Mundo

Instalación de redes 5G por Huawei en el Reino Unido provoca intervención de Estados Unidos

El jefe del MI5, la agencia nacional de contrainteligencia y seguridad del Reino Unido, también se sumó al debate e insistió que el Reino Unido es capaz de manejar cualquier amenaza potencial a la seguridad.

Karim El-Bar   | 14.01.2020
Instalación de redes 5G por Huawei en el Reino Unido provoca intervención de Estados Unidos ESTAMBUL, TURQUÍA - MAYO 22: Logo de la empresa Huawei en el hub de innovación de Estambul, Turquía el 22 de mayo de 2019. (Abdulkadir Günyol - Agencia Anadolu)

ANKARA

Una importante delegación de Estados Unidos visitó el Reino Unido para ejercer presión sobre el país en contra del despliegue de redes 5G por parte de la compañía china Huawei en el país. Los funcionarios estadounidenses dijeron al gobierno británico el lunes que permitir que Huawei desempeñe un papel en la construcción de estas redes ultrarápidas en todo el país podría poner en peligro el intercambio de inteligencia entre los dos países.

También aseguraron que el uso de tecnología china sería "nada menos que una locura", mostrando a los funcionarios del Reino Unido un documento secreto que, según ellos, contenía nuevas pruebas de potenciales amenazas a la seguridad derivadas del uso de la tecnología de la compañía Huawei.

"Tenemos estrictos controles sobre la forma en que el equipo de Huawei se despliega actualmente en el Reino Unido. El gobierno está llevando a cabo una revisión exhaustiva", dijo el portavoz del primer ministro Boris Johnson a los medios de comunicación. "Hay una reunión hoy que involucra a las contrapartes de los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido en materia de seguridad nacional y telecomunicaciones".

La delegación estuvo encabezada por Matt Pottinger, asesor adjunto de seguridad nacional de Trump, lo que subraya la seriedad con la que la Casa Blanca se toma el asunto. El diario The Guardian informó que a pesar de que los informes iniciales sugerían que la delegación estadounidense solo se reuniría con funcionarios públicos, de hecho hablaron con al menos un ministro del gabinete.

El año pasado, el gabinete británico votó 5-4 a favor de la instalación de redes Huawei. La decisión fue y es controvertida: el entonces ministro de Defensa, Gavin Williamson, fue acusado de filtrar el resultado de la votación y fue despedido como resultado. Williamson era uno de los que se preocupaba por las posibles amenazas a la seguridad. Por otro lado, el pasado mes de julio, el Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento también se pronunció a favor de trabajar con Huawei.

Johnson debe tomar una decisión sobre el tema en las próximas semanas. Los medios de comunicación locales esperan que permita que Huawei participe en el despliegue de los 5G. Esto será probablemente en la construcción de la llamada "tecnología no central", como las antenas de telefonía móvil y las redes de antenas de radio.

El MI5 contra la CIA

No obstante, Johnson ha tratado de disipar los temores de Estados Unidos, diciendo en la cumbre de la OTAN del año pasado en Londres: "No podemos perjudicar nuestros intereses vitales de seguridad nacional, ni podemos perjudicar nuestra capacidad de cooperar con otros socios de seguridad de Five Eyes (o Cinco Ojos en español, una alianza de inteligencia anglófona que comprende Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia). Ese será el criterio clave que informará nuestra decisión sobre Huawei".

Los servicios de inteligencia británicos han argumentado consistentemente que cualquier amenaza a la seguridad puede ser fácilmente contenida y este último fin de semana el jefe del MI5, Andrew Parker, dijo al Financial Times que no tenía "ninguna razón para pensar" que el intercambio de inteligencia con Estados Unidos se vería comprometido si el Reino Unido firmaba un acuerdo con Huawei.

Parker agregó que la relación de intercambio de inteligencia entre Estados Unidos y el Reino Unido era "muy estrecha y de confianza". "Es, por supuesto, de gran importancia para nosotros. Y, me atrevo a decir, para EEUU también, pero eso lo definirán ellos. Es una vía de doble sentido", aseguró. "Tal vez lo que necesita más atención y más discusión es cómo llegamos a un futuro en el que haya una gama más amplia de competencia y una gama más amplia de opciones soberanas que la de no aceptar un sí o un no sobre la tecnología china", señaló.

Es raro que el jefe de inteligencia británico haga tales declaraciones públicas en general, especialmente en temas tan delicados como éste. A pesar de las protestas de Huawei, Estados Unidos insiste en que existe el riesgo de que el gobierno chino espíe a los países a través de fallas aún desconocidas del sistema, así como a los espías del ejército chino que trabajan para la empresa. Huawei le ha ofrecido a Inglaterra un "acuerdo de no espionaje" para defender el acuerdo propuesto.

Aunque las posibles repercusiones de tal acuerdo no serían inmediatas, un alto funcionario estadounidense dijo sin rodeos: "El Congreso ha dejado claro que querrá una evaluación de nuestro intercambio de inteligencia". Ya se ha presentado un proyecto de ley en el Senado de los Estados Unidos que prohíbe el intercambio de inteligencia con los países que utilizan Huawei en sus redes 5G.

La hostilidad de Estados Unidos hacia el gigante de la tecnología se debe, en parte, a una ley china de 2017 que exige que todas las empresas con sede en China trabajen con sus agencias de inteligencia cuando sea necesario. Estos temores de espionaje son los que llevaron al país norteamericano a poner a la empresa en una lista negra en mayo del año pasado.

Huawei afirma que es independiente del gobierno y que es propiedad de sindicatos. Los críticos argumentan que estos sindicatos son, a su vez, propiedad del gobierno.

La mejor red 5G

Las tres empresas que actualmente suministran tecnología 5G son Huawei de China, Ericsson de Suecia y Nokia de Finlandia. Huawei, la mayor empresa de telecomunicaciones del mundo, ha ayudado a construir redes 5G en otros países del mundo. Está ampliamente aceptado, incluso por los operadores móviles del Reino Unido, que Huawei tiene una tecnología 5G de menor costo y mayor calidad que sus competidores.

Tanto Johnson como su predecesora Theresa May retrasaron la toma de una decisión final, lo que ha tenido como consecuencia que Huawei dejara de jugar un papel clave. El operador de telefonía móvil Three ya depende principalmente de Nokia para su red principal en el Reino Unido.

Todo el debate es un dolor de cabeza para Johnson, pero es posible que tenga que acostumbrarse en un mundo post-brexit, especialmente cuando intente negociar acuerdos comerciales simultáneos tanto con EEUU como con la UE este año.

Un miembro de la delegación estadounidense señaló: "Donald Trump está observando de cerca". Otras áreas de Europa también están sintiendo la controversia. Deutsche Telekom, la mayor empresa de telecomunicaciones de Europa por ingresos, ha congelado todos sus acuerdos 5G hasta que se materialice la claridad política.

Estados Unidos es el mayor socio comercial individual del Reino Unido, pero como bloque, la UE es el mayor socio comercial del Reino Unido. China es el sexto mayor socio comercial del Reino Unido.

*Traducido por José Ricardo Báez G.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.