Mundo

Casi tres mil personas están varadas en la frontera entre Colombia y Panamá

El Servicio Nacional de Fronteras panameño alerta de una agudización de la crisis migratoria en el llamado Tapón del Darién, el paso ilegal más peligroso de América Latina.

Diego Camilo Carranza Jiménez   | 19.04.2021
Casi tres mil personas están varadas en la frontera entre Colombia y Panamá Migrantes cruzan por el paso del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá. (Crédito obligatorio: Unicef)

BOGOTÁ, Colombia

Por lo menos 2.700 migrantes están varados en la región del Darién, una zona fronteriza entre Colombia y Panamá que tiene una longitud de 226 kilómetros.

El Servicio Nacional de Fronteras panameño (Senafront) alertó de una agudización de la crisis migratoria en la provincia de Darién.

Oriel Ortega, director de Senafront, dijo en declaraciones a la prensa que los Ministerios de Salud y de Desarrollo Social (Mides) y la Secretaría Nacional de la Niñez, la Adolescencia y la Familia (Senniaf) están a cargo del paso, alimentación y atención sanitaria de los migrantes.

“En Semana Santa se dieron ingresos masivos y hasta dos mil personas entraron por la frontera en dos semanas”, indicó Ortega, citado por la agencia Prensa Latina.

Ortega denunció que hay presencia de niños que no están acompañados y que llegan al pequeño poblado de Bajo Chiquito, en Darién, a bordo de embarcaciones rústicas a través de un río.

Además, añadió que organizaciones criminales engañan a los migrantes, quienes arriesgan su vida en la travesía de cinco días a través de la selva del Darién, el paso ilegal considerado como el más peligroso de toda América Latina.

Los traficantes de personas aconsejan viajar con menores y mujeres embarazadas para evitar que sean deportados.

“Cruzar la selva con niños es algo inhumano”, dijo el titular de Senafront.

Ver también: ONU alerta aumento de niños migrantes cruzando el Darién, frontera de Colombia y Panamá

La espesa vegetación y caudalosas cuencas hídricas del llamado Tapón del Darién causan, entre otras cosas, innumerables muertes y desapariciones de los caminantes, que también son víctimas de asaltos y crímenes.

En diálogo con el canal TVN, Ortega señaló que la situación actual es similar a la ocurrida en julio y agosto de 2016, cuando se concentraron hasta cinco mil migrantes en la parte panameña de la línea divisoria binacional, todos con el objetivo de llegar a la frontera estadounidense a través de Centroamérica, agrega Prensa Latina.

A finales de marzo, un informe de la oficina para América Latina y el Caribe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) reveló que desde 2017 el número de niños, niñas y adolescentes que cruzan la selva de Panamá hacia Estados Unidos es quince veces más grande.

Según los datos de Unicef, dicha cifra se ha disparado al pasar de 109 a 1.653 en 2020, con un pico de 3.956 en 2019.

Además, la proporción de menores entre la población migrante a través de esta selva ha aumentado drásticamente en los últimos años: en 2017 representaban sólo el 2 por ciento, pero para 2020 fueron más del 25 por ciento.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.