Mundo

¿Por qué les interesa tanto a los estadounidenses armarse en medio del brote de coronavirus?

Los estadounidenses tienen una relación histórica con las armas, que para muchos es un derecho contemplado en la Segunda Enmienda de la Constitución.

Carmen Rodríguez   | 30.03.2020
¿Por qué les interesa tanto a los estadounidenses armarse en medio del brote de coronavirus? VIRGINIA, ESTADOS UNIDOS - MARZO, 2020: Nova Armory, una tienda de armas en Arlington, Virginia, cuyas ventas han aumentado un 45% en las últimas semanas, debido a que los estadounidenses están comprando más armas ante el brote de COVID-19. (Carmen Rodríguez - Agencia Anadolu)

WASHINGTON

Por: Carmen Rodríguez

Las predicciones de los científicos y expertos de salud en Estados Unidos indican que el país podría registrar hasta 200 mil muertes causadas por el COVID-19. Sin embargo, muchos estadounidenses le temen más a los saqueos o invasiones a sus viviendas, que creen podrían ocurrir cuando empiece a escasear el agua, el papel higiénico o los alimentos.

Desde hace unas semanas, las ventas de armas y municiones se han disparado en diferentes partes del país. Las personas quieren estar preparadas para defender sus casas y sus hogares ante cualquier amenaza y están comprando armas y municiones para hacerlo.

“Definitivamente ha aumentado un 45% la venta de armas. Tenemos nuevos compradores y sí estamos viendo también gente que compra municiones, como quien compra papel higiénico, no creo que estén planeando usarlas, pero están comprando para estar preparados”, le dijo a la Agencia Anadolu Shawn Poulin, propietario de Nova Armory, una tienda de armas en Arlington, Virginia.

Los estadounidenses tienen una relación histórica con las armas. El brote del coronavirus en el país revivió esa relación, que para muchos está contemplada en la segunda enmienda de la Constitución, que habla sobre el derecho de cada ciudadano a tener armas para defender su casa y su familia. Las armas son parte de la cultura de este país.

“Crecí en una casa en el campo, donde era normal tener armas para cazar, para proteger a la familia. Ahora entiendo que muchas personas quieren estar preparadas para cualquier cosa, en el caso que la comida escasee o que las personas que no están preparadas ante la situación recurran a los saqueos”, dice Kaity, una norteamericana que acompañó a su prima a comprar un arma para su nuevo trabajo de seguridad.

La incertidumbre creció en el país cuando se habló de cerrar los negocios. En medio de la crisis de salud, que está obligando al presidente Donald Trump a ordenar cuarentena en los estados más afectados, como Nueva York, la ansiedad crece y las personas se preparan para lo que, según ellos, será lo peor.

“La gente se preocupa. Y cuando se habló de que iban a cerrar todo, la gente se preocupa más y dice, que si van a estar encerrados, eventualmente va a haber un sector de la población que se le va a acabar la comida o va a haber también un elemento criminal, con hechos de vandalismo, que van a meterse a casas ajenas para robar comida, cosas de valor, entonces la gente compra más armas”, dice el analista republicano Iván García-Hidalgo.

Aunque el presidente Trump ha reiterado en varias ocasiones en la televisión nacional que el país está preparado para afrontar esta crisis y que no habrá escasez de ningún tipo, las personas que están comprando armas porque creen que corren peligro.

“¿Qué pasa si los criminales empiezan a salir y robar en las casas? Tal vez no va a pasar nada de esto, pero al principio de una crisis, si no sabes qué va a pasar, cuánto va a durar, lo que se espera son los saqueos y eso sería el problema principal. La Guardia Nacional va a ayudar a prevenir los saqueos en los comercios, pero no van a venir a proteger mi casa”, agrega el analista republicano.

COVID-19 y el derecho de armarse

Según la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), la crisis provocada por el brote de COVID-19 pone en riesgo el derecho contemplado en la segunda enmienda de tener un arma para los estadounidenses.

“Nada es más importante que protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias, especialmente durante estos tiempos de incertidumbre. Sin embargo, algunos legisladores antiarmas están explotando la pandemia de COVID-19 para negarle a usted y a sus seres queridos su derecho fundamental a la legítima defensa y sus derechos de la segunda enmienda”, aseguró la NRA en un comunicado publicado en su sitio oficial.

Ammo, una empresa que se dedica a la venta de armas y municiones en línea, es una de las compañías que reporta un incremento en las ventas de más de 200%. Según Alex Horsman, manager de Ammo, las personas quieren estar preparadas ante cualquier eventualidad.

“Sabemos que ciertas cosas impactan en la venta de municiones, principalmente eventos políticos o inestabilidad económica, cuando la gente siente que sus derechos pueden ser infringidos. Pero esta es nuestra primera experiencia con un virus que lleva a un aumento en las ventas. Tiene sentido. Muchos de nuestros clientes quieren estar preparados. Y para muchos de ellos no son solo mascarillas o medicina. Es saber que, sin importar qué pase, pueden mantenerse y mantener a sus familias seguras”, señaló Horsman a Anadolu.

Adquirir un arma no es tan difícil en algunos estados del país. En Virginia basta con pasar el chequeo del record criminal para poder llevarse a casa un arma en menos de 24 horas. Algunas personas están aprovechando la crisis provocada por el coronavirus para adquirir un arma o para comprar municiones, debido a la falta de limitaciones que por ahora tiene la sociedad estadounidense para armarse.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.