Mundo

La CIDH solicita una visita de trabajo a Colombia por denuncias sobre violación de derechos humanos en las protestas

Mientras el Gobierno colombiano insiste en que la actuación de la Fuerza Pública se hace en el marco del respeto de los derechos humanos, dos ONG presentaron un informe ante la Comisión por dichas denuncias.

Diego Carranza Jiménez   | 15.05.2021
La CIDH solicita una visita de trabajo a Colombia por denuncias sobre violación de derechos humanos en las protestas BOGOTÁ, COLOMBIA - MAYO 12: Un grupo de personas se manifiesta durante el quinceavo día del paro nacional en la Plaza de Bolívar en Bogotá, Colombia, el 12 de mayo de 2021. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

BOGOTÁ, Colombia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó una “visita de trabajo” a Colombia, para analizar en terreno la situación de derechos humanos en el marco de las protestas que iniciaron el pasado 28 de abril.

“Al tiempo en que confía en el compromiso de salvaguarda de los más altos estándares de derechos humanos por parte del Estado, espera la respuesta de esta solicitud a la mayor brevedad posible”, informó este viernes la Comisión en una nota de prensa.

El organismo americano indicó ha recibido “diversas denuncias de presuntas violaciones a los derechos humanos” por uso excesivo de la fuerza durante las protestas y detalló que dicha información señala, entre otras, “personas fallecidas y desaparecidas, hechos de violencia sexual, tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes en contra de manifestantes, abusos contra personas defensoras y ataques a personas indígenas”.

De igual manera, recibió información sobre “agresiones y actos vandálicos contra agentes de Policía y propiedades del Estado.

La Comisión notificó que ha recibido “miles de solicitudes para llevar a cabo una visita de observación a fin de monitorear y dar respuesta” a la situación de derechos humanos en Colombia por parte de distintos representantes de la sociedad civil, movimientos sociales, estudiantiles, académicos, juristas, representantes políticos, entre otros.

En ese sentido, la CIDH se propuso mantener reuniones con “autoridades del Estado, los más amplios sectores de la sociedad civil, víctimas de violaciones a los derechos y otros actores relevantes”.

Ver también: Excomandantes de las Farc reafirman responsabilidad por secuestros ocurridos durante el conflicto armado 

Finalmente, el organismo americano reiteró al Estado colombiano su disposición para apoyar en la superación de la crisis y reafirmó que “mantiene su compromiso indeclinable con las víctimas de violaciones a los derechos humanos en el país”.

Justamente este mismo viernes las organizaciones no gubernamentales Temblores y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) radicaron ante la CIDH un informe por presunta violación a los derechos humanos en el marco de la protesta.

Las organizaciones cuestionaron el “uso de la fuerza pública contra la sociedad civil” en el país suramericano en el marco del paro nacional.

“Acabamos de radicar ante la @CIDH, junto con @Indepaz, un Informe sobre la violación sistemática de la Convención Americana y los alcances jurisprudenciales de la Corte IDH con respecto al uso de la fuerza pública contra la sociedad civil en Colombia en el marco de las protestas”, dijo Temblores ONG en un mensaje en Twitter este viernes 14 de mayo.

Estas dos ONG han ido reportando día a día lo que ocurre durante el paro nacional y han reportado el saldo de la crisis social que vive Colombia desde hace más de dos semanas.

Los últimos datos indican que, entre el 28 de abril y la media noche del miércoles 12 de mayo, hay al menos 2.110 casos de violencia cometidos presuntamente por parte de la Fuerza Pública, sin contar los de desaparición. En dichos casos se incluyen 39 asesinatos (hay siete denuncias más en investigación), 16 víctimas de violencia sexual, 362 víctimas de violencia física, 1.055 detenciones arbitrarias a manifestantes, 442 intervenciones violentas en el marco de protestas pacíficas, entre otros.

Desde el otro lado de la orilla, el Gobierno colombiano ha insistido en que es respetuoso de la protesta pacífica y que garantiza este derecho. Pero al mismo tiempo, ha condenado contundentemente las agresiones a la fuerza pública y las afectaciones contra bienes públicos y privados.

El ministro de Defensa, Diego Molano, se pronunció este mismo viernes desde la ciudad de Cali, epicentro de las manifestaciones y de la violencia, y ratificó que “la actuación de la Fuerza Pública se hace en el marco del respeto de los derechos humanos”.

Pero también reconoció que se han abierto investigaciones por denuncias.

“Donde se han cometido actos irregulares en el servicio, por supuesto, se han aperturado las investigaciones por parte de la inspección de la Policía Nacional, lo seguiremos haciendo colaborando con la Justicia. Que haya garantía de justicia y no impunidad”, explicó el ministro.

Molano subrayó que la Policía “continuará prestando apoyo en la seguridad de Cali para su recuperación y el desmantelamiento de los puntos de bloqueo donde se generan extorsiones y se impide la movilidad de los caleños y vallecaucanos”.

Adicionalmente hizo un llamado a quiénes “pretenden mantener los bloqueos, asegurando que se actuará con toda contundencia hasta que se restablezca el orden y la tranquilidad de todos los caleños, sin tregua”.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.