Política, Mundo

México presentó su plan para “la nueva normalidad”

La estrategia del Gobierno mexicano contempla desde el próximo lunes la apertura económica sin restricciones de 269 municipios del país sin casos de coronavirus ni poblaciones vecinas con presencia de la enfermedad.

Sergio Felipe Garcia Hernandez   | 13.05.2020
México presentó su plan para “la nueva normalidad” El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. (Crédito Obligatorio: Presidencia de México- Handout - Agencia Anadolu)

México

Graciela Márquez, secretaria de Economía de México, anunció una estrategia del Gobierno para abrir las actividades económicas, educativas, sociales y culturales en su país al que se le denominó como el plan de “la nueva normalidad”.

El plan tendrá tres etapas y empezará el próximo lunes. La primera parte de la estrategia se dará con el permiso a 269 municipios del país, sin casos de coronavirus (COVID-19) ni poblaciones vecinas con presencia de la enfermedad, para que inicien sus actividades sin restricciones.

Ver también: Médicos Sin fronteras cree que América Latina podría ser el próximo foco de la pandemia

“Estos son los llamados municipios de la esperanza. Estarán abiertos sus espacios públicos, sus labores y empezarán sus actividades acompañados con jornadas de salud”, aseguró Márquez en una conferencia de prensa.

La segunda parte del plan es una etapa dispuesta para que las empresas se preparen para volver a sus actividades. Se extenderá desde el próximo lunes hasta el 31 de mayo.

“Se harán capacitaciones a trabajadores para que tengan un ambiente laboral seguro, para que las empresas ajusten sus espacios laborales y hagan filtros de sanitación”, manifestó la secretaria de Economía.

Dentro de la segunda parte del plan, Márquez destacó que los sectores de la construcción, minería y fabricación de equipos de transporte serán considerados como “actividades esenciales”.

Ver también: El Hoyo, un área de segregación donde los migrantes viven un infierno en EEUU

La última parte del plan se proyecta para el próximo 1 de junio y consiste en la apertura gradual de todos los estados del país, según su condición frente al coronavirus.

Para definir los sectores y actividades que podrán operar desde junio, el Gobierno utilizará un semáforo de cuatro colores (rojo, naranja, amarillo y verde) que se divulgará una vez a la semana.

El estado que se encuentre en verde podrá activar todas sus actividades, incluidas las educativas. Los otros colores implican mayores restricciones, según su intensidad.

“Cuando el semáforo esté en rojo solo se podrán hacer actividades esenciales. En términos laborales las no esenciales pueden trabajar en semáforo naranja. En amarillo podrán operar todas las actividades laborales sin restricción. Los cines, restaurantes y espacios religiosos tendrán que operar con limitaciones hasta llegar a verde”, resumió Sánchez.

Para el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el plan fue hecho con la aprobación de todos los estados y sin imposiciones. “Estamos en un momento estelar de la democracia. No vamos a variar. No se aplicarán medidas coercitivas. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. El plan es de aplicación voluntaria”, aseveró.

El coronavirus ha dejado en México 3.926 personas fallecidas y 38.324 pacientes contagiados, según la plataforma Worldometer, considerado uno de los mejores sitios web de referencia para seguir las estadísticas de la pandemia.

México es la segunda nación con más fallecidos a causa del COVID-19 en América Latina. Solo lo supera Brasil que acumula 12.461 decesos durante la pandemia.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.