Mundo

La Franja de Gaza continúa sufriendo el impacto de la mortal ofensiva israelí de 2014

En los ataques de Israel que empezaron el 8 de julio de 2014 y duraron 51 días, 2.158 palestinos, incluidos 551 niños, perdieron la vida y más de 11.000 resultaron heridos.

Nour Mahd Ali Abu Aisha,Safiye Karabacak   | 09.07.2020
La Franja de Gaza continúa sufriendo el impacto de la mortal ofensiva israelí de 2014 El Ejército israelí acusó a Hamas de lanzar cohetes contra ciudades israelíes para luego atacar con aviones de combate a la Franja de Gaza. (Ali Jadallah - Agencia Anadolu)

GAZA, Palestina

La Franja de Gaza, denominada la prisión a cielo abierto más grande del mundo, todavía lucha contra las terribles condiciones de vida y los problemas económicos generados por los intensos ataques que Israel lanzó hace exactamente seis años. 

Gaza, agobiada por el bloqueo ilegítimo de la Administración de Tel Aviv tras la victoria de Hamas en las elecciones de 2006 en Palestina, ha sido blanco de tres grandes ataques israelíes en los últimos 14 años.

Uno de ellos fue la llamada "Operación Margen Protector", que comenzó el 8 de julio de 2014 y duró 51 días.

Ver también: Fuerzas de seguridad de Gaza desmantelan célula que operaba en nombre de Israel

El ataque, descrito por los reportes internacionales como "el más largo y violento", provocó la destrucción de las instalaciones industriales en la Franja de Gaza, la pérdida de miles de empleos y, por lo tanto, el colapso de la economía.

El Ejército israelí acusó a Hamas de lanzar cohetes contra ciudades israelíes para luego atacar con aviones de combate a la Franja, con más dos millones de habitantes atrapados en una pequeña área de 360 kilómetros cuadrados.

Más tarde, el Ejército israelí lanzó una operación terrestre en Gaza con 8.000 soldados, por lo que se presentaron violentos enfrentamientos con grupos palestinos.

Las masacres cometidas por Israel

Según los datos del Comité Árabe de Derechos Humanos, Israel cometió 144 masacres contra familias palestinas durante los 51 días de sus ataques contra la zona en 2014.

La primera fue la masacre de Shujaiyya, en la que 74 palestinos, incluidos 17 niños, perdieron la vida y cientos resultaron heridos en los ataques llevados a cabo por Israel el 20 de julio en el barrio homónimo, al oriente del centro de Gaza.

El 24 de julio, el Ejército israelí lanzó un ataque contra una escuela de la Agencia de la ONU para Refugiados Palestinos (UNRWA) en la franja. Murieron 16 personas en el ataque y cientos más, incluidas mujeres y niños, resultaron heridas.

Los brutales ataques no terminaron allí. A pesar de que Israel anunció el 30 de julio que aceptó un alto al fuego de cuatro horas, atacó nuevamente el mercado de Shujaiyya. En el ataque murieron 17 personas, incluidos periodistas y paramédicos, y más de 200 resultaron heridas.

Solo el 1 de agosto de 2014, más de 200 personas murieron como resultado de la violenta ofensiva israelí contra la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza.

Fueron asesinados 2.158 palestinos

Según el informe de la ONU, durante 51 días, el Ejército israelí atacó a Gaza con 51.000 ataques aéreos, 14.500 disparos de tanque y más de 35.000 disparos de cañón. Los grupos palestinos respondieron a los ataques aéreos israelíes con cohetes y misiles.

En los ataques de Israel, 2.158 palestinos, incluidos 551 niños, perdieron la vida y más de 11.000 resultaron heridos.

Ante la inesperada resistencia vista en la Franja de Gaza, el Ejército israelí también sufrió grandes pérdidas.

Debido a los enfrentamientos y los cohetes lanzados, murieron 73 israelíes, 67 de ellos soldados, y resultaron heridas 2.522 personas, incluidos 740 soldados.

Los ataques que afectaron profundamente a Gaza terminaron con un alto al fuego entre las partes alcanzado el 27 de agosto de 2014 con la mediación de Egipto.

El impacto del ataque continúa

Las organizaciones de derechos humanos dicen que la Franja de Gaza no ha podido superar la ofensiva, ya que causó la caída de su infraestructura, el debilitamiento de su economía y el empeoramiento de las ya difíciles condiciones de vida.

Las autoridades palestinas registraron que, en la franja, que quedo hecha ruinas especialmente por los ataques aéreos, 28.366 casas recibieron daños, de las cuales 3.329 fueron completamente destruidas y 23.445 fueron parcialmente destruidas, lo que dejó a 65.000 palestinos sin hogar.

En febrero, el ministro de Obras Públicas y Vivienda de Palestina, Muhammad Ziyara, dijo que el 71% de las viviendas dañadas o destruidas como resultado de los ataques israelíes en Gaza fueron reconstruidas o reparadas como parte de proyectos de desarrollo llevados a cabo anteriormente, mientras que se espera financiamiento para la construcción de 2.000 casas.

Las familias cuyas viviendas aún no se han reconstruido han estado viviendo en condiciones económicas difíciles, ya que UNRWA no ha podido proporcionar asistencia de alojamiento debido a la crisis financiera que sufre desde 2018.

Cuando Hamas ganó las elecciones de 2006, Israel impuso un bloqueo a la región por tierra, mar y aire. Después de que el movimiento llegó al poder en Gaza en 2007, la severidad del bloqueo se incrementó aún más.

Más de dos tercios de la población de la Franja de Gaza son refugiados que fueron desplazados de sus tierras históricas en el Israel moderno.

Según información de las autoridades locales, a principios de 2020, la tasa de pobreza en la región alcanzó el 52%, el desempleo el 50% y el desempleo juvenil al 70%. 

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.