Mundo

Este viernes se celebra el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino

Pese a la solidaridad internacional, que ha sido principalmente simbólica, el sueño de un Estado palestino independiente aún no se ha podido concretar.

Mahmoud Barakat   | 29.11.2019
Este viernes se celebra el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino RAMALA, CISJORDANIA - 11 DE NOVIEMBRE: Los palestinos asisten a una ceremonia de conmemoración por el aniversario 15 de la muerte del líder palestino Yasser Arafat en el Mausoleo en su memoria en Ramala, Cisjordania el 11 de noviembre de 2019. (Issam Rimawi - Agencia Anadolu)

JERUSALÉN

Han pasado más de 40 años desde que fue instaurado el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino por la ONU, en 1977.

Desde entonces, todos los años, el 29 de noviembre se conmemora internacionalmente la lucha palestina, que se celebra el mismo día en el que la Asamblea General de la ONU adoptó, en 1947, la Resolución 181, que es la del Plan de Partición de la ONU para Palestina.

No obstante, aunque han transcurrido 72 años desde que se adoptó esa resolución, aún no se ha logrado materializar el sueño de un Estado palestino independiente. 

Pese a una simbólica solidaridad, la comunidad internacional no ha logrado otorgarle al pueblo palestino sus derechos e Israel sigue ocupando la mayor parte del territorio de la Palestina histórica.

La resolución de la ONU pedía la partición de Palestina en tres territorios, incluidos un Estado judío y otro árabe, una vez terminara el periodo del mandato británico, entre 1923 y 1948.

El primer territorio consistía en un Estado árabe ubicado en un área de aproximadamente 11.136 kilómetros cuadrados, en la zona occidental de Galilea, en la ciudad de Acre, en Cisjordania, y que se extendería hacia la costa sur desde la ciudad de Ashdod hasta Rafah, con una parte del desierto a lo largo de la frontera con Egipto.

El segundo, un Estado judío en un área de 14.762 km cuadrados, ubicado en la llanura costera desde Haifa hasta el sur de Tel Aviv y el este de Galilea, incluido el lago Tiberíades, Galilea Panhandle y el desierto de Negev.

El tercer territorio estaría compuesto por las ciudades de Jerusalén y de Belén, y sus zonas aledañas, las cuales serían designadas como territorios de confianza de la ONU.

Aunque los judíos constituían el 33% de la población total y poseían solo el 7% de la tierra, la resolución les otorgaba un Estado con el 56,5% del área total de la Palestina histórica.

A los árabes, que poseían la mayoría de la tierra y el 67% de la población, solo se les designó el 43,5% del territorio, por lo que los países árabes rechazaron por completo esta resolución.

La resolución no se implementó debido a que los grupos armados judíos tomaron el control de la mayor parte del territorio de Palestina en 1948.

En el mismo año, Gran Bretaña se retiró de Palestina y las organizaciones armadas sionistas tomaron tierras palestinas en las que establecieron el Estado de Israel. Tres cuartas partes de Palestina quedaron bajo control israelí, Jordania gobernó Cisjordania y la Franja de Gaza quedó bajo la autoridad egipcia.

En la guerra árabe-israelí de 1967, Israel ocupó Cisjordania, incluida Jerusalén del Este, la Franja de Gaza, la península del Sinaí y los Altos del Golán, en Siria. Después de la guerra, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la Resolución 242, que pide la retirada israelí de todos los territorios ocupados durante el conflicto.

Después de que se firmó el Primer Acuerdo de Oslo entre Israel y Palestina, en 1993, algunas áreas de los territorios palestinos quedaron sujetas a autonomía bajo el control de la Autoridad Nacional Palestina. En su 67ª reunión, el 29 de noviembre de 2012, la Asamblea General de la ONU votó a favor de una resolución que otorgara a Palestina el estatus de un Estado observador no miembro en la ONU.

Con el colapso de las negociaciones políticas con Israel a fines de 2014, los palestinos recurrieron a la comunidad internacional y exigieron el reconocimiento de un Estado palestino con las fronteras de 1967. El 31 de diciembre de 2014, Washington vetó un proyecto de resolución árabe que buscaba poner fin a la ocupación israelí de los territorios palestinos para fines de 2017.

Palestina se convirtió en Estado miembro del Estatuto de Roma, que rige la Corte Penal Internacional, el 1 de abril de 2015, y la bandera palestina se levantó por primera vez en la ONU el 30 de septiembre de 2015. Pocos meses después, el 23 de noviembre, la mayoría de los Estados miembros de la Asamblea General de la ONU le pidieron a Israel que pusiera fin a su ocupación de los territorios palestinos, e hicieron hincapié en la necesidad de una solución integral al problema.

El 19 de diciembre de 2017, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que reafirma el derecho de los palestinos a la autodeterminación, una resolución que obtuvo el apoyo de 176 países y la objeción de siete Estados, incluidos Israel y EEUU. Israel actualmente ocupa alrededor del 85% de la Palestina histórica.

Aunque el Estado de Palestina ahora está formalmente reconocido por 136 países en todo el mundo, no goza de verdadera independencia ni soberanía. Aunque aproximadamente el 80% del mundo ahora reconoce oficialmente a Palestina, muchos países, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, no lo hacen.

El pueblo palestino, estimado en 13 millones, ahora vive principalmente en los territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967, incluido Jerusalén del Este, así como en Israel, en países árabes vecinos o en los campos de refugiados de Oriente Medio.

*Traducido por José Ricardo Báez G.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.