Mundo

Alemania del Este, asolada por la creciente xenofobia e islamofobia

La semana pasada, políticos de alto nivel de partidos que representan todo el espectro político alemán recibieron amenazas de muerte.

Agencia Anadolu   | 08.11.2019
Alemania del Este, asolada por la creciente xenofobia e islamofobia Imagen de archivo de un ataque islamofóbico que se presentó en Alemania. (Agencia Anadolu)

ANKARA, Turquía

Alemania celebra el aniversario número 30 de la caída del Muro de Berlín esta semana, pero el crecimiento de la xenofobia y la islamofobia, especialmente en la antes comunista Alemania Oriental, amenaza seriamente la seguridad nacional del país.

Las autoridades alemanas están lidiando con el surgimiento de la ideología de extrema derecha en la parte oriental del país.

La evidencia más condenatoria es el surgimiento del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), que logró entrar en el Parlamento Alemán o Bundestag en 2017 y es el partido más popular en varias partes del este de Alemania.

De hecho, AfD está llevando a un sorprendente aumento de la islamofobia y la xenofobia en Alemania. En su informe anual sobre el estado de la unidad alemana, el gobierno alemán advirtió que la xenofobia en el este de Alemania representa un peligro para la armonía social.

Los repetidos ataques contra centros de refugiados y centros islámicos en el este de Alemania son prueba de que estos actos violentos xenófobos son un grave peligro para la seguridad nacional de Alemania.

Un ejemplo de ello fue la célula terrorista neonazi con sede en Alemania del Este, Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), que estuvo involucrada en asesinatos de odio a extranjeros de 2000 a 2007.

Las autoridades alemanas tardaron casi una década en conectar diez asesinatos de propietarios de negocios, en su mayoría turcos, y encontrar que la NSU estaba detrás de ellos, lo que llevó al establecimiento de un comité de investigación en el Parlamento Alemán y originó indignación nacional por los puntos ciegos de las autoridades con respecto al terrorismo de derecha.

Los ataques por motivos raciales de la NSU resuenan hasta el día de hoy. La semana pasada, políticos de alto nivel de partidos que representan todo el espectro político alemán recibieron amenazas de muerte.

El verano pasado, una de esas amenazas se hizo realidad cuando el político regional, Walter Lubcke, fue asesinado a tiros en su casa en el centro de Alemania. En octubre, además, un pistolero de extrema derecha mató a dos personas en la ciudad oriental de Halle, luego de no poder ingresar a una sinagoga para llevar a cabo una masacre en una festividad judía.

Islamofobia arraigada

Alrededor de la mitad de la población alemana tiene preocupaciones con respecto al Islam, según un estudio reciente sobre democracia y tolerancia religiosa.

Mientras que los alemanes son generalmente vistos como tolerantes, su actitud hacia los musulmanes es diferente. Esto lo indica un estudio publicado por el 'Religion Monitor', de la fundación Bertelsmann Stiftung.

Según la investigación, la mayoría de los ciudadanos alemanes (87%) están abiertos a otras visiones del mundo, pero el 52% percibe la religión del Islam como una amenaza. En los estados del este, 57% de las personas que se sienten de esta manera, mientras que en el oeste la cifra es del 50%.

"Obviamente, muchas personas actualmente ven al Islam menos como una religión y más como una ideología política y, por lo tanto, lo excluyen de la tolerancia religiosa", dijo la experta en religión de la fundación Bertelsmann Stiftung, Yasemin al Manuar.

En su opinión, los debates sociales y los informes de los medios de comunicación de los últimos años, que a menudo hablan negativamente del Islam, han contribuido a estas actitudes.

Al Manuar dijo que hay motivos de preocupación porque estos temores hacia el Islam pueden ser explotados por grupos populistas de extrema derecha.

Según el estudio "Weltanschauliche Vielfalt und Demokratie" (Panorama Mundial de Diversidad y Democracia), el 30% de los encuestados en el este de Alemania no quieren musulmanes como vecinos, en comparación con el 16% del oeste.

Alemania, un país de más de 81 millones de personas, es el hogar de la segunda población musulmana más grande de Europa occidental, después de Francia. Entre los casi 4,7 millones de musulmanes del país, al menos tres millones son de origen turco.

¿Por qué los alemanes del este se sienten así?

Según el politólogo residente en Dresde, Werner Patzelt, el motivo de las preocupaciones contra los musulmanes se remonta a la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, de mantener abiertas las fronteras durante el pico de la crisis de refugiados en 2016.

"Alemania tenía una minoría musulmana importante durante muchos años, una minoría turca, sin problemas significativos. Esto era algo que pasaba como normal y no daba motivos de preocupación", añadió.

Sin embargo, Patzelt dijo que cuando Merkel tomó la controvertida decisión de permitir el ingreso de refugiados y migrantes al país, las actitudes alemanas cambiaron.


"Los crímenes presuntamente cometidos por solicitantes de asilo y refugiados, como los casos de agresión sexual en Colonia en el año nuevo de 2015, dieron razones para las preocupaciones generalizadas", echandole leña al fuego.

Al referirse al este de Alemania, Patzelt aseguró que la región nunca antes había experimentado una inmigración significativa de países musulmanes, y que muchas personas no la querían.

Las protestas, como las manifestaciones contra el Islam organizadas por Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente), que comenzaron en 2014 en la ciudad oriental de Dresde, pedían explícitamente la no inmigración musulmana en Alemania.

De acuerdo con Patzelt, estas protestas "dieron voz a muchos alemanes orientales que tienen el mismo sentimiento anti-musulmán".

Además, debido a que los políticos ignoraron estas manifestaciones, la ira creció, dijo Patzelt.

Esto explica en parte por qué el apoyo a partidos de extrema derecha como AfD ha crecido, particularmente en las regiones del este de Alemania.

Además del sentimiento antimusulman, muchas personas toman una posición de fuerte oposición a Merkel y a la élite política alemana, que tres décadas después de la caída del Muro de Berlín han llevado a una creciente polarización social.

*Traducido por Aicha Sandoval Alaguna

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.