Mundo

China asegura que EEUU podría ‘fabricar mentiras y rumores’ sobre los orígenes del coronavirus

El embajador de China en Francia, Lu Shaye, asegura que existe una “sorprendente similitud entre el modus operandi utilizado por Washington para iniciar la guerra en Irak en 2003 y la sugerencia de que China creó el coronavirus”.

Shweta Desai   | 17.06.2021
China asegura que EEUU podría ‘fabricar mentiras y rumores’ sobre los orígenes del coronavirus ANTALYA, TURQUÍA - ENERO 23: Dosis de la vacuna CoronaVac, el 23 de enero de 2021. (Mustafa Çiftçi - Agencia Anadolu)

PARÍS

Por: Shweta Desai

El embajador de China en Francia, Lu Shaye, aseguró que, si Pekín acepta investigar los orígenes del coronavirus, Estados Unidos podría fabricar mentiras y rumores para buscar pruebas de las conclusiones que ya ha extraído de antemano.

En una amplia entrevista con el periódico francés L'Opinion donde habló sobre la pandemia, EEUU, Taiwán, las tensiones con la UE y las minorías uigures, Lu Shaye dijo que existe una sorprendente similitud entre el modus operandi utilizado por Washington para iniciar la guerra en Irak en 2003 y la sugerencia de que China creó el virus.

“Se está repitiendo el mismo proceso... de imponer una acusación basada en la presunción de culpabilidad, luego presionar instrumentalizando y engañando a la opinión pública”, aseguró el diplomático.

Lu Shaye instó a que los laboratorios de virología de Estados Unidos sean sometidos al escrutinio internacional.

China y Estados Unidos han intercambiado acusaciones que sugieren que el coronavirus se inventó en un laboratorio militar como parte de experimentos con armas biológicas.

Ver también: China acusa a la OTAN de 'difamar su desarrollo pacífico'

En respuesta a las acusaciones de Washington, las autoridades chinas revivieron la afirmación de que el virus provenía de un laboratorio del Ejército de EEUU y que debería haber una investigación internacional sobre "brechas de contención" en el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EEUU (USAMRIID, por sus siglas en inglés) en Fort Detrick, en el estado de Maryland.

Lu dijo que era pertinente centrarse en eso, ya que la investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó la posibilidad de una fuga de un laboratorio chino.

Sobre Taiwán, el funcionario culpó a Estados Unidos de "cruzar la línea roja definida por China" al respaldar al Partido Democrático Progresista (DPP), que aboga por la independencia y refuta la política de "una sola China".

“Ellos (Estados Unidos) nos provocan, pero nosotros mostramos moderación. De lo contrario, ya habría habido una guerra", aseguró y advirtió a las potencias estadounidenses y europeas no interferir en los asuntos de China y no utilizar la cuestión de Taiwán para contrarrestar a Pekín.

“Los europeos no deberían seguir a los estadounidenses y provocar a China. Les recuerdo que no tenemos espacio para retroceder. No se trata de la independencia de Taiwán”, precisó Lu.

El embajador defendió el estilo agresivo de la diplomacia china que ha sido adoptado por sus funcionarios, quienes son conocidos como "guerreros lobo"; expresión que, según explicó, tiene un significado positivo en China. "Me siento honrado de ser un guerrero lobo porque hay muchas hienas locas atacando a China".

Sobre las tensiones con los países occidentales con respecto a los informes de violaciones de los derechos humanos de la minoría musulmana uigur, Lu comparó los campos de reeducación y los centros de formación profesional para adoctrinados y extremistas con los centros de desradicalización en Estados Unidos, el Reino Unido o Francia, usados por estas naciones para extremistas radicales.

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.