Mundo

¿Cómo afectaría el nuevo sistema de migración a Reino Unido?

La inmigración, impulsor clave del brexit, ha sido un tema candente en Reino Unido durante décadas y ha sido motivo de consternación entre los líderes empresariales.

Karim El-Bar   | 22.02.2020
¿Cómo afectaría el nuevo sistema de migración a Reino Unido? Multitudes marchan por el centro de Londres para exigir un voto popular sobre el nuevo acuerdo del brexit, en Londres, Inglaterra. (Kate Green - Agencia Anadolu)

LONDRES

El gobierno del Reino Unido está listo para introducir un sistema para abordar el tema de la inmigración, uno de los temas políticos más candentes del país.

Esta semana se presentó un nuevo sistema basado en puntos, con el cual, según el gobierno, se cumplió el deseo del electorado británico de poner fin a la libertad de movimiento, especialmente después de la votación del brexit.

Ante ello, los líderes empresariales respondieron con consternación e indicaron que el debate de la inmigración está lejos de terminar.

La ministra del Interior, Priti Patel, dijo este miércoles: “Hoy es un momento histórico para todo el país. Estamos poniendo fin a la libre circulación, retomando el control de nuestras fronteras y cumpliendo con las prioridades de la gente mediante la introducción de un nuevo sistema de inmigración basado en puntos de Reino Unido, que reducirá los números generales de migración".

Nuevo sistema

Después del 31 de diciembre de este año, la libertad de movimiento entre el Reino Unido y la UE terminará y el Estado británico tratará a los ciudadanos de la UE y de otros países por igual. Las nuevas reglas no afectarán a los inmigrantes de la UE que actualmente se encuentran en el país.

El nuevo sistema basado en puntos entrará en vigencia en enero de 2021 y tiene tres requisitos esenciales.

El solicitante debe hablar inglés, tener una oferta de trabajo de un patrocinador aprobado y el trabajo debe estar en el nivel de habilidad apropiado. Estos tres factores juntos le dan al migrante 50 de los 70 puntos necesarios para poder ingresar a Reino Unido.

Los puntos restantes se otorgan por calificaciones como doctorados, trabajos con salarios altos y trabajos en sectores con escasez de mano de obra.

Sin embargo, este nuevo sistema presenta algunos inconvenientes, según indica un análisis del Instituto de Investigación de Políticas Públicas (IPPR, por sus siglas en inglés), un grupo de expertos que encontró que "el 69% de los inmigrantes de la UE que trabajan actualmente en Reino Unido no serían elegibles para una visa de trabajo calificado con este sistema".

El grupo de expertos descubrió que el 66% de los migrantes existentes de la UE que trabajan en el sector social y de salud no habría sido elegible para ingresar al Reino Unido bajo el nuevo sistema. Las cifras aumentan en los inmigrantes que trabajan en transporte y almacenamiento con un 90%, un 85% para los que trabajan en hoteles y restaurantes, y un 59% para los que están vinculados al sector de la construcción.

Pero el sistema también ofrece algunas medidas que parecen liberales: se elimina el límite general de los permisos de trabajo, los trabajadores calificados ahora solo necesitan calificaciones de nivel A en lugar de educación universitaria, y el umbral salarial para el trabajo calificado se redujo de GBP 30.000 (USD 38.795) a GBP 25.600, y cae aún más para sectores con escasez de mano de obra, pasando a GBP 20.480

Ben Greening, director ejecutivo de Migration Watch U.K., que hace campaña para reducir la migración, dijo: “Poner fin a la inmigración no calificada sería una verdadera victoria para el público británico y la economía británica. Sin embargo, estas propuestas sugieren que el gobierno no toma en serio tomar el control de la inmigración”.

Consternación entre las líderes empresariales

La declaración de política del gobierno decía: “No introduciremos una ruta de trabajo general poco calificada o temporal. Necesitamos alejar el enfoque de nuestra economía de la dependencia de la mano de obra barata de Europa y, en cambio, concentrarnos en la inversión en tecnología y automatización. Los empleadores deberán adaptarse".

Ante la declaración, los empleadores respondieron rápidamente. La jefa de la Unión Nacional de Agricultores, Minette Batters, dijo: "Como el sector manufacturero más grande del Reino Unido, la alimentación y la agricultura británicas están en el centro de nuestra economía y cualquier política de inmigración debe cumplir con sus necesidades".

“Hemos dicho repetidamente que para las empresas agrícolas se trata de tener la gama completa de habilidades necesarias, desde recolectores y empacadores hasta procesadores de carne y veterinarios, si queremos continuar entregando alimentos de alta calidad y asequibles para el público. Si no se proporciona una ruta de entrada para estos trabajos, se verá gravemente afectado el sector agrícola", enfatizó Batters.

Por su parte, el director general de la Cámara de Comercio Británica, Adam Marshall, dijo: "La escasez crítica de mano de obra significa que las empresas aún necesitarán acceso a trabajadores extranjeros en todos los niveles de habilidades ... El proceso de solicitud debe simplificarse radicalmente".

El sindicato del sector público y de salud, Unison, dijo que el nuevo sistema fue un "desastre para el sector de la atención".

La Asociación de Atención Domiciliaria del Reino Unido dijo: “Cortar el suministro de posibles trabajadores de atención allanará el camino para que más personas esperen innecesariamente en el hospital o que no tengan atención. Decirle a los empleadores que se ajusten en un sistema de atención extremadamente subfinanciado es simplemente irresponsable ".

Patel contraataca

“Ya es hora de que las empresas comiencen a invertir en personas en este país. Tenemos más de millones de personas, es decir, el 20% de la fuerza laboral con edades comprendidas entre 16 y 64 años, que están económicamente inactivos en este momento", aseveró Priti Patel, ministra del Interior de Reino Unido.

"Es importante que las empresas se comprometan con ellos e inviertan en las personas. Si invirtieran en ellos y los apoyaran, más personas podrían trabajar en muchos de los sectores", destacó la ministra.

De la población económicamente inactiva de Reino Unido, solo 1.87 millones dicen que quieren un trabajo, informaron los medios locales. El resto son en su mayoría estudiantes, enfermos, cuidadores o jubilados.

Cuando se le preguntó sobre el hecho de que algunos de los desempleados no desean hacer algunos de los trabajos que actualmente realizan los inmigrantes de la UE, Patel dijo: "Esa es una suposición que se ha hecho, pero también es responsabilidad de las empresas trabajar con ellas".

Andrea Wareham, directora de recursos humanos de la popular cadena de cafés Pret a Manger, dijo que el 65% de la fuerza laboral de Pret eran inmigrantes de la UE, y que solo uno de cada 50 solicitantes a las vacantes del café eran británicos.

El secretario de Estado de Salud para la Sombra, Jon Ashworth, dijo que Patel no tenía ni idea.

En una entrevista con LBC, una estación de radio de Londres, Patel se vio obligada a admitir que a sus propios padres no se les permitiría ingresar al Reino Unido bajo el nuevo sistema basado en puntos.

"No se trata de mis antecedentes o de mis padres", dijo, antes de verse obligada a admitir: "Sí, pero también no olvidemos que no estamos cambiando nuestro enfoque hacia los refugiados y los solicitantes de asilo, lo cual es muy diferente en algunos sistema basados con puntos en el empleo".

La familia materna de Patel era originaria de Gujurat, en India, y se mudó a Uganda. Su familia se mudó a Reino Unido poco antes de que el ex líder Idi Amin expulsara a la comunidad asiática de Uganda en 1972.

La política había dicho previamente que su familia "vino al Reino Unido sin nada, trabajó duro y estableció un negocio exitoso".

Escocia

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, dijo que era "imposible exagerar cuán devastadora será esta política para la economía de Escocia".

El mes pasado, Sturgeon pidió que los poderes de inmigración se transfirieran del Parlamento nacional al escocés, para implementar una "visa escocesa". Su Partido Nacional Escocés está presionando para un nuevo referendo sobre la independencia escocesa.

El tema de la inmigración es especialmente importante para Escocia, ya que se prevé que la población tendrá más muertes que nacimientos durante los próximos 25 años.

*Traducido por Juan Felipe Vélez Rojas.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.