Mundo

La OMS asegura que una de cada 100 muertes en todo el mundo es producto de un suicidio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que más personas se suicidan que las que mueren de malaria, guerra o por un homicidio y que la tasa se duplica entre los hombres.

Peter Kenny   | 17.06.2021
La OMS asegura que una de cada 100 muertes en todo el mundo es producto de un suicidio MADRID, ESPAÑA - 16 DE SEPTIEMBRE: Féretros simulados en la calle durante una manifestación convocada por la Policía Nacional española y los sindicatos de la Guardia Civil para exigir nuevas regulaciones de prevención de suicidios entre agentes de la Policía y la Guardia Civil, en la calle del Congreso (Cámara Baja) en Madrid, España, el 16 de septiembre de 2020. (Burak Akbulut - Agencia Anadolu)

GINEBRA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que una de cada 100 muertes en todo el mundo es producto de un suicidio y que, si bien la tasa general ha disminuido, esta aumentó en las Américas.

El suicidio sigue siendo una de las principales causas de muerte a nivel mundial, según un informe publicado este jueves 17 de junio titulado "Suicidio mundial en 2019", con datos anteriores a la pandemia de la COVID-19, informó el organismo de salud mundial que busca combatir la tendencia.

"Cada año, más personas mueren como resultado del suicidio que el VIH, la malaria, el cáncer de mama, o la guerra y el homicidio", reveló la OMS.

En 2019, las últimas cifras disponibles, más de 700.000 personas murieron por suicidio, traducido en una de cada 100 muertes en el mundo, lo que llevó a la OMS a producir una nueva guía para ayudar a los países a mejorar la prevención y la atención de esta situación.

"No podemos, y no debemos, ignorar el suicidio", reiteró el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus.

Ver también: Japón registró los índices más altos de suicidio de la última década en medio de la pandemia

"Nuestra atención a la prevención del suicidio es aún más importante ahora, después de muchos meses viviendo con la pandemia de la COVID-19, con muchos de los factores de riesgo de suicidio (pérdida del trabajo, estrés financiero y aislamiento social) todavía muy presentes", precisó el jefe de la OMS.

Según el estudio, la tasa de suicidios es más alta entre los hombres que en las mujeres: 12,6 por 100.000 hombres en comparación con 5,4 por 100.000 mujeres.

Para las mujeres, las tasas de suicidio más altas se encuentran en los países de ingresos medianos y bajos: 7,1 por 100.000. Entre los jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio fue la cuarta causa principal de muerte después de los traumatismos causados por accidentes en la carretera, la tuberculosis y la violencia interpersonal.

Tedros dijo que la nueva guía de la OMS proporciona un camino claro para intensificar los esfuerzos de prevención del suicidio.

Las tasas de suicidio en África (11,2 por 100.000), Europa (10,5 por 100.000) y Asia Sudoriental (10,2 por 100.000) fueron más altas que el promedio mundial (9,0 por 100.000) en 2019.

La tasa de suicidio más baja se registró en la región del Mediterráneo oriental (6,4 por 100.000). A nivel mundial, la tasa de suicidios ha disminuido, mientras que en las Américas aumentó.

Las tasas de suicidio cayeron en los últimos 20 años, es decir entre 2000 y 2019, y la tasa global disminuyó en un 36%. Las disminuciones oscilaron entre el 17% en la región del Mediterráneo oriental, el 47% en la región europea y el 49% en el Pacífico occidental.

"Pero en la región de las Américas, las tasas aumentaron un 17% en el mismo período", enfatizó la OMS.

El organismo mundial de salud publicó una guía integral para combatir la problemática que incluye limitar el acceso a pesticidas y armas de fuego, altamente peligrosos, y educar a los medios de comunicación sobre formas de ofrecer información responsable acerca del suicidio.

También recomendó fomentar las habilidades socioemocionales para la vida en los adolescentes y la identificación, evaluación, manejo y seguimiento tempranos de cualquier persona afectada por pensamientos y comportamientos suicidas.

La OMS manifestó que prohibir los pesticidas más peligrosos era una intervención de alto impacto.

"Dado que se estima que la intoxicación por plaguicidas causa el 20% de todos los suicidios, y las prohibiciones nacionales de plaguicidas sumamente tóxicos y altamente peligrosos han demostrado ser rentables, la OMS recomienda tales prohibiciones", destacó el documento.

Otras medidas incluyen restringir el acceso a armas de fuego, reducir el tamaño de los paquetes de medicamentos e instalar barreras en los sitios de salto.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota. ​​​​​​​

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.