Mundo

Afganistán celebra sus 99 años de independencia

Como parte de las celebraciones, el pueblo afgano disfrutó de conciertos y de un partido de fútbol amistoso con Palestina.

Ekip   | 20.08.2018
Afganistán celebra sus 99 años de independencia El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (centro derecha), ofrece un arreglo floral en el Monumento a la Independencia. (Presidencia de Afganistán)

Ankara

Millones de afganos conmemoraron este domingo los 99 años de la Independencia de su país con fervor en medio de fuertes medidas de seguridad y la creciente militancia.

En la capital, Kabul, las principales avenidas fueron decoradas con la bandera afgana y enormes imágenes del ex rey Amanullah Khan, que defendió la libertad del pueblo afgano desde 1919 hasta 1929 cuando el país recuperó su soberanía sobre la política exterior de los británicos, quien gobernaba la vecina India en ese entonces.

El 19 de agosto, marca el final del control británico sobre la política exterior del país después de tres guerras anglo-afganas en los siglos XIX y XX que también obligaron a los gobernantes afganos a reconocer la línea Durand como una frontera entre Afganistán y la India Británica.

Los convoyes de automóviles privados conducidos particularmente por jóvenes que izaban la bandera marcharon por diferentes avenidas de la ciudad, tocando canciones patrióticas en parlantes amplificados y animados por transeúntes.

En la víspera del Día de la Independencia, también se organizó un concierto musical en el Parque Zazai de la ciudad con miles de residentes de Kabul que asisten bajo estrictas medidas de seguridad. El cantante popular, Karan Khan, entretuvo a los visitantes durante horas antes de quedar cautivados por espectaculares fuegos artificiales.

Mohammad Ummar, padre de cinco hijos, le dijo a la Agencia Anadolu que, por lo general, no permite que sus hijos salgan por la noche debido a problemas de seguridad, pero cedió por ser este un día especial.

“Créanme, es un sentimiento tan especial, hoy traigo a toda mi familia al concierto, a pesar de las preocupaciones de seguridad, el país herido necesita curación. Deseo que Dios nos traiga la paz para siempre”, expresó Ummar.

Otra gran atracción de las celebraciones fue un juego internacional de fútbol organizado para el gran día entre el anfitrión Afganistán y el equipo visitante de Palestina. Por invitación de la Federación de Fútbol de Afganistán (AFF), el equipo de fútbol palestino llegó a Kabul hace dos días y realizó sesiones de práctica en el estadio de la AFF en Kabul para el partido.

Las dos partes se han enfrentado dos veces en las Eliminatorias de la Copa Mundial de 2010 y una vez en la Asia Challenge Cup en 2014. Palestina venció a Afganistán en los tres partidos. En una rueda de prensa un día antes del partido, el entrenador afgano Anosh Dastgir y su homólogo palestino, Noureddine Oulad Ali, expresaron estar listos para el encuentro.

¿Cómo puedo ser feliz?

Las carreteras principales que llevan a la avenida del partido fueron bloqueadas a los vehículos particulares debido a los problemas de seguridad.

En la provincia de Nangarhar, un gran número de devotos del difunto Rey llegaron de diferentes partes del país para mostrar su respeto y ofrecer oraciones en su tumba. La tumba del rey Aman está rodeada por un modesto mausoleo en la ciudad de Jalalabad.

El palacio del rey en Kabul, el Palacio Darul Aman, está en reconstrucción debido al daño severo que sufrió durante el furor de la guerra civil, así como la invasión soviética en la década de 1970.

Ghani dirigió hoy la principal ceremonia oficial del Día de la Independencia en Kabul, donde ofreció una corona de flores en el monumento conmemorativo de los mártires de la Independencia afgana.

Sin embargo, no todos están de humor festivo, pues el país se tambalea ante una militancia creciente.

Shukria Sultani, una joven que huyó de una guerra mortal en Ghazni, le dijo a la Agencia Anadolu que ella y los 10 miembros de su familia siguen atormentados por los terribles recuerdos de los enfrentamientos mortales entre los talibanes y las fuerzas de seguridad en su provincia ocurridos la semana pasada.

“¿Cómo puedo ser feliz y celebrar el Día de la Independencia? somos los muertos vivientes... hasta que haya una paz permanente, el Día de la Independencia no tiene sentido para mí”, lamentó Sultani.

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, se calcula que las bajas civiles en Ghazni oscilan entre 200 y 250; miles han huido de la ciudad.

En medio de las amenazas de los talibanes de no permitir el paso seguro al Comité Internacional de la Cruz Roja en Afganistán, la ONU dijo el domingo que los ataques a los trabajadores humanitarios han aumentado en un 20% en el país.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.