenemos hoy", dijo este lunes en una conferencia de prensa.

La Unión Económica y Monetaria de África Occidental está compuesta por Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea-Bissau, Malí, Níger, Senegal y Togo de África Occidental.

La Unión Económica y Monetaria del África Central se compone de Camerún, República Centroafricana, Chad, República del Congo, Guinea Ecuatorial y Gabón.

"El éxito de la unión monetaria dependerá de las disposiciones de los Estados miembros, especialmente de los países francófonos que todavía dependen de Francia para muchas cosas", dijo Bashiru Animashaun, experto en la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), a la Agencia Anadolu.

*Traducido por Maria Paula Triviño.


El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.