Mundo

Bolivia despide a Felipe Quispe, el dirigente indígena más emblemático del país

Conocido como “El Mallku”, Quispe Huanca perdió la vida este martes a los 78 años. Fue el ideólogo y fundador del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK) y lideró por casi dos décadas las protestas más representativas del movimiento campesino.

Patricia Cusicanqui Hanssen   | 21.01.2021
Bolivia despide a Felipe Quispe, el dirigente indígena más emblemático del país BOLIVIA: Felipe Quispe Huanca, conocido como “El Mallku”, perdió la vida este martes a los 78 años. Encarcelado por terrorismo, fue el ideólogo y fundador del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK) y lideró por casi dos décadas las protestas más representativas del movimiento campesino en Bolivia. (SOLO USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO: Cortesía del archivo de Luis Gandarillas - Reflex Photo Press . HANDOUT AGENCIA ANADOLU)

LA PAZ, Bolivia

Agosto de 1992. Rodeado de una veintena de reporteros y pijchando (masticando) la hoja de coca, el indianista Felipe Quispe Huanca respondía a una periodista el porqué de las acciones del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK): “A mí no me gusta que mi hija sea su empleada (doméstica)”, le dijo. La expresión metafórica develaba una realidad latente, una Bolivia profundamente racista, y el EGTK optaba por la vía armada para desmontar lo que consideraba una imposición del orden establecido.

Pero sus acciones fueron frustradas por la Policía boliviana. Aquella rueda de prensa se desarrollaba, precisamente, bajo arresto. Felipe Quispe, apodado El Mallku, era acusado de terrorismo por una serie de atentados dinamiteros y pasaría los próximos cinco años en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, en el departamento de La Paz.

La noche de este martes 19 de enero, Quispe perdió la vida en la ciudad de El Alto; la familia negó que el deceso se relacionara con el coronavirus; lo atribuyó a un paro cardiorrespiratorio y descartó la posibilidad de una autopsia. Hace dos meses el líder indígena había dicho que “el coronavirus no está diseñado para el indio, es para los blancos”.

Despedida de líder indígena boliviano Felipe Quispe Huanca

Velorio de Felipe Quispe Huanca, conocido como “El Mallku”, en El Alto, Bolivia, donde lo despiden sus familiares y seguidores. Quispe perdió la vida este martes 19 de enero, a los 78 años. Ideólogo y fundador del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK), lideró por casi dos décadas las protestas más representativas del movimiento campesino en el país andino. (SOLO USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO: Cortesía Luis Gandarillas - Reflex Photo Press . CORTESÍA AGENCIA ANADOLU) 

El Mallku, palabra aimara que significa cóndor y que se usa para nombrar a las máximas autoridades del altiplano boliviano, nació en agosto de 1942 en la comunidad de Ajllata Grande del municipio de Achacachi (La Paz), territorio de tradición contestataria.

Culminó el bachillerato mientras purgaba su pena y estudió Historia. Desde los años 70 del siglo pasado, militó en diversas organizaciones de carácter político social, fundó el Movimiento Indígena Túpac Katari, el Movimiento Ayllus Rojos y se convirtió en el ideólogo y fundador del EGTK, así como en autor de varios escritos sobre la insurgencia de los pueblos indígenas y la lucha contra el nuevo colonialismo. Entrado el Siglo XXI optó por la vía política, partidaria para buscar el poder.

Quispe aseguró que él jamás activó una bomba, pero admitió la autoría intelectual de los atentados dinamiteros y en ese entonces aseguró que “mientras haya hambre y discriminación racial, siempre habrá organizaciones preparándose”. Se consideraba un preso político: “Voy a la cárcel por mis ideales”.

Tras su deceso, autoridades y políticos bolivianos expresaron su pesar a través de las redes sociales. “Expresamos nuestro profundo pesar por el fallecimiento del líder indígena originario campesino e historiador, Felipe Quispe Huanca, El Mallku. Continuaremos su lucha por la liberación y dignidad de los pueblos”, posteó el presidente Luis Arce.

“Fue una figura importantísima de nuestra historia reciente, emblema de la lucha por la inclusión, la igualdad y el reconocimiento pleno de los derechos de los indígenas de Bolivia”, escribió en Twitter el expresidente e historiador Carlos Mesa.

Ver también: Transportadores levantan un paro que mantenían en Bolivia

Waldo Albarracín, exDefensor del Pueblo y activista por los Derechos Humanos, fue su abogado a finales de los 80 e inicios de los 90 y logró su libertad en dos ocasiones. “Un rebelde sin pausa. Perdimos un luchador social, falleció el dirigente indígena más emblemático. Fue el que advirtió en 2000 sobre la existencia de las dos Bolivias, la de los excluidos y los privilegiados, consecuente con sus principios”, recordó Albarracín.

Los hermanos Álvaro y Raúl García Linera fueron cofundadores del EGTK y el propio Quispe dijo que ellos tenían a su cargo el financiamiento de la insurgencia indígena. Pero tras el encarcelamiento del primero junto a El Mallku, se produjo un distanciamiento entre ambos y, habiendo abandonado la lucha armada, García Linera se sumó al Movimiento Al Socialismo (MAS) con el que gobernó el país por 14 años desde la Vicepresidencia.

Quispe se hizo luego el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), desde donde lideró y protagonizó movilizaciones y protestas que paralizaron durante meses el occidente del país y pusieron en jaque a los sucesivos gobiernos de turno de Bolivia encabezados por Jaime Paz, Hugo Banzer, Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada.

En el 2000 fundó su propio partido político: el Movimiento Indígena Pachakuti (MIP), y fue uno de los protagonistas de la denominada “Guerra del gas” que en octubre de 2003, cuando era diputado, derivó en la huida de Sánchez de Lozada del país, con un saldo de casi 70 fallecidos.

Aunque el expresidente y líder de los cocaleros Evo Morales (MAS) niega su participación en la revuelta, esta fue el escenario que terminó por catapultar su carrera política rumbo a la administración del poder por más de una década en el país andino.

Ver también: Mientras la izquierda vuelve al poder en Bolivia, algunos líderes latinoamericanos anuncian nuevo impulso a Unasur

“Con profundo dolor he recibido la noticia del fallecimiento del hermano Felipe Quispe, El Mallku. Su lucha y liderazgo han sido un importante aporte para la liberación de los pueblos indígenas. Bolivia pierde a un dirigente consecuente. ¡Felipe, inmortal por su lucha indianista!”, posteó Morales en la víspera.

En 2014, en declaraciones al diario Página 7, Quispe había dicho que, de no ser por él, Morales nunca hubiera llegado al poder. "Yo me siento culpable de haber realizado esas grandes movilizaciones con la CSUTCB, porque le ayudaron a subir al Gobierno”. En su criterio, Morales, que gobernó entre 2006 y 2019, operó “manipulado por un grupo de poder”, era “sumiso” a esos intereses y se había “endiosado”, lo que explicaba su negativa a dejar la presidencia.

Luego de varios años de ausencia de la arena política —no había postulado a ningún cargo desde 2005, cuando obtuvo el quinto lugar en las elecciones generales—, Quispe fue proclamado hace un mes candidato a la Gobernación de La Paz para las elecciones subnacionales del próximo 7 de marzo por la agrupación Jallalla.

Según el relato de su hijo, Santos, en los últimos días recorrió varias provincias del departamento haciendo proselitismo e inaugurando casas de campaña. “Este martes llegó directo a mi casa, estaba un poco agitado, le servimos un plato de comida y de repente se desvaneció; ya estaba sin vida”, narró a los medios.

La familia anunció que velaría sus restos en la ciudad de El Alto y la decisión de sus hijos es exhumar su cuerpo en su natal Achacachi. La Cámara de Diputados instaló una capilla ardiente en su honor.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.