Mundo

Brasil y Nicaragua, entre los casos que más preocupan a la OPS en América Latina

La Organización Panamericana de la Salud destacó que, de los 732.000 nuevos casos de la enfermedad a nivel global, más de 250.000 se produjeron en países de América Latina.

Susana Patricia Noguera Montoya   | 03.06.2020
Brasil y Nicaragua, entre los casos que más preocupan a la OPS en América Latina En el país suramericano aumentó en un 44% el número de casos durante la última semana de mayo, mientras que en las municipalidades el número de casos creció de un 53% a un 68% entre el 11 y el 25de mayo. (Fabio Teixeira - Agencia Anadolu)

Colombia

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, llamó este martes a redoblar los esfuerzos en la contención del COVID-19 en América Latina y apeló a la unidad regional para derrotar el virus.

“Debemos trabajar juntos, compartir los recursos y aplicar las estrategias que hemos aprendido a lo largo de nuestro camino. Esta es nuestra puerta de salida”, dijo Etienne durante la rueda de prensa semanal donde se analiza la situación de la enfermedad en la región.

La experta resaltó que, de los 732.000 nuevos casos de la enfermedad a nivel global, más de 250.000 se produjeron en países de América Latina y en la región de las Américas se registraron más de la mitad de los nuevos casos a nivel mundial.

“La curva epidemiológica sigue aumentando bruscamente en muchas zonas. Esto significa que mañana habrá más gente enferma que ayer. Las economías seguirán bajo presión y las sociedades se enfrentarán a un nuevo modo de vida que se les impone”, dijo la doctora.

El director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, el doctor Marcos Espinal, recomendó evitar las aglomeraciones. “Si nos lavamos las manos, pero vamos a una manifestación de masas sin usar mascarilla y sin mantener la distancia social, entonces vamos a continuar diseminando la enfermedad. También hay que pensar en nuestros mayores de edad que están confinados y cuando lleguemos a la casa quizás les vamos a transmitir la enfermedad”, dijo el experto.

Uno de los casos que más preocupa a los expertos en la región es Brasil. En el país suramericano aumentó en un 44% el número de casos durante la última semana de mayo, mientras que en las municipalidades el número de casos creció de un 53% a un 68% entre el 11 y el 25de mayo.

Espinal dijo que la situación en Brasil es muy delicada ya que, aunque el país mejoró en su capacidad diagnóstica, aún no ha llevado a cabo el suficiente número de pruebas de COVID-19 para lograr un control efectivo de la enfermedad. Por esta razón instó al país a aumentar la cantidad de exámenes que realiza.

“Tenemos tasas elevadas en los estados del nordeste y del norte, pero también tenemos cifras enormes, más de 100.000 casos en los dos grandes estados, en Sao Paulo y en Río de Janeiro, con una cifra total importante del número total de casos”, dijo el experto. Añadió que las próximas semanas serán cruciales para Brasil y el desenlace de la emergencia va a depender de cómo se implementen las acciones contra el virus en el país.

Otro caso de especial preocupación para la OPS es Nicaragua. El país centroamericano tiene una situación “muy difícil de controlar”, ya que el incremento del número de casos y de muertes reportados por fuentes oficiales y extraoficiales indican que la transmisión comunitaria es muy elevada.

El doctor Cito Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, explicó que “cuando uno pierde el rastro al virus y uno no puede evitar que la transmisión continúe (...), es necesario implementar de inmediato las medidas de distanciamiento social” como uno de los “mecanismos más importantes para salvar vidas y reducir la transmisión”. El experto añadió que, para controlar el virus en Nicaragua, es necesario que las cifras se controlen de manera transparente.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.