Mundo

El Acnur advierte que hay 16.000 nuevos desplazados en Burkina Faso por violencia

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados está alarmado por la reciente escalada de la violencia contra civiles en Burkina Faso por parte de grupos armados que han obligado a miles a huir.

Daniel Gallego   | 18.06.2022
El Acnur advierte que hay 16.000 nuevos desplazados en Burkina Faso por violencia (Archivo Agencia Anadolu)

ESTAMBUL

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) anunció este viernes que casi 16.000 personas de Burkina Faso, en su mayoría mujeres y niños, se han visto forzadas a abandonar sus hogares por un brutal ataque de hombres armados en la localidad de Seytenga, a 15 kilómetros de la frontera con Níger, que tiene lugar desde el 12 de junio.

En un comunicado, el Acnur indico que se encuentra “alarmada por la reciente escalada de la violencia contra civiles en Burkina Faso por parte de grupos armados que han obligado a miles a huir” y puesto “bajo presión los recursos humanitarios mientras la inseguridad continúa asolando el Sahel Central”.

La oficina espera que más desplazados lleguen a la localidad de Dori, en el noreste de Burkina Faso en los próximos días, mientras que se informa que unas 360 personas han cruzado a la región de Tillabéri, en Níger, sumándose a los 15.500 ciudadanos burkineses que ya están allí.

Las autoridades y la población local de la ciudad de Tera han acogido a los recién llegados a pesar de que la mayoría de las familias nigerinas no tienen recursos necesarios para hacerlo.

El Acnur explicó que “la crisis de desplazamiento en Burkina Faso es una de las que más rápido crecen en el mundo, con el número de desplazados internos (IDP) alcanzando los 1,9 millones a finales de abril, según cifras del Gobierno”.

Otros países del Sahel como Chad, Malí y Níger también enfrentan una combinación de violencia, pobreza y los efectos del cambio climático, detalló la oficina que señaló que más de 2,5 millones de personas han huido de sus hogares en la región del Sahel durante la última década.

El último ataque se produjo la noche del 11 de junio. Al menos 79 personas fueron asesinadas por hombres armados durante el asalto y algunos informes de los medios elevan aún más el número de muertos. Fue el incidente individual más mortífero en Burkina Faso desde que más de 130 personas murieran en una masacre en Solhan, en junio de 2021.

Ver también: ONU: El número de personas obligadas a huir de sus hogares es el "más alto desde que comenzaron los registros"

El Acnur y sus socios trabajan, en colaboración con el Gobierno, para fortalecer la respuesta de emergencia. Las necesidades más urgentes incluyen refugio y artículos esenciales, así como servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH), y apoyo psicosocial.

Sin embargo, los grupos armados no estatales han atacado los suministros de agua y la infraestructura del país, incluido un ataque reciente contra el suministro principal de agua a Dori, por lo que las necesidades de WASH podrían aumentar rápidamente.

Las autoridades regionales, con el apoyo de organizaciones humanitarias, han comenzado a reubicar a las familias que duermen a la intemperie en tres sitios en Dori para refugiados y desplazados internos, y se han identificado parcelas adicionales para albergar a personas que puedan llegar en el futuro.

A pesar de las necesidades agudas y crecientes, los requisitos presupuestarios del Acnur en Burkina Faso de USD 109,9 millones para 2022 solo están financiados en un 20%.

En este sentido, el Acnur llamó a la comunidad internacional a solidarizarse aún más y a apoyar a Burkina Faso con, incluso, la financiación de operaciones humanitarias para salvar vidas.

La población de Dori se ha triplicado y ahora alberga a casi 76.000 desplazados burkineses, así como a unos 20.000 refugiados de Malí.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.