Mundo

Médicos y enfermeras denuncian constantes agresiones de familias de pacientes con COVID-19 en Chile

El personal sanitario también se enfrenta a la delincuencia común y al desgaste emocional propio de estar en la primera línea de combate al coronavirus, en pleno aumento de casos en el país.

Andrea Aguilar Córdoba   | 12.01.2021
Médicos y enfermeras denuncian constantes agresiones de familias de pacientes con COVID-19 en Chile Daños provocados por familiares de un paciente con COVID-19 en el Hospital El Pino, ubicado en la comuna de San Bernardo, al sur de la capital chilena. Este es uno de los varios ataques y riesgos que sufren médicos y enfermeras que tratan esta enfermedad en las zonas más vulnerables de Santiago. (Crédito obigatorio: Cortesía Carlos Caballero - Handout Agencia Anadolu)

SANTIAGO, Chile

Por: Andrea Aguilar Córdoba

Para el enfermero Carlos Caballero el ataque que sufrieron el pasado 5 de enero por parte de una familia que quería llevarse el cuerpo de un paciente que había fallecido por COVID- 19 es uno más que se suma a las múltiples agresiones a las que se exponen quienes trabajan en los hospitales de las zonas más vulnerables de Santiago.

“Entraron de 12 a 18 personas y comenzamos a recibir las agresiones verbales. Tiraron agua, rompieron mobiliario, un computador, sueros, y esta situación generó un desborde grande porque había pacientes allí y familiares también. Querían velar a su padre, pero por protocolo no se podía, y ellos no entendían que el resultado de la PCR era positivo”, señaló Caballero a la Agencia Anadolu.

Este joven enfermero lleva apenas un año en el Hospital El Pino, ubicado en la comuna de San Bernardo, al sur de la capital chilena, y relata que se trata de una situación con la que deben lidiar a diario para poder aplicar las normativas del Ministerio de Salud, por más duras que resulten para los familiares.

“Nosotros dejamos que la familia pudiese despedirse. Esto fue fuera del protocolo hospitalario. Se les dio la posibilidad debido a que los hijos comentaron que eran muy apegados al padre. Nunca tuvieron contacto directo con el paciente, estaba completamente cerrado y no hubo contacto físico. Pero cuando salió el resultado positivo de la PCR no recibieron bien la noticia porque ellos no creían en el COVID. Nos gritaban que dejáramos de decir esa mentira”.

Ver también: Chile: Ministerio de Salud confirmó el primer caso de la nueva cepa de coronavirus en el país

Pero lo que para los familiares de algunos contagiados resulta difícil de creer para los médicos que combaten la pandemia es una dura realidad que en las últimas semanas ha vuelto a poner en alerta el sistema sanitario de Chile con más de 4.000 casos diarios, las cifras más altas desde junio del año pasado.

“No es fácil lo que estamos viviendo. La positividad está aumentando, los pacientes se están poniendo cada vez más complejos, tenemos nuevas variantes. Me imagino la complejidad que puede sentir un ser humano con la pérdida de un ser querido, y no poder estar en esos últimos momentos. Por eso no quiero criticar a la familia”, aseguró el doctor Mauricio Muñoz, subdirector del hospital El Pino.

Protestas por más seguridad

Sin embargo, tras los violentos incidentes de las últimas semanas el personal sanitario decidió salir a las calles para manifestarse y pedir que les garanticen más seguridad para seguir cumpliendo con su labor, en momentos en los que la cifra de hospitalizados por COVID- 19 en el país se acerca a los 35.000.

El director del Hospital El Pino, Patricio Vera, asegura que el centro médico está colapsado producto de la alta concurrencia de la población, que en su gran mayoría padece de enfermedades crónicas, aunque señala que en términos de seguridad la Policía ha prestado su ayuda tras los últimos hechos de violencia.

“Existe un carabinero de civil en el servicio de urgencia en el Hospital a partir de este incidente, además de una ronda permanente de una radio patrulla de la misma institución. Estamos planteando un espacio físico correspondiente para recibir a una dotación permanente de carabineros”, señaló Vera.

Por su parte, el Gobierno chileno ha rechazado la violencia contra el personal sanitario y ha señalado que nada justifica que los médicos y enfermeros sean atacados en el cumplimiento de sus labores, menos en medio de una pandemia que ya ha dejado más de 17.000 muertos y 642.000 contagiados en el país.

“Ninguna desesperación puede llevar a actuar con violencia en contra del personal de salud. El personal de salud no solo debe protegerse del contagio sino además contener a muchas de las familias que están desesperadas producto del drama que están viviendo. Por eso el llamado a la ciudadanía es a empatizar con esas familias, pero no a reaccionar con violencia frente a estos hechos”, aseguró el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

Pero aparte de los enfrentamientos con las familias de algunos pacientes, el personal sanitario se enfrenta a hechos de delincuencia común y al desgaste emocional propio de estar en la primera línea de combate al coronavirus y bajo permanente riesgo de contagiarse e infectar a sus familias.

“Tengo compañeros con licencia por estrés, con medicamentos estabilizadores de ánimo, antidepresivos, algunos con crisis de pánico. Todo por la pandemia y las agresiones que se viven a diario. Hemos recibido hasta amenazas de muerte y se han registrado robos de vehículos, además nos preocupa el acceso de las armas que tiene la población”, relata a la Agencia Anadolu el enfermero César Caballero.

Ver también: ¿Qué son los neuroderechos y cómo Chile busca ser pionero en legislar sobre este tema?

En zonas populares como San Bernardo, que actualmente figura entre las 10 comunas de Santiago con más infectados por el coronavirus, se suman problemáticas como la violencia armada, la delincuencia y el consumo de drogas, que ponen en permanente riesgo al personal médico que atiende la actual emergencia sanitaria. “Tenemos miedo al entrar y al salir del hospital”, concluye Caballero.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.