Mundo

En Colombia genera indignación nuevo caso de menor indígena violada por miembros del Ejército

A una semana de un hecho similar ocurrido en Risaralda, el defensor del Pueblo Carlos Negret dio detalles de la agresión ocurrida en Guaviare en septiembre del 2019, y dijo que no son episodios aislados.

Diego Camilo Carranza Jimenez   | 30.06.2020
En Colombia genera indignación nuevo caso de menor indígena violada por miembros del Ejército El Ejército colombiano respondió el lunes, emitió un comunicado en el que reconoce lo ocurrido y dice haber tomado cartas en el asunto. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

Colombia

En Colombia genera indignación un nuevo caso de violación a una menor indígena por parte de miembros del Ejército Nacional, que se dio a conocer este lunes. 

Se trataría de una menor de 15 años de la comunidad Nukak Makú, que habría sido retenida, violentada y abusada por parte de militares en el departamento del Guaviare (sureste del país) en septiembre de 2019.

La denuncia fue dada a conocer en la revista Semana por el analista e investigador Ariel Ávila, también subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). Según Ávila, la menor fue reportada como desaparecida el 8 de septiembre de dicho año y apareció cinco días después, desnuda. La niña habría permanecido encerrada en el batallón de Infantería Joaquín París, donde fue víctima de varios abusos.

Ver también: Protestan en Bogotá contra Fiscalía de Colombia y la violación de siete soldados a niña indígena

“La niña se reportó como desaparecida el 8 de septiembre de 2019 y apareció el 13 de septiembre, luego de que pudiera escapar de su secuestro. Fue valorada días después y la menor contó cómo habría sido abusada repetidamente en ese lapso de tiempo, especialmente por dos militares, al interior de las instalaciones de ese Batallón”, precisó Pares en una nota de prensa.

De acuerdo a Ávila, “por las condiciones de lo que relató la niña y las indagaciones, podría ser considerado incluso un caso de esclavitud sexual”. Además, el analista señala que hay siete informes que darían cuenta del secuestro y la violación de la niña.

Pero eso no es todo, pues aunque se documentó este caso, se conoce que al menos habría otras cuatro niñas que también fueron víctimas de dicho crimen.

El Ejército colombiano respondió el lunes y emitió un comunicado en el que reconoce lo ocurrido y dice haber tomado cartas en el asunto.

“Con ocasión del hecho en el que se encuentra involucrado un personal militar en un presunto caso de violencia sexual contra una menor indígena de la comunidad nukak, hechos ocurridos al parecer en septiembre de 2019, una vez se tuvo conocimiento del mismo, el Batallón de Infantería No 19 Joaquín París inició de inmediato la indagación disciplinaria No. 26 de 2019, la cual fue verificada por la Procuraduría Regional del Guaviare a comienzos del presente año, diligencias disciplinarias que en ejercicio de poder preferente fue solicitada por la Procuraduría, encontrándose en trámite de entrega el proceso por la unidad”, dice la nota.

Esto implicaría un reconocimiento de responsabilidad del Ejército en otro hecho de abuso contra una menor indígena, un nuevo capítulo oscuro que envuelve a las Fuerzas Armadas colombianas.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret, también se pronunció sobre el tema este lunes y dijo que estos no eran episodios aislados. 

A través de un video, Negret mencionó los detalles procesales relacionados con esta denuncia y precisó que a petición de la comunidad, en octubre de 2019 la Defensoría y Naciones Unidas visitaron los resguardos de La Esperanza, Caño Maku, Puerto Flórez y Guanapalo.

“Con base en eso hicimos un informe que se lo trasladamos en noviembre a la Fiscalía General, al ICBF, a la Policía Nacional y al Ejército”, indicó el funcionario.

Carlos Negret añadió que desde ese mismo día, la Defensoría está representando judicialmente a la menor; que en enero de este año recibió de la Brigada 22 del Ejército la información de que habrían abierto una investigación disciplinaria contra un sargento, un cabo y seis soldados; y que el 16 de marzo pudo tomarle la declaración a la niña para que contara lo ocurrido.

“Yo haría un llamado a la sociedad colombiana y a las Fuerzas Militares… yo lo que siento como defensor es que hay un menosprecio a la humanidad indígena. Esto no puede ocurrir, no se puede tratar como un hecho aislado”, dijo el funcionario, al referirse al otro caso que por estos días ha generado un gran rechazo en el país andino contra el Ejército.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.