Mundo

La quinta ola de COVID-19 avanza en Irán a pesar de las restricciones

Los funcionarios sanitarios del país lamentaron que las personas no están acatando los cierres, lo que ha evitado que los contagios disminuyan.

Syed Zafar Mehdi   | 25.07.2021
La quinta ola de COVID-19 avanza en Irán a pesar de las restricciones ISFAHAN, IRÁN - JULIO 23: Irán registró el domingo 27.146 infecciones, la segunda cifra más alta desde que estalló la pandemia el año pasado, además de 268 muertes, lo que eleva el recuento general a 3,7 millones de casos y 88.800 muertes. (Aysu Biçer - Agencia Anadolu)

TEHERÁN, Irán

A medida que avanza la quinta ola de la pandemia de COVID-19 impulsada por la variante delta en Irán, los principales funcionarios de salud han criticado las medidas de bloqueo actuales y la falta de adherencia de las personas a los protocolos de salud en el país.

El domingo se registraron 268 muertes, el número más alto de fallecidos en lo corrido de la quinta ola que comenzó en el sur del país el mes pasado y ahora se ha apoderado de todo Irán, según las autoridades.

Alireza Zali, jefe de la sede anticoronavirus en Teherán, criticó la "falta de implementación adecuada de las medidas de bloqueo" en la ciudad capital, que ha representado casi la mitad de las muertes e infecciones por COVID-19 en todo el país, y advirtió que el pico de la quinta ola aún no ha llegado.

El Gobierno anunció un cierre de una semana la semana pasada en Teherán y la provincia vecina de Albroz, pero las infecciones y muertes siguen en aumento.

Zali señaló que incluso durante el cierre, muchos centros comerciales y restaurantes permanecieron abiertos y la gente se embarcó en viajes entre ciudades.

Sugirió un bloqueo de dos semanas como una "estrategia" para contener la quinta ola y pidió paquetes de estímulo para los sectores vulnerables de la sociedad, cuyo sustento ya se ha visto afectado por las sanciones de Estados Unidos.

Ver también: La variante Delta de la COVID-19 se propaga rápidamente en Irán

En la actualidad, un total de 232 ciudades en Irán están marcadas en la categoría de "alto riesgo", mientras que 117 ciudades están marcadas como "riesgosas" y 99 ciudades están clasificadas como "riesgo moderado".

El ministro de Salud, Saeed Namaki, también llamó la atención sobre el incumplimiento de las medidas de cierre y explicó que los restaurantes están abiertos en ciudades de alto riesgo y las carreteras entre ciudades también permanecen abiertas, al tiempo que advirtió que la nueva variante es diferente y más severa que otras.

El viceministro de Salud, Iraj Harirchi, también señaló los desafíos que enfrentan los trabajadores de salud de primera línea en Irán y dijo que el cumplimiento de los protocolos de salud en Teherán y Alborz ha "caído por debajo del 40 por ciento", con una muerte por coronavirus registrada cada 6 minutos.

Las infecciones están mostrando una tendencia ascendente con más hospitalizaciones que en las cuatro oleadas anteriores, advirtió Harirchi.

Irán registró el domingo 27.146 infecciones, la segunda cifra más alta desde que estalló la pandemia el año pasado, además de 268 muertes, lo que eleva el recuento general a 3,7 millones de casos y 88.800 muertes.

Al menos 7,8 millones han recibido al menos una dosis de la vacuna y casi 2,4 millones han recibido ambas dosis.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.