Mundo

Las instalaciones nucleares de Irán que preocupan a Occidente

El reactor de agua pesada de Arak, las centrales nucleares de Fordo y Natanz, y la central nuclear de Bushehr se encuentran entre las ocho centrales nucleares conocidas en Irán.

Mustafa Melih Ahıshalı   | 11.07.2019
Las instalaciones nucleares de Irán que preocupan a Occidente (Archivo Agencia Anadolu)

ESTAMBUL, Turquía

Mientras que EEUU aumentó las presiones económicas sobre Irán después de retirarse del histórico acuerdo nuclear de 2015, la administración de Teherán dijo que no cumplirá con algunos de sus compromisos en el marco del acuerdo, ya que son un obstáculo para alcanzar sus intereses en cuanto a la energía nuclear se refiere.

Primero, Irán anunció que la cantidad de uranio enriquecido en sus bodegas superó los 300 kg, luego el país sobrepasó la tasa de enriquecimiento de uranio permitida en el marco del acuerdo, de 3,67% llegando a 4,5%. La administración de Teherán, informó que si los países que continúan en el acuerdo (Rusia, China, Inglaterra, Francia y Alemania) no hacen su parte, tomará medidas más firmes.

Aunque los países occidentales afirman que Irán está tratando de producir bombas atómicas en instalaciones nucleares, la administración de Teherán dice que sus actividades nucleares son pacíficas. A pesar de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) expresó su preocupación por el tema antes del acuerdo, confirmó que los trabajos posteriores al acuerdo son "actividades pacíficas". Estas declaraciones no fueron suficientes para poner fin a la preocupación que tienen algunos países occidentales.

El reactor de agua pesada de Arak, las centrales nucleares de Fordo y Natanz, y la central nuclear de Bushehr se encuentran entre las ocho centrales nucleares conocidas en Irán.

Central nuclear de Bushehr 

La central nuclear de Bushehr está ubicada en la ciudad del mismo nombre al sur del país. Antes de la revolución (1979), la Autoridad de Energía Atómica de Irán comenzó sus actividades en 1974, y después de dos años, se llegó a un acuerdo con Alemania sobre el establecimiento de una planta de energía nuclear. Cuando se completó aproximadamente el 70% del proyecto, los contratistas alemanes abandonaron el proyecto debido a la revolución iraní. Después de la revolución se reinició la construcción pero se interrumpió nuevamente debido a que la ciudad fue bombardeada en la guerra entre Irán y Irak. La administración de Teherán firmó un acuerdo con Rusia en 1995 para la construcción de la planta.

La construcción de la planta, que Moscú había prometido entregar a fines de 2000, no pudo completarse debido a la presión ejercida por parte de los Estados Unidos y sus aliados. La central eléctrica comenzó a funcionar a plena capacidad en 2012 y fue entregada a Irán en septiembre de 2013.

La planta de energía nuclear con una capacidad de 1.000 MW, ubicada en la costa del Golfo Pérsico, comenzó sus operaciones con la producción de 60MW de electricidad el 4 de septiembre de 2011 y aumentó a 940MW en abril de 2012. El presidente iraní, Hassan Rouhani, en un discurso hecho durante su visita a Bushehr en enero de 2015, anunció que la producción de electricidad en la central eléctrica aumentaría a 3.000MW.

Reactor de agua pesada de Arak 

El complejo nuclear de Arak se compone principalmente de dos partes: la planta de producción de agua pesada y el reactor de agua pesada. Se sabe que la planta ha estado en funcionamiento desde 2006. El reactor todavía está en construcción y no hay una fecha clara para que esté en pleno funcionamiento. Antes de firmar el acuerdo con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, los funcionarios iraníes decían que el reactor podría completarse en año 2104. El reactor, también conocido como IR-40, tendrá una capacidad de producción anual de 9 a 10 kg de plutonio.

El reactor tomó su nombre del distrito donde se encuentra y a partir de 2017 se empezó a conocer como el Reactor de Agua Pesada de Arak.

El reactor de agua pesada de Arak ha sido uno de los temas más controvertidos en el programa nuclear de Irán desde la década de 1980, cuando se tomó la decisión de construir la planta. La controversia se origina en que el reactor es uno de los caminos hacia la bomba atómica.

Irán rechaza la afirmación de que busca tener la bomba nuclear y dice que ha construido el reactor para producir isótopos para su uso en la agricultura, la medicina y la industria. Sin embargo, los expertos de occidente argumentan que un reactor con una capacidad de 40MW es innecesariamente grande para estos usos, y que los isótopos también se pueden obtener con un reactor de agua ligera.

En la construcción de bombas nucleares, el material principal es el uranio enriquecido o el plutonio. Para obtener uranio enriquecido, el uranio natural se debe centrifugar y en cada centrifugado se deben eliminar los isótopos innecesarios hasta obtener una proporción del 90% de lo que será el núcleo de la bomba nuclear, el Uranio-235. Este proceso es bastante largo, costoso y difícil de ocultar.

Por otro lado, el uranio natural se puede usar como combustible en un reactor de agua pesada para producir plutonio. Con este método, el proceso de enriquecimiento de uranio no es necesario y debido a que la circulación de uranio natural no está controlada por el OIEA, el proceso es mucho más fácil de ocultar. Se sabe que Corea del Norte, India e Israel prefieren este método para obtener armas nucleares.

Planta nuclear de Fordo 

En 2009, por primera vez, Teherán informó a la OIEA la existencia de la Instalación Nuclear Fordo, la cual había mantenido en secreto. La instalación nuclear, construida bajo tierra en el pueblo de Fordo, al sur de la ciudad de Kum, está supuestamente conectada a una instalación militar cerca de la ciudad. Irán declaró que en Fordo se instalaron todas las unidades requeridas para enriquecer uranio, la materia se enriquecía en un 20% antes del acuerdo nuclear de 2015.

Aunque el citado acuerdo nuclear incluye un artículo sobre la finalización de las actividades de enriquecimiento de uranio en Fordo, Rouhani dijo en agosto de 2017: " En el acuerdo nuclear, aseguramos que la Planta Nuclear de Fordo, de ser necesario, alcanzaría la capacidad de enriquecimiento de uranio al 20% en cinco días".

Planta nuclear de Natanz 

La construcción de la instalación nuclear de Natanz se inició en 2000 bajo tierra en la aldea de Natanz en Isfahan. Las primeras centrífugas se conectaron en 2002. Debido a la propaganda de los opositores del régimen iraní fuera del país, las actividades de enriquecimiento de uranio de la instalación se suspendieron en 2003 por un periodo de dos años. Por otro lado, en 2010, la tasa de enriquecimiento de uranio en la planta nuclear de Natanz alcanzó el 20%.

Reactores de investigación de Teherán y Karaj 

El Centro de Investigación Nuclear de la Universidad de Teherán se estableció en 1956 en un terreno de 28 hectáreas. En 1962, se estableció una central eléctrica de 5MW dentro del centro de investigación, con fines educativos y de investigación.

El Centro de Investigación de Agricultura y Medicina Nuclear de Karaj también se utiliza con fines investigativos y para producir materiales importantes en el campo de la medicina.

*Aicha Sandoval contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida. Póngase en contacto con nosotros para obtener las opciones de suscripción.
Temas relacionados
Bu haberi paylaşın