Mundo, Economía

Los cambios en el consumo para el día después de la cuarentena en Colombia

Los comportamientos de las personas una vez se relajen las medidas de aislamiento ante la COVID-19 serán claves en la recuperación de sectores como el de la aviación.

Sergio García Hernández   | 08.05.2020
Los cambios en el consumo para el día después de la cuarentena en Colombia BOGOTA, COLOMBIA - MARZO 18, 2020: Más allá del regreso de algunas actividades, los economistas tienen fija su mirada en los comportamientos de los consumidores luego del fin de la cuarentena, proyectada para el próximo 25 de mayo en Colombia. Temen que no sean los mismos a los de antes de la emergencia. (Juancho Torres - Agencia Anadolu)

BOGOTÁ, Colombia

Por: Sergio García Hernández

Las medidas de aislamiento social decretadas en la mayoría de países afectados por la pandemia del coronavirus (COVID-19) han supuesto una contracción de la economía, a nivel mundial, a la que Colombia no ha sido ajena. Los sectores industriales, la aviación, la construcción y las ventas al por menor tuvieron que parar sus actividades ante la temeraria enfermedad.

Algunos países asiáticos; europeos, como Italia y España, e incluso latinoamericanos, como Colombia y Paraguay, han empezado a relajar las medidas de la cuarentena. Argumentan que tienen control sobre el virus y le apuestan a la reactivación de algunos sectores de la economía.

Más allá del regreso de algunas actividades, los economistas tienen fija su mirada en los comportamientos de los consumidores luego del fin de la cuarentena, proyectada para el próximo 25 de mayo en Colombia. Temen que no sean los mismos a los de antes de la emergencia. Se preguntan si los ciudadanos van a salir a las calles a comprar con el desparpajo de meses atrás.

Ver también: El streaming, uno de los ganadores de la industria cultural en tiempos de coronavirus

Felipe Campos, gerente de estrategias e investigaciones de la fiduciaria y comisionista Grupo Alianza, explicó que la recuperación de sectores vinculados a la industria petrolera, por ejemplo, depende de los consumidores finales y su deseo de volver a viajar y usar el servicio de aerolíneas.

Para el investigador, más allá del fin de las cuarentenas, la “gran pregunta” es si "vamos a consumir en el patrón en que lo hacíamos antes”.

“Lo más importante es ver la confianza del mercado frente a todo lo que está pasando y qué tanto las personas van a querer consumir y viajar. Eso está directamente asociado a cómo venzamos al virus. Si, por ejemplo, se halla una vacuna, se tendrá una seguridad enorme y se llegará a la demanda que teníamos”, sostuvo Campos a la Agencia Anadolu.

La respuesta a la gran pregunta más que en las mentes de los economistas se encuentra en las de los psicólogos, quienes podrían interpretar con algo más de precisión los comportamientos con la distensión del aislamiento.

Miguel de Zubiría, psicólogo director de la Fundación Internacional de Psicología Afectiva, relata que los aislamientos han generado impactos diferenciados en las personas de acuerdo a su estado mental.

Zubiría divide a la población a partir de tres tipos de casos: los que se encuentran bien psicológicamente; otros con algún tipo de problema específico, y los que tienen depresiones, cuadros de ansiedad e incluso pensamientos suicidas.

Para el psicólogo, es claro que las personas del primer grupo saldrán de los aislamientos a consumir, a cumplir los proyectos que quedaron aplazados, que pueden incluir viajes, negocios, cenas con amigos, compras que estuvieron inhibidas, cambios de trabajos y hasta la creación de nuevas empresas.

“Les va a pasar como a un prisionero, que lo primero que hace cuando sale de una cárcel es visitar a sus amigos, ir a bailar, tener sexo, mejorar su vida y adquirir comportamientos, en general, que propician el consumo”, aseveró Zubiría a la Agencia Anadolu.

Pero el psicólogo afirmó que el comportamiento de otras personas, en particular de quienes se encuentran en el grupo de las depresiones y las ansiedades, será diferente. En esa población es de esperarse que baje el consumo debido al temor que pueden tener a reactivar sus propósitos, lo que conlleva, además, problemas de soledad, opina el experto.

Al hablar de sectores del comercio que sufrirán cambios, Zubiría vaticinó que el de la aviación, aunque estará suspendido, será por un corto tiempo. “Estoy seguro que los precios del petróleo subirán de nuevo, porque las personas que van a viajar, a comprar un carro y a moverse, jalarán el consumo”, sostuvo.

Para el psicólogo, hay unas necesidades afectivas superiores a posibles fenómenos que surjan con las cuarentenas, como la denominada “vergüenza de volar” por el uso de petróleo de las aerolíneas.

“Hay personas que van a querer seguir cumpliendo sus sueños y viajar, mientras se encuentra una manera con la que se remedie la contaminación que pueda ocasionar un vuelo”, manifestó Zubiría.

Ver también: ¿Cómo afecta el distanciamiento social y la pandemia la mente de las personas?

Piedad Ramírez Pardo, psicóloga docente de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Colombia, le explicó a la Agencia Anadolu que los sectores vinculados al bienestar y al cuidado de la salud y del medio ambiente tendrán un consumo importante al finalizar los aislamientos. “Además, vamos a buscar estar más preparados ante la contingencia, por lo que puede aumentar la compra de seguros”, sostuvo.

“Con respecto a los viajes, como la pandemia nos ha quitado movimiento, la gente va a querer cumplir sus sueños, y viajar es el de muchos”, afirmó la docente.

En contraste con las perspectivas de los psicólogos y las expectativas de los economistas, en Colombia el pasado jueves se publicó el índice más bajo de confianza del consumidor en la historia. Para el mes de abril, cayó a un -41,3%, según el centro de investigación Fedesarrollo.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), publicado por Fedesarrollo, resume la disposición de los individuos para realizar gastos en bienes durables, como muebles, electrodomésticos, vehículos e, incluso, en decisiones de más largo plazo como la compra de una vivienda.

El panorama del consumo es sombrío de momento en Colombia, con el indicador de desempleo en 12,6% y una necesidad de vencer al virus, que ha dejado 407 fallecidos y 9.456 pacientes contagiados en el país.

Ante un presente sin luces, el futuro con sus incertidumbres se vislumbra con más optimismo una vez que la COVID-19, en un escenario ideal, pierda la batalla.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.