Mundo

Líder supremo de Irán: 'La República Islámica no dará marcha atrás en el tema nuclear'

Ali Jamenei agregó que si bien su país no 'busca armas nucleares', Teherán volverá al cumplimiento total de los acuerdos cuando otros signatarios cumplan con sus obligaciones.

Syed Zafar Mehdi   | 23.02.2021
Líder supremo de Irán: 'La República Islámica no dará marcha atrás en el tema nuclear' El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, habla en una emisión de la televisión pública, con ocasión del aniversario de las manifestaciones y la revolución iraní en la ciudad de Qom, en Teherán, Irán, el 8 de enero de 2021. (SOLO USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO: Oficina de prensa del líder iraní- CORTESÍA - AGENCIA ANADOLU)

Reino Unido

El líder supremo de Irán, Ali Jamenei, dijo el lunes que su país "no retrocederá" en su derecho a continuar con su programa nuclear, para que pueda enriquecer uranio hasta un 60% de pureza para uso civil.

El ayatolá habló ante una reunión de la Asamblea de Expertos, un poderoso cuerpo clerical de 88 miembros en la capital iraní, Teherán.

“Al igual que otros temas, la República Islámica no dará marcha atrás en el tema nuclear y seguirá avanzando sobre la base de las necesidades presentes y futuras del país”, señaló.

Jamenei aseguró que Irán "no busca armas nucleares" y agregó que incluso si la República Islámica decidiera producirlas, nadie podría evitar que lo hiciera.

"Ese payaso sionista internacional ha dicho que no permitirán que Irán produzca armas nucleares", dijo, refiriéndose indirectamente al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. "En primer lugar, si tuviéramos tal intención, incluso aquellos más poderosos que él no podrían detenernos".

Ver también:La Unión Europea busca el retorno de Irán y Estados Unidos al acuerdo nuclear

Sobre la reducción de los compromisos asumidos por Irán en virtud del acuerdo nuclear de 2015, Jamenei afirmó que Teherán volverá al cumplimiento total cuando otros signatarios cumplan con sus obligaciones.

También pidió al Gobierno y al Parlamento liderado por Hassan Rouhani que "resuelvan sus diferencias" sobre la implementación de la ley recientemente aprobada para contrarrestar las sanciones estadounidenses.

Como parte de la ley, Irán tiene programado para el 23 de febrero detener la implementación del Protocolo Adicional al Tratado de No Proliferación (TNP), limitando el acceso de los inspectores del organismo de control nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), a las instalaciones nucleares iraníes.

Sin embargo, el Parlamento iraní, dominado por los conservadores, se ha ofendido por el acuerdo alcanzado entre la agencia nuclear iraní y la AIEA durante la visita del director general de la AIEA, Rafael Grossi, a Teherán el domingo.

Los legisladores iraníes criticaron el lunes la decisión de Teherán de permitir el monitoreo "necesario" por parte del organismo de control nuclear de la ONU durante un máximo de tres meses, diciendo que va en contra del espíritu de la ley, que exige poner fin a todas las inspecciones rápidas más allá del acuerdo de salvaguardias del TNP.

"El Gobierno no tiene derecho a decidir y actuar arbitrariamente", dijo el jefe del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, Mojtaba Zolnour, citado por los medios locales.

Según el acuerdo alcanzado entre Irán y la AIEA el domingo, Irán retendrá las imágenes de las cámaras en sus instalaciones nucleares durante tres meses. Si se levantan las sanciones en ese período, los datos se compartirán con la agencia. De lo contrario, serán destruidos, según el enviado permanente de Irán en la organización internacional, Kazem Gharibabadi.

El presidente del Parlamento iraní, Mohammad Baqer Qalibaf, dijo el lunes que Irán está "decidido a detener" la implementación del Protocolo Adicional y limitar el acceso de los inspectores de la AIEA más allá del acuerdo de salvaguardias. Pidió a la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior y a la Comisión de Energía del Parlamento que realicen inspecciones de campo y presenten un informe, agregando que "cualquier violación de la ley" será vista como tal.

En una declaración conjunta el domingo, los legisladores iraníes enfatizaron la necesidad de que el Gobierno detenga la implementación voluntaria del Protocolo Adicional.

"La revocación práctica y completa de las sanciones bancarias y petroleras se encuentran entre las condiciones fundamentales para que Estados Unidos regrese al acuerdo nuclear, y sin levantar las crueles sanciones que pueden ser verificadas por la nación iraní, Irán no detendrá sus orgullosos y fuertes pasos del progreso industrial y nuclear”, señaló el comunicado.

En respuesta, el Gobierno emitió una larga declaración el lunes por la noche expresando "profundo pesar" por los comentarios de algunos legisladores, calificando las críticas de "irracionales".

Las negociaciones y el acuerdo entre el Gobierno iraní y el organismo de control nuclear de la ONU, señaló el Gobierno, se han realizado "de acuerdo con la Constitución y las leyes del país".

"De acuerdo con la ley del parlamento, no se otorgará acceso extrajudicial a la agencia [de la ONU] y no se realizarán inspecciones extra-supervisoras", dijo el comunicado, afirmando que el propósito de "continuar la verificación y el monitoreo necesarios" es que Irán "retenga la información de ciertas actividades y equipos".

*Maria Paula Triviño contribuyó con la redacción de esta nota.




El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.